Funcionarios de inteligencia se la llevaron por varias horas

Mujer fue detenida y luego liberada tras denunciar "mafia de las colas" en una gasolinera "Premium" en Lara

A Lisbeth Soto se la llevaron unos funcionarios (de civil) este viernes a las 10 AM de la estación de servicio del Grupo San Luís, ubicada junto al CC Sambill de Barquisimeto, tras denunciar que allí estaba operando contra los usuarios y usuarias la “Mafia de las Colas VIP”. Sólo a las 4 PM se supo de ella, cuando la soltaron, luego de una intensa campaña de alarma por las redes sociales.

A Lisbeth Soto se la llevaron unos funcionarios (de civil) este viernes a las 10 AM de la estación de servicio del Grupo San Luís, ubicada junto al CC Sambill de Barquisimeto, tras denunciar que allí estaba operando contra los usuarios y usuarias la “Mafia de las Colas VIP”. Sólo a las 4 PM se supo de ella, cuando la soltaron, luego de una intensa campaña de alarma por las redes sociales.

Personas que se identifican como "Red de Resistencia Revolucionaria", desde Barquisimeto, estado Lara, denunciaron que ayer, viernes 18 de junio, la detención arbitraria de una ciudadana que osó reclamar por irregularidades en una gasolinera "dolarizada" en Barquisimeto, propiedad de la esposa de un General. A raíz de eso, una mujer identificada como Lisbeth Soto, fue interceptada por sujetos de civil, vestidos con pantaloncillos tipo "bermudas".

Una campaña relámpago por las redes sociales se desató con gran intensidad, hasta que varias horas después Lisbeth apareció y una minuta aparecida también en las redes sociales informó que se trataba de "funcionarios de inteligencia", adscritos al destacamento 123 de la GNB. Sin embargo, a Lisbeth Soto se la llevaron sin orden judicial ninguna y sin haber ninguna situación de flagrancia, aunque dijeron que la habían detenido por los delitos de "boicot y tráfico de gasolina". Por este tipo de procedimiento, su detención fue interpretada como un "secuestro".

Por lo visto, reclamar lo que se percibe y siente como irregularidades en un servicio de surtido de combustible al público y quejarse de que opera una "mafia de las colas" es considerado un delito, pero por la "movida" de las colas no se practicó detención alguna.

En vista de lo sucedido, familiares de Lisbeth Soto, efectuaron la denuncia de lo ocurrido a esta ciudadana ante los organismos públicos pertinentes. Sectores de la ciudadanía y de la comunidad, entre los que se incluye la "Red de Resistencia Revolucionaria", alzaron su voz de protesta y la mencionada red hizo llegar un comunicado en el que manifiesta:

"Denunciamos publica y enérgicamente dicho procedimiento propio de la política adeca de Rómulo Betancourt de 'disparen primero y averigüen después', porque es violatorio de los derechos fundamentales a la protesta y al debido proceso.

"Exigimos a los organismos competentes, Fiscalía, Poder Judicial de abstenerse de acusar a dicha compañera, pues evidentemente el procedimiento es nulo pues no estuvo ajustado a derecho".

"Exigimos a la Defensoría del Pueblo y a la Fiscalía que procese la denuncia realizada por los familiares de la compañera y procedan con la respectiva averiguación por violación de los derechos de la compañera, por simulación de hecho punible y por asociación para delinquir, ya que a todas luces esa acción fué realizada 'supuestamente' para combatir la corrupción en la estación de servicio, como si los pendejos de la cola tuvieran la posibilidad de meter gente! (si la tuvieran no harían la cola)".

"Condenamos esta y todas las actuaciones que estén orientadas a reprimir y amedrentar la acción de lucha, protesta y denuncia del pueblo".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7364 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter