De lo panfletario a las acciones creadoras de los trabajadores eléctricos agregue

Conciencia del deber social

Expresa Galeano en su libro Patas arriba, La escuela del mundo al revés que las personas sienten miedo de perder el trabajo, y claro, es completamente válido en un sistema capitalista, donde la vida del ser humano solo importa cuando está al servicio del capital, sin embargo, en la Venezuela de hoy 2012, es absurdo tener estos miedos, pues contamos con un líder que se ha declarado obrerista, y que ha hecho todo lo necesario desde el mismo momento que asumió la Presidencia de la República por los trabajadores y trabajadoras.

A tal efecto, resulta Patas arriba, que el sindicato de trabajadores SITIEL, utilice su medio de información oficial El Nuevo Pararrayos, para descalificar públicamente a trabajadores y trabajadoras.

Es inconcebible, que se trate de generar el miedo a perder el trabajo, por quienes se esconden detrás de este panfleto de carácter anónimo, pues independientemente que sea el “órgano informativo” del Sindicato, en sus escritos no aparecen los autores de los adefesios que suscribe SITIEL, y el cual se hace llegar de manera muy exclusiva a las diferentes áreas de la Corporación Eléctrica en Lara. De verdad me siento preocupada que las palabras de reflexión emitidas por mi persona el día 22-03-12 en el auditorio de la sede de CORPOELEC Lara, fueran consideradas como “unos minutos que les dedique”.

No, no y no deben ser vistas como unos minutos de dedicación a nadie en particular, si es que consideran que voy a perder mi tiempo de esa manera. Mis palabras, fueron un irrestricto apoyo:

    1.Al líder de la revolución venezolana, el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

    2.A los llamados de organización, planificación y de UNIDAD que ha realizado el único líder de este proceso, a los y las socialistas, militantes del PSUV.

    3.Al pueblo larense, a quienes debemos brindar el servicio, como un derecho establecido en la 2da línea estratégica del Plan Simón Bolívar 2007-2013 “Alcanzar la suprema felicidad social”.

    4.Al camarada, Juan Alexis Rivero, como Subcomisionado de Distribución y Comercialización, quien en la búsqueda de soluciones realizó una exposición de la situación y una propuesta para ubicar en conjunto con los trabajadores y trabajadoras, soluciones a las diferentes problemáticas.

Estas propuestas pueden surgir, como de hecho se han realizado, en jornadas de TRABAJO VOLUNTARIO, como una de las formas que en revolución se hacen las cosas. El ejemplo de Ernesto Che Guevara es harto conocido, cuando dejaba de ser Ministro para pasar a cortar caña o cargar sacos en las fábricas, decía al respecto: lo importante es que una parte de la vida del individuo que se entrega a la sociedad sin esperar nada, sin retribución de ningún tipo, y solamente en cumplimiento del deber social. Pero imagínense Ustedes, camaradas, cuando ese trabajo voluntario se realiza usando nuestros conocimientos, haciendo lo que sabemos hacer, en beneficio del pueblo, los resultados los veremos en la construcción del socialismo, como vanguardia trabajadora.

Con lo sacado a relucir en el panfleto “Órgano informativo del Sindicato SITIEL”, de fecha Marzo 2012, Nro. 2, me vienen a la cabeza las siguientes preguntas:

¿No podemos expresarnos los y las socialistas abiertamente como chavistas, revolucionarios y militantes del PSUV?

¿Seremos sometidos a insultos, atropellos, comentarios e incluso difamación e injuria toda vez que apoyemos al Comandante Chávez, al proceso revolucionario, a la institución y al camarada Juan Alexis Rivero?.

¿Es una provocación de un sector de la derecha sindical, que no entienden los criterios de austeridad, manifestándose incluso en medios de desinformación regionales (Impulso y replicado por Noticias24.com) sobre los retrasos que todo proceso de transición lleva consigo?

¿Es malo que los y las socialistas conozcan de la realidad por la que atravesamos y se busquen soluciones de manera conjunta, de abajo hacia arriba?

¿Es correcto que a través de un ORGANO DE INFORMACIÓN, se difame como hasta ahora lo he visto, de manera contumaz, a los trabajadores y trabajadoras SINDICALIZADOS, SOCIALISTAS, REVOLUCIONARIOS Y MILITANTES DEL PSUV?

¿No estará acaso el sindicato violando los derechos que tienen trabajadores y trabajadoras consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, de expresarse libremente?

¿Por qué se molestan los “camaradas” que escriben el panfleto El Nuevo Pararrayo, por la convocatoria abierta, pública y notoria, realizada por el camarada Juan Alexis Rivero?

¿Cuáles son las razones por las que el Sindicato o el Frente de trabajadores socialistas, (valga decir que ahora nos prohíben volver a convocar a través del Frente), no ha hecho un llamado a los y las socialistas en torno al trabajo que hay que desarrollar de cara al 07 de Octubre de 2012?

¿Cuál es la verdadera finalidad de las declaraciones realizadas a medios opositores?¿Calentarle la cabeza a los trabajadores y trabajadoras?

Ahora bien, estoy completamente segura que si hay revolucionarios en el sindicato, porque quienes llegamos a ese auditorio de manera voluntaria y consciente de la situación política que atraviesa el estado Lara, también estamos sindicalizados, les guste o no. Y sin detrimento de las relaciones de compadrazgo, lazos familiares, de amistad, quienes asistimos, nos movió nuestro amor y conciencia, por la construcción de la Patria Buena, donde incluso los opositores a este proyecto de país, caben. Si no, ejemplo digno como entran a trabajar en nuestras empresas del Estado, gente que firmó y recontra firmó, personas que afirman y reafirman a los 4 vientos su condición opositora y no esconden su trabajo a favor de la MUD, pero a nosotros los y las chavistas, revolucionarios(as) sindicalizados(as), nos persigue el Órgano Informativo del Sindicato SITIEL, como si fuera un pecado que revolucionarios(as) entren a trabajar en las empresas del Estado. Para ellos claro está, si lo es, porque no nos controlan.

No se puede asar dos conejos a la vez…

O sé es de oposición o sé es revolucionario, y mientras algunos pretendan estar bien con Dios y con el Diablo, sean las razones que sean, estarán cayendo en el juego de la derecha, quienes pretenden confundir a nuestra militancia, con sus programas y que de centro izquierda, incluso usando lenguaje chavista, no se olviden … aquí no hay favores que valgan.

Ese tipo de alianza huele a Progreso mal concebido, y si no revisen la historia, cuando Betancourt le dio su tanganazo a los comunistas.
Dice Roberto Hernández Wohnsiedler, en su artículo publicado el 22-03-2012, La clase obrera define, que nuestra revolución tiene unas características muy específicas, por ser pacífica, legal, y solo a través de la conciencia de clase y del deber social, es que nosotros los trabajadores y trabajadoras, entenderemos que nuestro rol es derrotar a nuestros enemigos, ahora bien, agrega esta escribidora, la unidad tantas veces invocada por Chávez, es el elemento que nos permitirá cerrar filas ante un solo objetivo, y en este momento ese objetivo es ganar el 07 de octubre 2012, por lo que cuando es atacado un camarada por otro “camarada”, se hace difícil creer que realmente quien ataca es revolucionario, pues sencillamente esta desconociendo el llamado del Comandante.
Amor con amor se paga…
Es así como nosotras las revolucionarias le pagamos al máximo líder de esta revolución, con mucho amor, amor que se expresa no solo a través de las palabras, sino también de la solidaridad, el respeto, la paciencia, la humildad, y a los anónimos que escriben el panfleto en cuestión, los invito a revisar su conducta, no tienen moral cuando se esconden detrás del anonimato, ¡qué posición tan cómoda!, ¿a que le tienen miedo?, no es más que vulgar cobardía de quienes no tienen la razón.
Reflexionaba el camarada Rivero, apelando a nuestra conciencia, es fácil hacer el trabajo cuando hay plata, es fácil gerenciar, ¡claro!, así cualquiera, pero cuando se nos pide un poquito de nuestra parte, una cuota de amor al proceso, entonces saltan algunos acordándose del atropello a su bolsillo y la vulneración a sus derechos. ¿Quién es el lochero aquí?
Pues bien, yo si estoy entre los y las que le dicen a esta revolución: quiero aportar, quiero que el servicio de electricidad llegue a cada hogar venezolano, pues toda vez que podamos pasar un autoconectado a conectado legalmente, estamos dignificando a nuestros compatriotas.
Por eso, así como el Comandante se restrea con las bases, yo me restreo con el Comandante, y así como yo, muchas otras también, incluyo por supuesto a nuestros compañeros.

No aguanta un análisis serio y revolucionario este panfleto y a sus autores, los invito cordialmente a que revisen su conducta “informativa”, porque ¿cuál es el problema que de todas las dinámicas que partan de los trabajadores y trabajadoras, surjan nuevos liderazgos?, eso no se hereda.

Denuncien, que eso es bueno, los invito “camaradas” a denunciarnos ante los órganos competentes, porque es bueno que se revise a quienes utilizando el sindicato, asumen públicamente una posición de vejación, amedrentamiento y confrontación. Si estas son conductas revolucionarias, las podemos agregar a las ya enumeradas por Galeano.

Pd. Y no se preocupen por los casos mencionados en su panfleto, cuando sea el momento se les responderá debidamente, puesto que el que no la debe no la teme.

Patria Socialista, Viviremos y Venceremos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2640 veces.



Valentina Querales

Ex-presidenta de INDEPABIS Trabajadora de CORPOELEC Lara Vocera de Fábricas e Instituciones GPP Lara

 mtse13deabril@gmail.com

Visite el perfil de Valentina Querales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a140778.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO