Dominados por el apocalíptico dinero

 La ficción del dinero ha dominado de tal manera los 5000 años del ciclo de la historia babilónica, que como consecuencia ha traído tras de sí: el temor a los impuestos, la guerra, la dominación imperial y el dominio cruel y poluto. De hecho prácticamente toda institución del mundo moderno está gobernada y manipulada por el dinero.

Las masas de dinero que se manejan en el mundo es de tan colosal magnitud que, a pesar de que son pocos los países que la poseen, es precisamente el estado imperial de los Estados Unidos de Norteamérica el que ocupa el primer lugar con 13 mil quinientos billones de USD$, seguidos bien distante por Japón con 3 mil quinientos billones y China en el tercer lugar con 3 mil doscientos billones de dólares (Alemania en el cuarto puesto, con 3 mil billones, fue desplazada recientemente por China…).

Por tanto, se infiere a todas luces desde este filantrópico escenario, que todas las instituciones del mundo moderno están tuteladas, servilmente asociadas y “dominadas por el apocalíptico dinero”.

Llama poderosamente la atención el apocalíptico informe de Fox News del 20 Feb 2009 (The War Roon-“La Sala de Guerra” que conduce el periodista Glenn Beck), quien coincide con un primer informe de la CIA de la era Obama, difundido la semana , en el cual se evalúa  que la crisis financiera internacional representa actualmente la amenaza número uno a la seguridad nacional de los Estados Unidos. Y, recién el martes 10 de este mes, noticias EFE recoge una información en la que Obama declara que, “el lugar de EEUU como líder se encuentra en peligro” (…)  

Ante la dantesca debacle que viven los capitalistas en el recién iniciado siglo XXI, cabe preguntarse si son los Estados Unidos, en su papel de policía del mundo y abanderado de la policéfala Hidra de Lerna, el que más réditos ha de cosechar por su ponzoñoso y despiadado protagonismo contra los más débiles y desposeídos del planeta. 

No es coincidencia ni mesmerismo terapéutico, lo que vaticinan muchos sobre el fallecimiento del viejo ciclo (cambio de época…, a decir de Rafael Correa), en el que la ficción del dinero y sus mecanismos de apoyo perpetuantes –el sistema económico y los gobiernos mundiales— son actualmente la causa del caos y desplome de todo lo que nos rodea.

Para la oligarquía gobernante, el colapso financiero económico será la causa de un mayor afianzamiento y un endurecimiento de las arterias del poder. En lugar de enfrentar el hecho de que el antiguo juego se acabó, ellos preferirán resistir cada vez más fuerte. En lugar de entregarse a lo nuevo seguirán tratando de reforzar las instituciones fallidas, causando una línea divisoria, aún mayor, entre los que tienen y los que no tienen; de la que esta última se incrementará en gran número con la pérdidas de bienes inmuebles, falta de trabajo y el creciente desempleo pasando la cuenta.   

¿Es el 2009 el preludio de la gran debacle? No sólo tenemos la crisis del calentamiento global y la guerra al terrorismo, sino que ahora se suma también la crisis financiera de los mercados mundiales - ¡una triple crisis mundial! La guerra al terrorismo y el calentamiento global son los resultados de la dominación del dinero en la mente humana y la que ha moldeado nuestro carácter; fomentando la codicia y la negligente, si no insensible, indiferencia a la violencia y a la destrucción de la naturaleza. Esta triple amenaza es la crisis terminal de la civilización

joseagapo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1767 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad