(De cómo la plusvalía se transforma en ganancia)

Conozcamos por qué el Capitalista Niega la Explotación (II)

Retomemos las fórmulas:

“ I.’-

C/OT/50+V/50+Pl/50= 150, en la cual la tasa de pl=100%, la de ganancia es 50%, dentro o fuera de la fábrica, en esta o en el mercado, y una composición orgánica= 50/100= 50%.En estas condiciones, el capitalista y sus contables consideran que han rescatado el valor de sus MT y que deben vender por encima de 150, con lo cual lo que realmente hacen es rescatarlos mediante una estafa al comprador de su oferta.

II’.-

C/OT/100+V50+Pl50= 200, para una tasa de ganancia= 33%. Esta baja responde a que el capitalista optaría por una menor composición orgánica = 50/150=33%. En este caso también se genera el proceso de transformación de valores en precios de producción a fin de lograse una tasa común. Sin embargo, tal proceso se obnubila cuando no se refleja el desarrollo de las fuerzas productivas expresadas en los medios de trabajo. Estos detalles los vemos a continuación:

III.-

C/OT100+V/20+Pl/80= 200, pero aquí la tasa de plusvalía es=400%,   y la tasa de ganancia= 66% > 33%, un incremento derivado de una mayor inversión en medios de producción que mejoraron la productividad de los asalariados.” 1

Así, en la fórmula I’:

“C/OT/50+V/50+Pl/50= 150, en la cual la tasa de pl=100%, la de ganancia es 50%, dentro o fuera de la fábrica, en esta o en el mercado, y una composición orgánica= 50/100= 50%.En estas condiciones, el capitalista y sus contables consideran que han rescatado el valor de sus MT y que deben vender por encima de 150, con lo cual lo que realmente hacen es rescatarlos mediante una estafa al comprador de su oferta.”

Allí hemos omitido el costo de los MT; si el fabricante vende por 150, que sería lo correcto, entonces pareciera que ha rescatado sólo su inversión porque la Pl de 50 queda asimilada al valor de los MT (medios de trabajo). Si logra vender en 200, entonces considera que su ganancia de mercado es de 50, pero sabemos que lo que así recupera es el valor de esos MT por haberlos vendido a su clientela. En resumen: primero vende el Pl y cree que ha recuperado sus MT, luego vende a estos y cree que su valor representa la ganancia.

En la f. II:

Ocurre que si la composición orgánica la expresamos en porcentajes representados por aquellos valores:

C/OT/100+V50+Pl50= 200, para una tasa de ganancia= 33%. Esta baja responde a que el capitalista optaría por una menor composición orgánica = 50/150=33%. En este caso también se genera el proceso de transformación de valores en precios de producción a fin de lograse una tasa común. Sin embargo, tal proceso se obnubila cuando no se refleja el desarrollo de las fuerzas productivas expresadas en los medios de trabajo.”

Fórmula II’:

C/66,66+ V33, 33+ Pl/33,33 = 133,33, o sea:

C/OT33,33+V/33,33+Pl/33,33=100,00, para una tasa de Pl=100%, y una t. de ganancia nula, en caso de no recuperar los MT del mercado.

C/(MT/33,33+ OT/33,33)+ V/33,33+ Pl/33,33= 133,33, y así, la t. de g.= 33,33%.

Como este procedimiento implica una estafa al consumidor, veamos qué puede hacerse con la f. II:

Allí se da una tasa de pl =100%, y una c.o. (composición orgánica)= 0,33= V33,33/C/66,66+33,33, por tanto debe considerarse una c.o. mayor, por ejemplo:

III’:

C/20+V/80+Pl/80=C/MT10+OT/10+V/80=180, o sea:

C/OT10+V/80+Pl/80=170, para un tasa de pl=100%, y una t. de ganancia= 70%, en caso de no recuperar los MT del mercado.

En resumen: 1.- Los capitalistas podrían perfectamente recuperar toda su inversión=C/20+V/80, de 170, precio al cual venderían su producción, y les quedaría una ganancia bruta=70, a la cual cargarían los MT=10 para su recuperación y conservación sin vendérselos al consumidor y así dejar de estafarlos. Y 2.- Así estamos demostrando que sólo la explotación mano de obra “viva” es la verdadera fuente de la ganancia, ya que las inversiones con baja composición orgánica, es decir, con elevada inversión en medios de producción y baja en mano de obra, obtienen ganancias a condición de estafar a su clientela mediante la venta a esta de los medios de trabajo cargados al coste de fabricación, a pesar de que estos permanecen como propiedad de los capitalistas.

1 http://www.aporrea.org/actualidad/a126593.html


i Hemos venido creando la serie de entregas virtuales sobre Economía Científica Política, y sobre Economía Vulgar, bajo la envolvente denominación de: “Conozcamos” y afines. Su compilación posterior la llamaré. “Conozcamos El Capital”, un proyecto de literatura económica cuya ejecución se mueve al ritmo y velocidad de los nuevos “conozcamos” que vamos aportando y creando con la praxis correspondiente. Agradecemos a “aporrea.org”, a su excelente y calificado personal, “ductor” y gerencial, toda esa generosa puerta abierta que nos vienen brindando, a mí,   y con ello a todos los lectores virtuales del mundo moderno.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1998 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: