Es Europa un continente epistemológicamente racista

La historia de Europa esta plagada de plagios, aunque la matriz de opinión mundial diga lo contrario. Grandes hallazgos orientales, indígenas, y del mundo Árabe, como es la astrología, la filosofía, el arte de negociar y muchas ramas del conocimiento mas, han sido apropiadas después de 1492 cuando se convierten en eje del poder mundial con la nefasta colonización de América. Desde que Europa se convierte en un nuevo poder del sistema/mundo hasta nuestros días, los libros e intelectuales europeizados vomitan a diario la supuesta evolución lineal del viejo continente, quien gracias a sus capacidades intelectuales y su alta productividad en el trabajo, los ha hecho convertirse en una poderosa y desarrollada región, cosa que no es para nada cierto.

Este es el mismo punto de vista euro-céntrico que interpreta que en términos sociales e históricos, no se llega a la modernidad con el comienzo de la Edad Moderna en el siglo XVI, sino tras la transformación de la sociedad preindustrial, rural tradicional a la sociedad industrial y urbana moderna; que se produce con la Revolución Industrial y el triunfo del capitalismo. Esto quiere decir que ubican entre la segunda mitad del siglo XVIII al surgimiento de la modernidad como tal.

La verdadera importancia de ubicar al surgimiento de la modernidad en el siglo XVI y no en el siglo XVIII, donde lo ubica la corriente euro-centrista, es precisamente desenmascarar el carácter racista, excluyente, colonizador e hipócrita de la modernidad europea y su supuesto desarrollo continental. Esta modernidad europea no pudo existir de ninguna manera sin la colonialidad, la cual es constitutiva de la modernidad y no derivativa como algunos dicen. La intención euro-céntrica y descarada de colocar este surgimiento en el siglo XVIII, invisibiliza todo un proceso de colonización asesina surgido a partir de 1492 y la colonización de America. Pretende ocultar casi dos siglos en donde se desarrolla todo un proceso de colonialidad, y nace también una nueva distribución racial en la organización social. Esta visión niega el carácter irracional y violento del desarrollo Europeo que antes de 1492 se encontraba en crisis, mientras surgía un claro desarrollo de las Zonas Árabes en expansión. Todo un desarrollo del llamado “viejo continente”, gracias al feroz ultraje de las riquezas y tierras conquistadas en América.

Tal y como dice Aníbal Quijano; Ya en su condición de centro del capitalismo mundial, Europa no solamente tenía el control del mercado mundial después de 1492, sino que pudo imponer su dominio colonial sobre todas las regiones y poblaciones del planeta, incorporándolas al “sistema mundo” que así se constituía, y a su específico patrón de poder. Evidentemente esto hizo que se crearan en varias regiones una nueva reinterpretación de la historia, pues desde Europa se le fueron atribuidas nuevas identidades geo-culturales. Así pues la historia de Europa que se conoce en esos tiempos e incluso hoy en día, esta llena de claros plagios hechos a otras civilizaciones; como es el caso de la descarada apropiación de los descubrimientos árabes por el occidente del mundo. Se puede decir entonces claramente que Europa como nuevo poder hegemónico del nuevo sistema mundo, se apropió de fundamentales elementos culturales, económicos, y todos los componentes que produzcan un nuevo tipo de conocimiento, ya que representaba un nuevo sistema hegemónico de poder.

La visión Euro-céntrica de la civilización lineal, establece un carácter de superioridad racial, lo que los llevo a pensarse como los más modernos de la humanidad, los más evolucionados de la especie humana. Lo que esconden descaradamente los defensores de la modernidad europea, es que la parte mas avanzada de ese mundo del Mediterráneo, antes de América; a donde ellos apelan para justificar sus tesis, era islamo-judaica. Si ubicamos a la modernidad como lo nuevo, como el desarrollo de las civilizaciones, es absurdo que se quiera atribuir la modernidad como parte intrínseca de Europa, ya que seria una europeización del concepto y mas nada.

Tal y como dice W. Mignolo, la colonialidad puede llamarse como “el otro lado” de la modernidad, “el lado oscuro”. Un lado que pretende esconder la modernidad europea para no evidenciar que el surgimiento del capitalismo y la burguesía, es producto de una acumulación originaria de capitales conquistados sangrientamente a la fuerza. Un proceso de Colonialidad que el euro-centrismo pretende esconder ubicando al surgimiento del modernismo en el siglo XVIII, y no en el siglo XVI.

adaleduardo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3487 veces.



Adal Hernández


Visite el perfil de Adal Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: