El fantasma del comunismo sigue recorriendo el mundo

Margaret Thatcher confesó su participación en la caída de la URSS a fin de evitar que los éxitos económicos alcanzados por esa confederación de países socialistas, terminara expulsando a las naciones capitalistas del mercado mundial...

Su instrumento perfecto para lograr el objetivo de borrar todo vestigio de comunismo de la URSS que pudiera propinarle una muerte segura al capitalismo, fue Mijaíl Gorbachov, quien confesó haberlo sido, en una conferencia que dictó en la Universidad Norteamericana de Turquía, diez años después, en el año 2000. Si bien algunos analistas pro occidentales, niegan que Gorbachov haya hecho ese reconocimiento, es bien importante resaltar que hasta la fecha, él no lo ha desmentido. (1)


Muy por el contrario, desde nuestra mirada, Gorbachov reconoció haberlo confesado, en la oportunidad en que expresó sus palabras de condolencia una vez que se enteró de la muerte de la primera ministra Británica, el 8 de abril de 2013: "Las noticias sobre (su) fallecimiento (..) son tristes", "la relación personal al final tomó forma, convirtiéndose en cada vez más amistosa. Al final, conseguimos llegar a un entendimiento común y eso contribuyó a cambiar la atmósfera entre nuestro país (Unión Soviética) y Occidente y el fin de la Guerra Fría", para agregar que (..) "Permanecerá en nuestro recuerdo y en la historia" (https://rebelion.org/se-abre-paso-la-verdad-sobre-la-caida-de-la-urss/). Además de esta evidencia que muestra como muy obvia, su traición, en abril del 2007, Gorbachov funda el Partido Unión de Socialdemócratas y al año siguiente, anunció la creación del Partido Democrático Independiente de Rusia, del cual no logramos obtener mayor información.

Mijail Gorbachov

Para no ser tajantes en asegurar que son totalmente falsas las explicaciones que dan como ciertas varios analistas internacionalistas de nuestro mundo occidental, de que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas colapsó por el estado cada día más deplorable de las condiciones de su economía, por su autoritarismo irreductible, por las caídas persistentes del producto interno bruto, por sus atrasos tecnológicos, por causa de una burocracia ineficiente y entre otras, por las condiciones de desigualdades sociales que ya comenzaban a generar malestar incontrolable en la población rusa, tan solo diremos que eventos muy reales ocurridos luego de su desplome, ponen en entredicho tales explicaciones.

Efectivamente, tal inventario de tragedias y errores del Estado Soviético esgrimidos como causales de la desaparición de lo que fue, sin lugar a equívocos, una poderosa potencia, la que, con apenas 20/25 años de constituída (fue creada en 1922), derrotó al poderoso ejército nazi, el que, como sabemos, fue posible que alcanzara tal nivel de desarrollo, debido al respaldo tecnológico y financiero que recibió Hitler de los industriales y financistas del mundo "libre" occidental.

Y hay más. La URSS en agosto de 1949 detona su primera bomba atómica. Ocho años después, en octubre de 1957, coloca el satélite Sputnik 1. Al mes siguiente, en noviembre, lanza el Sputnik 2 con la perrita Laika a bordo. En 1961, el 12 de abril, coloca el primer hombre en el espacio, a Yuri Gagarin, en la nave Vostok 1, siendo el primer humano enviado al espacio, quién estuvo orbitando el planeta durante 108 minutos antes de regresar a territorio de la República de Kazajistán. Importante añadir, que el primer cohete soviético, llamado GIRD, fue lanzado el 18 de agosto de 1933, a solo 16 años del triunfo de la Revolución Rusa. Luego, el 25 de noviembre de ese mismo año, lanzó un cohete híbrido de combustible especial llamado GIRD-X. Siete años después, entre 1940-41, se llegó a otro avance en la propulsión de cohetes para producir en serie para el sistema de Cohetes Múltiples Katiusha .

Con relación a la derrota que le propinó el ejército de la URSS a las tropas del nazismo, vale observar que eso sucedió durante lo que fue la última batalla de la Segunda Guerra Mundial, librada entre el 16 de abril y el 2 de mayo de 1945 con la capitulación de Alemania firmada el 8 de mayo de 1945 en Karlshorst, en la persona de su Comandante Supremo, Wilhelm Keitel y el Mariscal soviético Georgy Zhukov y una pequeña delegación aliada. (2)

Pero vayamos a los dos sucesos a que nos referimos en la introducción, que ponen muy en duda que las causas de la implosión de la URSS fueron las que enumeramos, por lo que ello demanda de una revisión seria y bien profunda de parte de fuentes imparciales y objetivas que nos permitan precisar la (s) reales causas de la caída de la URSS:

 

 

1) REFERÉNDUM SOBRE EL FUTURO DE LA URSS

El día 17 de marzo de 1991, diez meses y unos días antes de su "colapso", que sucedió el 25 se diciembre de ese año, se celebró un referéndum sobre el futuro de la Unión Soviética con la siguiente pregunta para los votantes y respectivos resultados:

"¿Usted considera necesaria la preservación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas como una federación renovada de repúblicas soberanas iguales en la que serán garantizados plenamente los derechos y la libertad de un individuo de cualquier nacionalidad?"

Realizado dicho referéndum, estos fueron los resultados (Fuente Nohlen & Stöver, 2010. Elections in Europe: A data handbook. Nomos Verlagsgesellschaft Mbh & Co. p. 1647):

Total padrón electoral: 185.647.355 (3)

Votos % a favor: 113.512.812;

Votos en contra: 32.303.977;

Votos anulados o en blanco: 2.757.817;

Total de votos emitidos: 148.574.606;

Como conclusión, la población de la Unión Soviética votó en un 78% por conservar la URSS.

 

 

2 ) MARGARET TATCHER CONFESÓ SU PARTICIPACIÓN PARA LA CAÍDA DE LA URSS

 

En 1991, quien fue bautizada como "la Dama de Hierro", la ex Primera Ministra de Inglaterra, Margaret Thatcher (May-1979/Nov-1990), confesó, dos semanas antes de que se conociera oficialmente la caída de la Unión Soviética (25/12/91), durante una conferencia en una universidad estadounidense (Houston, Texas), que era insostenible para el capitalismo seguir admitiendo el sistema de planificación comunista en la economía, el que, con efectivos e inequívocos éxitos, le hace la competencia a nuestro sistema capitalista, al libre mercado y que por eso adoptamos "medidas encaminadas a socavar sus bases y destruirlo.

Esto dijo en esa ocasión Margaret Thatcher:

"La URSS es un país que supone una seria amenaza para el mundo occidental. No me estoy refiriendo a la amenaza militar, en realidad ésta no existía. Nuestros países están lo suficientemente bien armados, incluyendo el armamento nuclear.
Estoy hablando de la amenaza económica. Gracias a la economía planificada y a esa particular combinación de estímulos morales y materiales,
La Unión Soviética logró alcanzar altos indicadores económicos.
El porcentaje de crecimiento de su Producto Nacional Bruto es prácticamente el doble que en nuestros países. Si añadimos a esto los enormes recursos naturales de los que dispone la Unión, con una gestión racional de la economía, son más que reales las posibilidades que tiene de expulsarnos del mercado mundial.
(…)
Por eso siempre hemos adoptado medidas encaminadas a debilitar la economía de la Unión Soviética y a crear allí dificultades económicas, donde el papel principal lo jugó la carrera de armamentos.
Un lugar importante en nuestra política era la toma en consideración de las flaquezas de la constitución de la URSS. En el plano formal, ésta preveía la salida inmediata de la URSS de cualquier república que así lo desease, mediante la decisión de su Soviet Supremo y por mayoría simple.
Cierto que la realización de ese derecho era prácticamente irrealizable debido al papel cimentador del Partido Comunista y de los órganos de seguridad. Y a pesar de todo, en esta particularidad constitucional teníamos potenciales posibilidades para nuestra política.
Por desgracia y pese a todos nuestros esfuerzos, durante largo tiempo la situación política en la URSS siguió siendo estable durante un largo periodo de tiempo. Teníamos una situación complicada, sin embargo al poco tiempo nos llegó una información sobre el pronto fallecimiento del líder soviético y la posibilidad de la llegada al poder, con nuestra ayuda, de una persona gracias a la cual podríamos realizar nuestras intenciones en esta esfera.
Esa era la valoración de mis expertos. Siempre propicié la formación de un grupo cualificado de expertos sobre la Unión Soviética y cuando la situación lo requería fomentaba la emigración de la URSS de los especialistas necesarios.
Esa persona era Mijaíl Gorbachov, a quien nuestros expertos calificaban como una persona imprudente, sugestionable y muy ambiciosa. Él tenía buenas relaciones con la mayoría de la élite política soviética, y por eso su llegada al poder, con nuestra ayuda, fue posible.
La actividad del frente popular no requería de grandes inversiones: hablamos de gastos en multicopistas y de respaldar económicamente a funcionarios. Sin embargo lo que requería fondos considerables era el apoyo a las prolongadas huelgas de mineros. Grandes debates entre los expertos levantaba la cuestión sobre la candidatura de Borís Yeltsin en calidad de líder de ese frente popular con la perspectiva de su consiguiente elección al Soviet Supremo de la Federación de Rusia, en contrapeso al liderazgo de Gorbachov.
La mayoría de los expertos se pronunciaban en contra de la candidatura de Yeltsin, debido a las particularidades de su carácter y a su pasado.
Sin embargo se produjeron los contactos correspondientes, los acuerdos y la decisión de forzar la candidatura de Yeltsin fue la que definitivamente se adoptó. Aunque con gran dificultad, Yeltsin salió elegido Presidente del Soviet Supremo de Rusia y acto seguido se adoptó la declaración de soberanía de Rusia.
La cuestión era ¿de quién ?, si la URSS fue en su día creada en torno a Rusia. No se entiende.
Ése fue sin duda el comienzo de la desintegración de la URSS. A Yeltsin se le prestó una ayuda determinante durante los sucesos de agosto de 1991, cuando la cúpula que gobernaba la URSS bloqueó a Gorbachov, e intentó restablecer la integridad de la URSS … Los partidarios de Yeltsin resistieron, y éste adquirió un poder real, significativo, aunque no total, sobre los órganos de seguridad.
Todas las repúblicas de la Unión aprovecharon la coyuntura para declarar su soberanía, aunque algunas lo hicieran de un modo un tanto sui géneris sin descartar su permanencia dentro de la Unión. De modo que ya se ha producido de facto la disolución de la Unión Soviética, aunque de iure continúa existiendo. Pero les aseguro que en los próximos meses recibirán la noticia de la formulación jurídica de la disolución de la Unión Soviética." (4)

Los comentarios sobre estas declaraciones de la ex Primera Ministra de Inglaterra, -obviamente- están de sobra. Es tajante con su argumentación de que el esfuerzo de los factores del poder del mundo capitalista occidental dieron al traste, luego de lo que fue una larga y quizás ardua tarea de compra de conciencias, con la disolución de la URSS.

Pero agreguemos seguidamente las cifras sobre la economía de la URSS, que nos aporta la estudiosa e investigadora, Economista, Pascualina Curcio, en artículo bajo el título "Desmontando la falacia del ’fracaso’ económico, social y político del socialismo en la URSS·, publicó en el página digital cronicon.net (5):

-La URSS creó por primera vez el sistema de educación gratuito hasta el nivel universitario. La tasa de analfabetismo en 1890, durante el zarismo, era 85%, en 1917, cuando inició la Revolución Bolchevique, era 79%, en 1939 descendió a 19% y en 1959 llegó a 1%. Para el año 1969, la URSS era un país libre de analfabetismo.

-La inversión en la URSS a finales de la década de los 80 superó la de EE.UU., la de Francia, Alemania y Gran Bretaña.

-Mientras EE.UU. alcanzó niveles de desempleo que ascendieron al 23% durante la Gran Depresión, en la URSS se registraba pleno empleo, el cual se mantuvo hasta 1988.

-Los servicios sanitarios de la URSS, tanto preventivos como terapéuticos, están gratuitamente a disposición de todos los ciudadanos sin distinciones económicas o sociales. La labor de los sanitarios, tanto de los especialistas médicos más calificados, como de los feldshers, llega a todos los hogares, incluso a los de las localidades más remotas e incomunicadas. Naturalmente, ello sólo es posible en virtud del carácter estatal de la medicina soviética y, aunque no se prohíbe la práctica privada, ésta es tan restringida que no influye perceptiblemente en la organización general de los servicios sanitarios del país

-La esperanza de vida al nacer de los rusos aumentó durante la Revolución. Pasó de 40 años en 1920 a los niveles más altos (69,4 años) a finales de la década de los 80. Al disolverse la URSS, se desplomó la esperanza de vida en Rusia. En menos de 5 años pasó de 69,4 en 1988 a 64,4 años en 1994.

-La tasa más baja de mortalidad, para el caso de las mujeres, se registró durante la década de los 80. En 1988 morían 110 mujeres por cada 1000. A partir de 1991, y en menos de 5 años, dicha tasa aumentó 62%.

-Los niveles más bajos de casos de tuberculosis se registraron durante la década de los 80. A partir de 1990, una vez disuelta la URSS, se comenzó a evidenciar un repunte.

-El consumo de alimentos del pueblo soviético era el más alto al compararlo con Europa, EE.UU. y España. Alcanzó en 1989 las 3.500 kilocalorías diarias por persona. Sin embargo, a partir de 1990 comenzó a descender. En 1991 se ubicó en 2.800 kilocalorías diarias, recordamos que la FAO establece como mínimo, para garantizar seguridad alimentaria, 2.780 kilocalorías. Mucho se dijo acerca del bajo consumo de carne de la población soviética.

-Desde el año 1906 y hasta 1990, la estatura promedio del soviético aumentó, pasó de 1,57 cm a 1,75 cm (1978). Para el año 2008 se registró una estatura menor a la de la década de los 60, 1,67 cm.

-En un informe preparado en diciembre de 1982 por Henry Rowen, presidente del Consejo Nacional de la CIA, y publicado por el comité conjunto de economía del Congreso de EE.UU., se lee : "la economía soviética es altamente autosuficiente y está lejos de experimentar un colapso". Dicho estudio también indicó que "la URSS experimentó un crecimiento económico continuo y una mejoría en el nivel de vida de su población durante los últimos treinta años". Destaca el estudio la habilidad de la economía soviética para mantener su viabilidad ante la ausencia de importaciones. Esa habilidad es mucho mayor que la de la mayoría, y posiblemente todas, de las economías de otros países industrializados.

 

 

_________________________

 

 

Notas:

 

 

(1) Observación que incluimos para mantener nuestra objetividad. He aquí la fuente que reseña dicha confesión:

 

https://heraldocubano.wordpress.com/2017/09/18/se-abre-paso-la-verdad-sobre-la-caida-de-la-urss/

 

(2) Un día antes, el 7 de mayo de 1945, en los cuarteles de la Fuerza Expedicionaria Aliada (SHAEF) en Reims, Francia, el General, Alfred Jodl, ayudante personal de Wilhelm Keitel firmó el acta de rendición incondicional para todas las fuerzas alemanas ante los Aliados. y es por ello que la URSS demandó que la Capitulación de Alemania la aceptara con su firma, el Comandante Supremo de sus ejércitos, el Mariscal de Campo, Wilhelm Keitel, tal y como sucedió el día 8 de mayo.

 

(3) Fuente: Nohlen & Stöver, 2010. Elections in Europe: A data handbook. Nomos Verlagsgesellschaft Mbh & Co. p. 1647.

(4) http://izquierdahispanica.org/2012/thatcher-urss/

 

(5) https://cronicon.net/wp/desmontando-la-falacia-del-fracaso-economico-social-y-politico-del-socialismo-en-la-urss/,

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 716 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: