!Y el Gobierno no caerá!

Podemos imaginarnos los ciento y cientos de miles de personas, quienes a lo largo y ancho del planeta se preguntan a diario: ¿Que pasa en ese país, Venezuela, que con todo lo que le hacen, el gobierno no cae? También dirán: "Con muchísimo menos de lo que ocurre en ese país, han caído gobiernos, cortado cabezas, rodado ideologías y credos políticos" Pero realmente ¿que es lo que pasa con estas Venezolanas y Venezolanos?

Antes de tratar de aproximarnos a buscar una respuesta a este aparente acertijo, debemos hacer un breve recuento del inicio de la llamada Revolución Bolivariana, cuando el Comandante Hugo Chávez arranco con su Proyecto. El consideró muy seriamente algunos elementos básicos y fundamentales para echar a andar dicho Proyecto. Entre ellos tenemos algunos:

1) La elección de la Asamblea Nacional Constituyente.

2) La promulgación de la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

3) La incorporación al discurso político del venezolano del Referendum Revocatorio.

4) La consolidación de la unión Cívico-Militar, con la respectiva transformación de las Fuerzas Armadas Bolivarianas y la creación de las Milicias Bolivarianas.

5) La modernización y equipamiento de las Fuerzas Armadas Bolivarianas.

6) La progresiva inclusión de los sectores más desposeídos en los programas de salud y educación, así como el acceso al sistema bancario.

7) Una redistribución más justa de la renta petrolera, con énfasis en los más desposeídos.

8) La definición y señalamiento con suma claridad, que nuestro principal y sangriento enemigo es "Los Estados Unidos de Norteamérica"

Desde el mismo momento en que el Comandante Hugo Chávez ganó las elecciones en 1.998, comenzó el gran operativo del gobierno norteamericano, cuyo objetivo era liquidar al costo que fuera la Revolución Bolivariana y a sus líderes. A partir de allí, hasta el día de hoy, ha sido una historia de nunca acabar. Cada semana aparece algo nuevo, casi siempre una nueva intimidación, una noticia falsa o un falso positivo, las cuales en pocos días se caen por su propio peso, pero enseguida aparecen otros elementos desestabilizadores.

El cerco de Colombia, Brasil y ahora Guyana, representa una fase avanzada del Plan Maestro creado en el Departamento de Estado norteamericano y puesto en ejecución por la CIA. Sí a eso le agregamos la despiadada guerra económica; la pulverización de nuestra moneda; la inflación, tal vez la más grande en la historia, muchísimo más que las históricas ocurridas en Brasil y Chile; la manipulación del dinero en efectivo; la pretendida dolarización, estimulada por el sector comercial y bancario, no nos queda la más mínima duda, que en efecto el asedio continúa y se ha acentuado. Quien lo puede negar!

Por otro lado, las trabajadoras y trabajadores de este país, campesinos, estudiantes, junto con los técnicos y profesionales, saben perfectamente quienes son sus enemigos y de lo que son capaces.

También saben que es lo que quieren y como se han vendido al peor postor. Nada les importa, salvo sus intereses. Ese pueblo, conoce además, las trayectorias y alianzas de nuestros acérrimos y abiertos enemigos, resaltando el gobierno estadounidense y el colombiano, independiente de cualquier partido que gobierne.

Todos nuestros connacionales ven un gran peligro sí estas fuerzas anti-venezolanas y enemigas del pueblo, llegan al poder, alentadas y subvencionadas por el gobierno estadounidense. Todos los beneficios y reivindicaciones desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos, la persecución será implacable, o ya se olvidaron de la pequeña demostración durante el golpe del 2.002, en el cual los zafios de Leopoldo López y Henrique Capriles iban a la cabeza.

El pueblo que sufre y lucha sin cesar por sobrevivir tiene, aunque ustedes no lo crean, claridad política y ha entendido las propuestas del Proyecto Socialista, planteadas en la Revolución Bolivariana.

Es entonces a partir de allí, que solo nos queda un paso para entender por que esa inmensa masa de venezolanas y venezolanos es tan solidaria con el Gobierno actual y explicaría lo que haya que hacer para evitar el manoseado "Ya va a caer". Y es que no va a caer, lo pueden ir anotando por allí!

Finalmente, debo continuar insistiendo una y otra vez, que debemos reinventarnos, luchar y luchar, resistir y resistir, pues no tenemos otra alternativa contra el asedio y el odio que nos rodea, ya sin ningún disimulo, de los gobiernos norteamericano y colombiano. No pasarán!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 735 veces.



Josefa Contreras


Visite el perfil de Josefa Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: