Que falta nos hace Chávez…

Ojala las personas se pudieran reproducir como los árboles, por ejemplo el Samanea saman, simplemente conocido como Samán, es un árbol que de acuerdo a Wikipedia es de la lluvia, campano, cenízaro, cenícero, samán, tamarindo, de hasta 20 m, es uno de los árboles emblemáticos de Venezuela. Yo tengo un camarada de apellido Samán, con quien por algunos años trabajé, y muchas fueron las enseñanzas aprendidas de él, pude apreciar entre otras cosas con qué facilidad mantenía la unidad en un equipo de trabajo, fueran cuales fueran las diferencias.

Ahora bien, Chávez, nuestro querido Comandante, para el gran equipo Venezuela, es la pega que nos une; advertía el líder días antes de irse a la Habana, que estuviéramos alertas porque la derecha comenzaría a hacer toda una serie de comentarios referentes a su condición, pero que también aprovecharían de pescar en río revuelto.

Naguara…ese guaro no es brujo, pero tiene una visión política muy aguda, y miren con muchísima razón lanzó esas advertencias, vemos pues, en el panorama político nacional como estos majunches han arremetido a través de sus medios de desinformación y más cuando saben que llevan las de perder con el asaltante de embajadas, y a cada intento de posicionarlo en el querer del pueblo, la ponen más y más.

Ahora bien, aguas abajo, vemos que tampoco se han quedado dormidos estos grandísimos sinvergüenzas, a quienes te los encuentras en las empresas del Estado, donde no nos queda de otra que tenerlos, porque no es de revolucionarios botar a esa cuerda de, de…, de…, bueno no voy a calificarlos tampoco, pero si puedo decir que, entre sus comentarios preferidos de pasillo y café es desearle la muerte al prójimo, y ya saben a qué prójimo se refieren. Adicionalmente, juegan a la desinformación y desunión, como para que el pueblo chavista que si cree en el proceso revolucionario se desilusione y mande pal carajo todo el terreno ganado a lo largo de 13 años de lucha.

Aquí es donde entra la figura del líder local, esta persona debe con toda su moral revolucionaria impregnarnos de ese espíritu de lucha, de conciencia de clase, distribución de las tareas, con la única intensión de fortalecer y responder a las orientaciones del líder de nuestra revolución bolivariana. Esas personas a su vez deben recibir todo nuestro apoyo en el accionar y cumplimiento de las tareas asignadas, con disciplina revolucionaria, como debe hacerlo un buen militante, eso me quedó del camarada Samán y como diría Calle 13, en su canción El Hormiguero:

Aquí llegaron las hormigas  
Vamos conquistando tierras enemigas  

….

sin disparar al aire, sin tirar misiles,

sin tener que matar gente usando proyectiles,

la guerra la peleamos, sin usar fusiles,

de bloque en bloque como los albañiles.

En otras palabras, trabajando camaradas, creando conciencia y una de las formas que tenemos más accesibles es a través del estudio, leamos aunque sea un poquito todos los días, de Bolívar, Zamora, Rodríguez, Marx, Martí, algo siempre nos quedará para debatir la ponzoña que expulsan los majunches, quienes se las crean todas más una, que de paso, hace que a veces dudemos de nuestras capacidades. He ahí nuestra debilidad, y tenemos que combatirla nosotros mismos, y buscar el tiempo necesario para la organización, el estudio y la planificación del accionar revolucionario para la construcción colectiva de la Patria Buena.

Pa´lante Comandante…lo esperamos.

v2querales@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1764 veces.



Valentina Querales

Ex-presidenta de INDEPABIS Trabajadora de CORPOELEC Lara Vocera de Fábricas e Instituciones GPP Lara

 mtse13deabril@gmail.com

Visite el perfil de Valentina Querales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a140167.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO