No maten a Chávez que ya otros lo asesinaron...

Lo anterior fue el clamor de un viejo hombre del pueblo, un campesino de Curiepe, Estado Miranda, cuya expresión de vitalidad, esperanza presente y futura, así como la fuerza de lucha para la resistencia patriótica, fundadas en su sencillez y claridad ideológica, contrastan mucho con la somnolencia, la desesperación y la angustia agónica de algunos jóvenes y contemporáneos que, aun declarándose dizque chavistas, han caído en la jugada contrarrevolucionaria de atacar al proceso revolucionario…

"¿Qué le parece profesol? ahora saliero unos tales mareados socialistas y otros dique chavistas criticones que quieren matar a Chávez después que otros lo asesinaron…porque cuando atacan a Nicolá que lo puso Chávez y piden el referendo, que también lo puso Chávez, están matando las ideas y el pensamiento de Chávez después de muerto…"

Tan lógicos planteamientos no pueden pasar desapercibidos para quienes desde el comienzo seguimos al Comandante Eterno comprometiéndonos con su "por ahora", y menos para quienes hemos decidido cumplir su última proclama con el llamado vehemente a la "Unidad, Lucha, Batalla y Victoria" para enfrentar las adversidades que ya él conocía bien por haberlas vivido en carne propia, pero también sobre las que su capacidad estratégica pronosticó, entre ellas la traición.

Entendemos perfectamente que quienes conspiraron para asesinar físicamente al Presidente Chávez, intentando con ello detener la Revolución Bolivariana, hoy quieran borrar su imagen imborrable del recuerdo patrio, que incluso busquen desvirtuar su pensamiento revolucionario llegando hasta halagarle para mimetizarse con él y confundir al pueblo en contra del Presidente Maduro. Es tan obvio que no podemos esperar menos de mercenarios de la oligarquía y del imperio.

No obstante confesamos nuestro asombro al comprobar las desaforadas ansias de poder, desfachatez y hasta envidia de quienes hasta hace poco defendían la causa revolucionaria chavista, que se desgarraban las vestiduras como Carmelitas Descalzas en favor de la unidad como "el mayor homenaje al legado de Chávez y su hijo", para ahora pedir el referendo revocatorio presidencial dizque en nombre del chavismo.

Como estrategia política eso me parece de lo peorcito, pues las consecuencias sobre el noble pueblo llano, tan golpeado históricamente por la derecha para que ahora lo golpeemos también con la izquierda, resultan en la absurda, innecesaria y muy peligrosa confusión expresada en el rudo pero muy sabio discurso del campesino paisano del profe Aristóbulo.

No estamos refiriéndonos a quienes estuvieron brevemente y ya salieron de la gestión del Presidente Maduro, algunos de los cuales andan tratando de justificar mediáticamente sus razones personales. Eso puede verse como una expresión de la vanidad personal a la que creemos tener derecho quienes asumimos un cargo público pensando en sí mismos, desconociendo que es una función de desempeño transitorio cuando estamos al servicio de la Revolución. Tampoco a los que queriendo entrar no han sido convidados y cuestionan todo lo que otros están haciendo, pues ellos lo harían mejor...

En esta modesta reflexión nos estamos refiriendo de manera muy especial y directamente a las y los valiosos compatriotas que estuvieron gobernando junto al Comandante Chávez, la mayoría también provenientes o aun en ejercicio de la docencia universitaria, cuyas muy respetables posturas ontológicas y desempeños metodológicos "no están siendo aprovechadas actualmente" por el gobierno, que en ningún modo se asuman con derecho de emprender un ataque tan feroz contra la Revolución, porque "por ahora" no gobiernan.

No comulgamos con "males necesarios", tampoco creemos en las defensas a ultranza, en las nefastas solidaridades automáticas o en posturas conformistas. Los revolucionarios no podemos ser eunucos políticos y mucho menos practicar borreguerismo ideológico, pero reiteradamente hemos preguntado a camaradas "críticos" del Estado Miranda, si es verdad que prefieren el actual desastre caprilero a la gestión de Diosdado Cabello. Hasta ahora no hay respuestas serias. Igualmente nos responden "críticamente mutis" cuando les hemos preguntado si prefieren la actual AN adeco-justiciera que a una mayoría patriótica y bolivariana, lo que nos permite deducir que efectivamente prefieren como futuro Presidente a un pupilo de Macri que a uno de Chávez…

Por eso a los camaradas exministros, exviceministros, les pedimos que reflexionen y no se conviertan en exchavistas también que el pueblo no se los perdonará, pues como dice el viejo curiepero: No maten a Chávez que ya otros lo asesinaron...

(*) Economista Agrícola.

Profesor de la UPT "Argelia Laya".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2587 veces.



Albano A. Zambrano

Economista Agrícola. Profesor de la UPT ?Argelia Laya?

 albanozam@hotmail.com

Visite el perfil de Albano A. Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Albano A. Zambrano

Albano A. Zambrano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social