las mentiras de la humanidad

Una de las tantas frases históricas de nuestro gran Libertador Simón Bolívar, que saco del closet nuestro Presidente eterno el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, es aquella que dice "mas nos han dominado por la ignorancia que por la fuerza", con el respeto debido a nuestro Libertador me permito ampliarla así: "mas nos han dominado por la ignorancia y la mentira que por la fuerza"

La mentira ha sido es y pretenderá ser hasta cuando ellos puedan, una de las armas mas poderosas de los explotadores de pueblo en toda la historia de la humanidad. Ejemplo los hay por millones pero para ejemplarizar con los más importantes podemos mencionar los siguientes:

· El relato de Adán y Eva

· El descubrimiento de América

· La llegada del hombre a la luna

· La eficiencia de la Empresa Privada

de este último me referiré en este articulo de opinión.

Desde que tengo uso de razón he oído con harta frecuencia la eficiencia del empresario privado en las actividades productivas de la humanidad.

De acuerdo a esta teoría y con los siglos de permanencia en el poder de la clase explotadora, desde el jurásico hasta nuestros días pasando por los espantosos años de la edad media (1016 años, desde el 476 con la caída del imperio Romano hasta 1492 con el descubrimiento de América) la vida actual de la humanidad sería un paraíso resultante de ese virtuosismo de eficiencia, capacidad, inteligencia y buenas intenciones de la clase gobernante. Sin embargo, vemos todo lo contrario, millones de niños que mueren de hambre cada día por la elevada eficiencia en destruir las millones de toneladas de alimentos que los trabajadores del mundo producen para la clase explotadora, cientos de familias viviendo en una burbuja de miles de trillones de dólares mientras mas de tres mil millones de humanos viven en la peor indigencia, la vida en el planeta en vía de destrucción con miles de especies desaparecidas y otras tantas en camino de la extinción, recalentamiento global con amenaza de desaparición de la especie humana, destrucción de millones de pobladores con guerras promovidas, desarrolladas y autenticadas por el gran poder mundial entre otras muchas perlas que podríamos seguir mencionando.

Este bello panorama se atribuye a la eficiencia de la clase explotadora que con ciertos cambios de matiz ha sido la misma durante toda la historia de la humanidad salvo el período de la prehistoria en la que los pocos grupos de seres humanos vivían en comunidad social compartiendo el producto de la actividad diaria en una especie de presocialismo.

Si hay algo muy cierto en la "elevadas eficiencia de la propiedad privada" es en su propio beneficio, ahí no hay discusión posible pero en cuanto a mejoras dirigidas a la población, al resto de la comunidad, es tan falso como un billete de trece en Bolívares, Dólar, Euro, Peso, Rublo o Yuan.

No entiendo como puede caber en una cabeza pensante que los dos o tres mil millones de Bolívares que hoy en día entrega el Banco de Venezuela al Estado Venezolano por dividendos anuales y que se invierten en proyectos socio-productivos para beneficiar a millones de venezolanos, puedan ser mejor poseído en las manos de la familia Botín, una decrepita familia española encabezada hasta mediados del 2014 por Emilio Botín, quien heredó de su padre homónimo el Banco Santander, propiedad del emporio financiero español "Grupo Santander" antiguo propietario del Banco Venezuela hasta su expropiación por el Comandante Hugo Chávez. La familia Botín hoy día esta integrada por cinco miembros de los cuales tres son ancianos decrépitos y la única hija del matrimonio, Ana Patricia Botín, heredera directa de la inmensa fortuna de ese grupo empresarial sería la que estuviese recibiendo anualmente esos miles de millones de Bolívares convertidos en Dólares a la tasa preferencial, producto del trabajo de miles de venezolanos que diariamente se sudan el forro trabajando en todas las agencias y sucursales de esa entidad bancaria, para incrementar sus escandalosa fortuna y desperdiciarla en viajes, yates, aviones privados, comelonas, fiestas, bacanales y cuanta banalidad en perversas distracciones son propias de esta clase opulenta.

Una muestra indiscutible de la condición parasitaria de los integrantes de estos grupos económicos a nivel mundial se grafica con el siguiente ejemplo:

Cualquier fábrica esta integrada por tres grupos bien definidos.

1. Los dueños y la alta gerencia

2. Los empleado administrativos

3. Los obreros

Ejemplifiquemos con los siguientes casos:

Que pasaría si:

Al grupo # 3 se le ordena retirarse a sus casas por un mes. Desde el día siguiente se paraliza la producción y solo la empresa puede continuar funcionando gracias a los inventarios en almacén y a la capacidad trabajadora de los empleados administrativos que seguirían vendiendo hasta acabar las existencia en depósitos cuando tendría que cerrar por falta de ingreso.

El grupo # 3 regresa al trabajo pero el grupo # 2 se le ordena retirarse a sus casas por un mes. Si bien se reinicia la producción por la llegada del personal obrero y la existencia de insumos y materia prima, a partir del día siguiente se paralizarían los ingresos de la empresa por cuanto es el grupo #2 los encargados de vender el producto terminado y de formalizar todo el movimiento financiero de la manufactura. El pago semanal del personal obrero dependería de las disponibilidades en depósito bancario y podría ser cancelado mediante una orden expresa de la alta gerencia, pero la producción se paralizaría una vez agotada la existencia de insumos y materia prima.

Los grupos #2 y #3 permanecen en sus puestos de trabajo y el grupo #1 se retira por un año.

La fabrica trabaja armoniosamente sin contratiempos de ningún genero por cuanto los que se fueron no generan ninguna actividad fundamental para el funcionamiento normal de la fabrica ya que solo son los grandes vividores del trabajo ajeno al posesionarse, de manera arbitraria, de la plusvalía de la clase trabajadora. Ese grupo se caracteriza por ser parásitos, chupólogos que como garrapatas le extraen la sangre al resto de los trabajadores para ellos vivir cómodamente.

Entonces, donde esta la eficiencia de esta clase expoliadora del resto de la población? Ellos solo son eficientes para sí, es decir en su propio beneficio por lo que su desaparición de la faz de la tierra sería una bendición para la humanidad.

romeroalberto73@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1964 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a226431.htmlCd0NV CAC = Y co = US