Fortalezas en la Misión Agrovenezuela

Otro inédito impulso recibe la agricultura nacional con la reciente creada Misión AgroVenezuela. Su gran propósito: es democratizar las fuentes de financiamiento y el acceso a nuevas fuentes de tecnologías. Su buen inicio ha sido, el registro-censo de productores agrícolas (191000 registrados. Correo-Orinoco (03/02/2011) que se esta llevando a cabo a lo largo y ancho en toda Venezuela. Acción que ha de traducirse en la posible incorporación masiva de los productores a la actividad agrícola del campo y ciudad. Iniciativas anteriores del gobierno venezolano como los Sistemas de Asociaciones Rurales Auto-organizadas, los Núcleos de Desarrollo Endógeno, los Saraos, la misión Vuelvan Caras, los Huertos Urbanos de la FAO y las Cooperativas, a pesar de recibir el significativo apoyo financiero, no tuvieron el despliegue y la fuerza orgánica para mover tanta gente a trabajar la tierra. Para el año 2009 en los Fundos Zamoranos se habían incorporado aproximadamente 6500 productores.

Este oportuno intento por generar mas actividades agrícolas, necesariamente tiene que ir articulado con las distintas instancias de organización popular que vienen haciendo vida en nuestro proceso de cambio. Los consejos comunales; consejos nacionales de sanidad agrícola integral; las comunas; las cooperativas; las organizaciones de productores entre otras, deben de ir de la mano con la Misión AgroVenezuela. Ello nos plantean las siguientes fortalezas:

1)Aumentará el ingreso de las familias campesinas, mejorando las condiciones de vida de la gente en el campo, traduciéndose en el incremento de la producción de alimentos. Se sigue cerrando la brecha entre la ciudad y el campo en lo que se refiere al ingreso por familia.

2)Esta pequeña y mediana producción agrícola acoge uno de los grandes propósitos de la Misión AgroVenezuela: el acceso a nuevas fuentes de tecnologías. Estas se encuentran en la diversas aplicaciones que nos proporcionan las técnicas agroecológicas. En ese sentido Venezuela, tiene un modesto avance y por ello se le debe inyectar más recursos económicos, logísticos e infraestructura a la producción de insumos o preparados biológicos; avanzar en la creación de más laboratorios rurales y ampliar la formación de técnicos y profesionales en el área de la agroecología para asumir esta gran tarea. Así mismo es imperativo evaluar, re-adecuar y potenciar la plataforma tecnológica existente en el país para la propuesta de desarrollo agroecológico. Se estaría re-tomando y re-vitalizando-se el Plan Nacional de Agroecologia el cual en alguna medida se con-sustancia hacia la Misión AgroVenezuela.

3)En el espacio de la pequeña y mediana producción, es donde se inicia la fortaleza de la producción sustentable y agroecológica, para potenciarse hacia otras dimensiones productivas. Como bien lo dijo el Presidente Chavez “ que no se quede ningún conuquero o productor sin producir por mas pequeño sea su pedazo de tierra”. Esta producción por más pequeña que sea, no puede; ni debe; ni tiene que hacer uso de agrotóxicos u otro tipo de agrovenenos. Promoverlo sería insensato de nuestra parte! La Misión AgroeVenezuela no sería sustentable y ni mucho menos tendríamos acceso a nuevas innovaciones tecnológicas. Debemos recordar que es imperativo parar o frenar la perversa tendencia hacia el deterioro o afección de nuestros suelos. Donde no hemos encontrado innovación tecnológica alguna y mucho menos una producción de alimentos sostenida que nos hable de soberanía agroalimentaria (ver costos pasivos ambientales de agroisleña en http://www.aporrea.org/actualidad/a114066.html y para más detalles ver: www.procesosagroecologicos.wordpress.com
4)Otra fortaleza de nuestra Misión AgroVenezuela, es que vendría a potenciar el Programa Todas las Manos a La Siembra, el cual tiene como un gran propósito: el producir alimentos sanos, sabrosos y sin venenos en las 24000 escuelas y liceos nacionales. Ambas misiones, naturalmente se integran, tiende articularse en objetivos comunes e interdependientes.
5)Las iniciativas anteriores de llegar a integrarse y encontrar las sinergias implícitas en ellas, estarían asentando las bases para conformación de las eco-redes agroalimentarias, las cuales constituyen los nuevos espacios de producción agroecológicas locales, orientados por unidades principales de producción de cultivos en una región específica, las cuales le dan vida a las tantas razones culturales y gastronómicas. Estas eco-redes se estructuran a partir de las distintas combinaciones de alimentos desde nuestros platos de comidas criollas. Se trata, de consolidar las eco-redes del sancocho, del pabellón, de la empanada y otras tantos platos de comida, a partir de la producción de sus cultivos e ingredientes en su localidad. Ello es posible y se encuentra bien sustentado en el ensayo Venezuela Ecosocialista, Un Debate Pendiente, Ed. Portatitulo Mérida, 2010.

Para terminar, debemos tener presente, las tantas interpelaciones que la naturaleza y los fenómenos climatológicos progresivamente nos imponen, exigen irremediablemente re-definir un nuevo orden agrícola-pecuario, máxime si estamos empeñados en construir una nueva sociedad basada en los postulados socialistas. Por ello, necesaria e irremediablemente, la agroecología esta llamada a re-orientar y re-formular las nuevas políticas de soberanía-eco-agroalimentarias. No asumirlo sería avanzar en el deterioro de las nuevas fronteras agrícolas con las múltiples consecuencias ambientales, sociales y de soberanía que ello nos implica.

email: ipiat2000@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7746 veces.



Miguel Angel Núñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: