Nuevos documentos publicados: también se aprobó un Programa de Lucha y un Plan de Acción

(VIDEO) Aprobada por aclamación y a mano alzada la proclama de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela

La representante del FAPUV de la UCV, la profesora Keta Stephany leyó  a la asamblea el documento de la proclama de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela

La representante del FAPUV de la UCV, la profesora Keta Stephany leyó a la asamblea el documento de la proclama de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela

Credito: aporrea.tvi

Tony Navas, del sector salud, a la asamblea de trabajadores: vamos a votar la proclama

Tony Navas, del sector salud, a la asamblea de trabajadores: vamos a votar la proclama

Credito: aporrea.tvi

Eduardo Sánchez, de los trabajadores universitarios, sometió a la asamblea la votación de un Plan de Acción y del documento de la proclama de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela, que fueron probados por aclamación y a mano alzada, de manera unánime.

Eduardo Sánchez, de los trabajadores universitarios, sometió a la asamblea la votación de un Plan de Acción y del documento de la proclama de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela, que fueron probados por aclamación y a mano alzada, de manera unánime.

Credito: aporrea.tvi

Aprobada por aclamación y a mano alzada la proclama de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela

Aprobada por aclamación y a mano alzada la proclama de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela

Credito: aporrea.tvi

Viernes, 09 de noviembre de 2018.- Ayer jueves ocho, luego de leída por la representante del FAPUV de la UCV, la profesora Keta Stephany, fue aprobada por aclamación en el Aula Magna de la UCV la proclama de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela. Un Aula Magna animada, rebosante de la energía de los trabajadores que se puso de pié y a brazo alzado, cuando Eduardo Sanchez les culminó a aprobar la proclama de la Intersectorial de los Trabajadores de Venezuela.

Fue el resultado de un evento nacional que presentó ante la clase trabajadora y ante el país a la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela, como espacio de concurrencia unitaria de numerosos sindicatos, gremios y asociaciones de toda Venezuela que vienen luchando por un salario que cubra la Canasta Básica (Art 91 CRBV), por la defensa de las convenciones colectivas, las tablas salariales desconocidas y rebajadas por el gobierno, los beneficios de años y años eliminados de un plumazo, el respeto a la progresividad de los derechos establecida por el Art 89 de la Constitución de 1999.

En el Aula Magna de la UCV, repleta de trabajadores, trabajadoras, activos, jubilados, pensionados y sobrevivientes, se encontraban, entre otros, dirigentes laborales del sector petrolero, de las empresas básicas de guayana, del sector eléctrico, de CANTV, de los trabajadores de la salud, docentes de educación básica y profesores universitarios, trabajadores de la UCV, de la Asamblea Naciona, varios ministerios e instituciones de la Administración Pública, como el Ministerio de Educación Universitaria Ciencia y Tecnología, el SENIAT, IPOSTEL,INPARQUES, IND, alcaldías, empresas privadas...

A continuación presentamos a aporreadores y aporreadoras el momento en que se tomó la decisión que parece va a marcar la historia de las luchas laborales del país con un nuevo comienzo.



 

 

 PROCLAMA DE LA INTERSECTORIAL DE TRABAJADORES DE VENEZUELA

 

 

Caracas, 08 de noviembre de 2018

 

AL PUEBLO DE VENEZUELA

 

El Artículo 3 de la Constitución Nacional dice, textualmente: “El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución.

La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines”. Pero con su política antilaboral y antipopular, hoy el gobierno está destruyendo el trabajo en Venezuela. Los venezolanos estamos sufriendo la pulverización de nuestros salarios y pensiones, el éxodo de miles de compatriotas por los sueldos miserables, la crisis de los servicios públicos, la emergencia en la salud y en la educación, la pérdida de empleos productivos por el cierre de empresas, la represión gubernamental y los despidos por defender nuestros derechos. Ésta es una realidad tanto en el sector público como en el privado. Patronos públicos y privados incumplen los reenganches con la complicidad abierta del Ministerio del Trabajo.

El país ha sido sometido a una enorme fuga de capitales, un saqueo histórico de la renta petrolera llevado a cabo tanto por vías legales como fraudulentas, por burócratas corruptos, la tradicional burguesía y la emergente boliburguesía, calculado en 500.000 millones de dólares. Para pagar la deuda y la crisis resultado de este saqueo, se desconocen las convenciones, se lleva el salario a la mínima expresión, se impulsa la tercerización y las tablas de hambre como parte de la estrategia de incorporar al país en la geopolítica china, lo que exige garantizarle mano de obra barata y sumisa a sus transnacionales. Nuestros derechos fundamentales son conquistas de largos años de lucha. El gobierno incumple el derecho al salario digno consagrado en el artículo 91 de la Constitución, imponiendo por decreto un salario mínimo de hambre. El salario y las pensiones deben cubrir el costo de la canasta básica y moverse con ella.

El país entero ha sido testigo del enorme esfuerzo desplegado por los sindicatos y gremios de los distintos sectores, para que el Ejecutivo Nacional cese en su política de desconocimiento a los derechos progresivos e intangibles de los trabajadores, y reconozca la vigencia de los contratos colectivos y de la libertad sindical. Gran cantidad de comunicaciones, propuestas, documentos, mesas de trabajo y acciones de protesta han tenido resultados nulos debido a la indisposición gubernamental a atender las justas demandas de los trabajadores.

El desconocimiento a los derechos constitucionales al trabajo, a la salud, a la educación de calidad, al salario digno, a la intangibilidad y progresividad de los derechos laborales, no es asunto sólo de los trabajadores, sino de la Nación entera, cuya Constitución está siendo pisoteada mientras su población es llevada a la pobreza extrema. En esta carestía que golpea a los trabajadores se dan la mano patronos públicos y privados. Estos últimos, en muchos casos, solo están pagando el salario mínimo.

Rechazamos el paquete económico de Maduro porque es lesivo para la clase trabajadora En estos momentos, cuando la negativa gubernamental a respetar nuestros derechos constitucionales obliga a la profundización y generalización del conflicto laboral en Venezuela, hacemos un llamado a todos los trabajadores del país a profundizar y unir nuestras luchas hasta alcanzar la restitución plena de nuestros derechos humanos, políticos y sociales.

Exigimos:

• Cese inmediato a la represión y despidos de trabajadores por reclamar sus derechos.

• Reenganche con pago de salarios caídos de todos los trabajadores despedidos por ejercer su derecho a la protesta.

• Libertad plena para todos los dirigentes sindicales presos o bajo régimen de presentación por defender los derechos de los trabajadores.

• Respeto a los principios constitucionales de progresividad, intangibilidad y salario digno.

• Suspensión de toda medida que implique modificar las escalas y tabuladores salariales vigentes, subsumiéndolos a procedimientos contrarios a los pactados en las Convenciones Colectivas que nos amparan.

• La correcta aplicación, tal como fueron pactados, de los aumentos salariales previstos en actas convenio o en las convenciones colectivas de trabajo que nos amparan.

• Cumplimiento estricto de los beneficios socio-económicos de las Convenciones Colectivas en sus mismas proporciones y fórmulas de cálculo.

• La derogatoria inmediata de todo lineamiento de cualquier dependencia oficial del Estado venezolano que viole o menoscabe los derechos adquiridos, progresivos e intangibles de los trabajadores venezolanos.

• La indexación de las prestaciones sociales.

• Cumplimiento de los convenios internacionales suscritos por la República.

• Auditoría a PDVSA y demás empresas del Estado, con participación de los trabajadores.

• Nos solidarizamos con las luchas de los campesinos venezolanos y nos pronunciamos por el derecho a las tierras para los campesinos y contra el asesinato de sus dirigentes.

• Nos pronunciamos en defensa de los Parques Nacionales, rechazamos la pretensión de explotar las minas de coltán en Bailadores y exigimos el cese a la destrucción ambiental en el mal llamado Arco Minero.

Finalmente, declaramos que vamos a defender la Constitución Nacional vigente y exigimos estricto cumplimiento de sus principios y postulados

 

PROGRAMA DE LUCHA
EN DEFENSA DEL SALARIO Y LOS DERECHOS DEL PUEBLO TRABAJADOR
 
 
Las trabajadoras y trabajadores venezolanos vivimos una verdadera tragedia social, nunca vista, por lo menos en los últimos 90 años. Luego de seis años de profunda crisis económica, con una reducción acumulada del PIB del 50% y una hiperinflación desbocada, el 20 de agosto, Nicolás Maduro, presentaba el llamado Plan de Recuperación Económica. Éste incluye medidas, como una nueva devaluación del bolívar; ajuste de la alícuota del IVA del 12 al 16%; el compromiso de aumentar el precio de la gasolina hasta situarlo “a precios internacionales”. Esto significa un golpe durísimo para el pueblo venezolano. 
Por otro lado se sigue beneficiando a la burguesía nacional e internacional otorgándoles acuerdos como la ley de garantía de inversión extranjera, acuerdos con empresas nacionales para explotar campos petrolíferos, incremento de las acciones en la Faja Petrolera del Orinoco a empresas chinas;  exoneración de impuestos a importadores y transnacionales petroleras; explotación de minerales en el Arco Minero, con graves daños ecológicos, y el pago de las nóminas de empresas privadas por 3 meses.
En Ese marco, el gobierno de Maduro aprobó recientemente unas nuevas tablas salariales, de forma inconsulta y unilateral, como complemento del ajuste económico anunciado en agosto del presente año, las cuales constituyen un ataque brutal y una verdadera declaración de guerra contra conquistas históricas de los trabajadores y trabajadores de Venezuela, ya que liquidan las convenciones colectivas. Asimismo, el gobierno ha emitido unos Lineamientos a través del Ministerio del Trabajo, que más allá de las violaciones clásicas a las convenciones colectivas, a las leyes laborales y al derecho constitucional, instalan una situación de facto en contra de todos los derechos y libertades sindicales.
 
En el contexto antes descrito, se le impone a la clase obrera venezolana avanzar en la más amplia unidad de acción de todos los sectores laborales del país. De allí que consideremos que los puntos centrales de la unidad de acción en el seno de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela, para enfrentar la situación de emergencia que vivimos, deben ser:
 
1. Exigencia de la derogación del Decreto y Lineamientos gubernamentales que vulneran el derecho a la contratación colectiva. La lucha por el cumplimiento inmediato de las tablas salariales acordadas con los distintos sectores laborales, de acuerdo con sus respectivas convenciones colectivas, actas convenio y acuerdos, aplicando siempre el criterio que opta por la norma que más favorezca al trabajador. Defensa de las contrataciones colectivas. 
2. Salario mínimo que cubra el costo de la canasta básica, según lo dispuesto por el Art. 91 de la Constitución (1999), que se ajuste mensualmente, y que esto se extienda a los jubilados, pensionados y sobrevivientes. 
3. Respeto a la progresividad de los derechos laborales garantizada por el Art. 89 de la Constitución.
4. Contra la tercerización y precarización del trabajo.
5. Respeto de la legislación laboral.
6. Defensa de las prestaciones sociales y su retroactividad, así como de todos los derechos y beneficios adquiridos. Rescate de los fondos de pensiones y de la seguridad social.
7. Defensa de la libertad y autonomía de las organizaciones sindicales. Seguir unificando a los trabajadores en la lucha y con el desarrollo de su articulación de sindicatos, gremios, asociaciones y trabajadores no sindicalizados o no dependientes, en el movimiento de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela.
8. Defensa de las libertades democráticas. 
9. Respeto a todos los derechos constitucionales. Defensa de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela como el primero y principal contrato del pueblo trabajador que incluye los derechos del mundo del trabajo. No a la derogación de la Constitución de 1999.
10. Respeto al derecho a huelga. 
11. Derecho a la educación de calidad.
12. Derecho a la salud.   
13. No a la criminalización de la protesta. Contra la persecución a los trabajadores que luchan y reclaman sus reivindicaciones. 
14. Libertad para Rodney Alvarez y libertad plena para todos los dirigentes sindicales, gremiales y sociales sometidos a régimen de presentación.
15. No a los despidos. Reenganche inmediato de Daillily Rodríguez, Alejandro Negreti, Wilder Pérez y demás compañeros despedidos por ejercer su legítimo derecho a la protesta y a la defensa de las condiciones de vida y trabajo de los trabajadores. Contra la represión gubernamental y privada.
 
La lucha por salario y por todas las reivindicaciones inmediatas de la clase obrera es parte de una pelea política y estratégica, que desde nuestro punto de vista, solo se podrá resolver con la organización independiente de los trabajadores y trabajadoras, donde el poder político y económico esté en manos de la clase trabajadora junto con los campesinos, estudiantes y el pueblo, y que impulse un nuevo modelo económico basado en la planificación democrática de la economía, que nos saque de manera estructural de la tragedia en la que está sumergido el país, y permita mejorar significativamente las condiciones de vida de las mayorías. 
 
Proponemos como puntos centrales de esa estrategia:
 
1. No sacrificar a la clase trabajadora por la Deuda Externa. Auditoría de ésta y para PDVSA y las empresas básicas, con la presencia y participación activa de los trabajadores. 
2. Rechazo a la pretendida fusión de PDVSA con la empresa eléctrica, anunciada por el gobierno y la ANC.
3. Impulso de la producción nacional para sustituir importaciones y garantizar la soberanía alimentaria, medicinas y todas las necesidades, a precios accesibles, al pueblo venezolano.
4. Atención de la emergencia humanitaria de manera completa: en alimentos, medicinas, insumos médicos, educación, migración, etc. Para ello, exigir el respeto de los presupuestos para la atención de los servicios públicos y satisfacción de las necesidades básicas del pueblo.
5. Repatriación de los bienes producto del Desfalco a la Nación, para dedicarlos a solventar la crisis y la emergencia. 
6. Solidaridad con los campesinos que luchan por el derecho a la tierra y vienen siendo víctimas de sicariato.
7. Por un plan nacional de los trabajadores para la de reconstrucción y recuperación de la infraestructura productiva: carreteras y puentes, electricidad, aguas servidas, desechos sólidos, hospitales y ambulatorios, escuelas y universidades.
8. No a la injerencia externa en los asuntos del país.
 
NOTA
EL Programa contiene el resultado de la discusión en mesa y los aportes acordados en la plenaria. Hubo párrafos y propuestas que fueron diferidos para próximas discusiones, a fin de ir trabajando democráticamente sobre las discrepancias y profundizar el debate.
 

Plan de Acción Inmediata

  1. Que todos los sindicatos a nivel nacional organicen la presentación de denuncias concretas de las violaciones a sus convenciones colectivas en las Inspectorías del Trabajo que les corresponda en una misma fecha a convenir a principios del año que viene.
  2. Que todos los sindicatos a nivel nacional organicen la solicitud de Recursos de Amparo para exigir la restitución de los derechos de los trabajadores.
  3. Intensificar la participación en los medios de comunicación para denunciar la verdadera problemática que atraviesa la industria petrolera y sus trabajadores, así como el precario estado en que se encuentran todos los trabajadores tanto del sector público como del privado.
  4. Entregar como acto final de una marcha ante el Ministerio del Trabajo la denuncia con la lista de todos los trabajadores despedidos por el Estado y de las órdenes de reenganche que no han sido acatadas.
  5. Organizar una marcha hacia el TSJ para entregar los recursos de amparo y la denuncia con la lista de los trabajadores presos o perseguidos.
  6. Redactar documentos con las denuncias correspondientes solicitando apoyo internacional a la OIT y a las diferentes instancias de defensa de los derechos humanos.
  7. Generar consignas comunes e identificar las actividades con pancartas similares (letras o imagines) alusivas a los derechos laborales.
  8. Organizar una marcha hacia la defensoría en denuncia por la violación del artículo 89 y por su silencio frente a todos los atropellos cometidos contra los derechos humanos de los trabajadores.
  9. En el marco de las acciones a llevar a cabo, presentar denuncias públicas concretas contra: la Fiscalía, la Contraloría y la Defensoría.
  10. Realizar en un futuro un paro nacional de 12 horas a nivel nacional.

 

Acciones a llevar a cabo antes de finalizar 2018

Semana del 12 al 16 de noviembre

Lunes 12

  • Concentración de todos los sectores en la sede del Metro de Caracas exigiendo el cese de los despidos y el reenganche de todos los trabajadores

Martes 13

  • Concentración en el MPPEUCT

Miércoles 14

Acciones simultáneas en las distintas regiones tales como:

  • Reuniones intersectoriales regionales
  • Concentración y rueda de prensa en el Hospital Universitario en rechazo a la persecución a los trabajadores por parte de la directiva del hospital, los cuerpos de seguridad y los colectivos. Por el derecho a la salud y un salario digno.
  • Marcha del Magisterio defendiendo la Convención colectiva

Jueves 15

  • Encuentro de educadores de los distintos niveles en relación con la Declaración de la Emergencia Humanitaria Compleja de la Educación en Venezuela.

Semana del 19 al 23 de noviembre

Martes 22

  • Jornada nacional de protesta por el derecho a la salud, a la educación, a la contratación colectiva y a un salario digno. Acciones simultáneas a las 10am en todas las regiones (plantones, trancazos, volanteos, concentraciones, caravanas, ruedas de prensa)
  • Esta jornada incluye concentraciones sectoriales en las regiones (Aragua, Carabobo, Anzoátegui, Lara, Sucre y Guayana)

Semana del 26 al 30 de noviembre

  • Asambleas de trabajadores
  • Marcha Nacional con movilizaciones simultáneas en todas las regiones y denuncia de la situación de los trabajadores petroleros

Semana del 3 al 7 de diciembre

06 de diciembre

  • Concentración en el Ministerio del Trabajo para exigir respuesta en relación con los despidos arbitrarios de trabajadores y por la derogatoria de los Lineamientos emanados de ese Ministerio que liquidan la contratación colectiva

10 de diciembre

  • Jornada de protesta por el derecho a la salud

Durante estas 4 semanas, además, se impulsarán las siguientes actividades:

  • Encuentros regionales para ir sumando nuevos sectores en la organización de esta lucha intersectorial
  • Realización de micros sobre la situación en cada uno de los sectores laborales
  • Tareas de formación
  • Asambleas generales en los centros de trabajo.

¡La lucha nos unió, unidos venceremos!



Noticia relacionada: I Asamblea Nacional de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10293 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n334050.htmlCd0NV CAC = Y co = US