Dirigentes sindicales de Luchas plantean medidas de emergencia para resolver la crisis del sector salud

Credito: Archivo

18 de mayo de 2017.- Es un hecho doloroso el estado en que está el servicio público de salud y el elevado e inaguantable costo de los servicios de la medicina privada en nuestro país. Esto es así, a pesar de los inmensos recursos que el gobierno gasta en este sector y de las cotizaciones y pagos que de sus salarios hacen los trabajadores. En el caso de los servicios de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM) este cada vez se hace más insoportable para los trabajadores y sus organizaciones sindicales.

Así lo sostienen Stalin Pérez Borges, Ismael Hernández, Christian Pereira de la Comisión de Organización de LUCHAS; Luis Torres y Luis Gámez, miembros del Fondo de Ayuda Social de FCA Chrysler.

Señalaron que es común que beneficiarios de los HCM, que tienen coberturas y excesos que sobrepasan los 1,5 millones de bolívares, duren hospitalizados en las clínicas tan sólo dos o tres días. Eso varían según el tipo de clínica a la que asiste y a la patología que padece. El hecho es que en casos de los partos por cesáreas se cotizan por 1,5 millones de bolívares y este tipo de partos no los cubren los servicios de HCM y hoy en día cualquiera sencilla operación (Cirugía), su cotización no baja de los 1,2 millones de bolívares.

Recalcaron que en algunos centros de trabajo, en donde los trabajadores y sus sindicatos habían tomado decisiones preventivas desde hace años y constituyeron Fondos de Ayuda Social para atender emergencias económicas, especialmente para los costos de salud que sobrepasaban las coberturas y los excesos de los HCM, ya estos fondos se han descapitalizado por completo.

"Esa es la situación del Fondo de Ayuda Social de la empresa FCA Chrysler. Y, así están todos los FAS u otros tipos de organismos parecidos en otros centros de trabajo. Entonces, es un hecho que la crisis golpea hondamente y necesitas medidas profundas".

La Comisión de Prensa de En Luchas, le solicitó a varios dirigentes de trabajadores de la Liga Unitaria Chavista Socialista LUCHAS que hicieran una declaración o pronunciamiento público ante esta situación. Stalin Pérez Borges, Ismael Hernández, Christian Pereira de la Comisión de Organización de LUCHAS y, Luis Torres y Luis Gámez, miembros del Fondo de Ayuda Social de FCA Chrysler han presentado la siguiente declaración, en donde llegan hasta considerar que son propuestas que en el caso de que si por ahora el gobierno no las tomara en cuenta, estas propuestas que hacen, deben ser llevadas al seno de las discusiones que se hagan en la Asamblea Nacional Constituyente que desde el 1 de mayo está proponiendo el presidente Nicolás Maduro.

Aquí las propuestas:

LUCHAS plantea: Medidas de Emergencias para resolver la crisis del sector salud
Proponemos decisiones con visiones anticapitalista para que hayan recursos que cubran los costos del servicio.

Y las medidas que no sean llevadas adelante ahora, se discutan en la Asamblea Nacional Constituyente

En los últimos días conocimos de la mano de la ex Ministra de Salud preocupantes cifras de morbilidad y mortalidad infantil y materna como resultado del deterioro del sistema de salud. Esto es consecuencia no sólo de la crisis económica generada por la abrupta caída de los precios del petróleo, la guerra económica de los sectores capitalistas, sino, sobre todo, de la continua ineficiencia y corrupción de la burocracia del sector. Por ello, desde LUCHAS consideramos que la solución a esta situación no la determina la simple destitución de altos funcionarios, las declaraciones de inversiones en el sector y la convocatoria a marchas de apoyo.

Es urgente, que el pueblo que está padeciendo la escases de medicamentos, la falta de insumos en los hospitales y centros asistenciales sea escuchado; especialmente el personal comprometido que labora en el sector salud, y se les permitan la participación protagónica para orientar las políticas públicas en el sistema de la salud. Por ello, proponemos que se declare en estado de Emergencia este sector con medidas concretas que resuelvan pronto el servicio del sistema salud y el abastecimiento de medicamentos en los centros de salud y en las redes de farmacias. Somos del criterio que entre las Medidas de Emergencia a implementar ya, deben incorporase algunas con criterios anticapitalista que apunten a la desmercantilización de la salud que tanto daño hace y ha imperado impunemente durante décadas y que cada vez se hace más insoportable como en esta coyuntura de crisis.

En este sentido Proponemos:

La creación de un impuesto de emergencia en materia de salud, (a) de un 2% anual para quienes tengan capitales dentro o fuera del país, superiores a los 100 millones de bolívares; (b) Imponer un impuesto directo de un 5% a las ganancias anuales que obtenga el sector bancario y empresas aseguradoras. Lo recaudado por estos impuestos deberán ser destinados exclusivamente a la reposición de equipos e insumos médicos, medicinas, sueldos y salarios.

Que el Estado tome el 50% de las acciones de las clínicas privadas, con la designación por parte del Ministerio de Salud de dos Directores Adjuntos encargados de: a) La supervisión de las ganancias de cada clínica que en ningún caso podrán ser superiores al 20%; b) El desarrollo de un programa de atención a los sectores de trabajadores y asalariados de consultas, cirugías, maternidad y asistencia ambulatoria, que constituya por lo menos un 50% de los pacientes que atienda cada clínica. Las ganancias superiores al 20% se reorientarán al servicio público de salud.

Crear una Comisión Especial integrada por profesionales especialistas y miembros de los gremios del sector salud para la Revisión inmediata de los pagos a todas las clínicas y empresas aseguradoras de las llamadas pólizas de hospitalización, cirugía y maternidad que se haya hecho durante los años 2016/2017. Estos pagos implican una enorme transferencia de recursos públicos y de los sueldos y salarios de trabajadoras y trabajadores asegurados al sector privado de la salud. Los cobros en donde se compruebe hubo excesos y abusos de parte de los prestadores de esos servicios, deben considerarse como estafa y por tanto deben ser resarcidos, descontándose esos montos calculados, a las nuevas facturas a pagar a esas clínicas y empresas aseguradoras. Los fondos que de estos descuentos queden, deberán ser destinados también al fortalecimiento del sistema público de salud.

Auditoria ciudadana de la inversión en el sector salud, designando una Comisión de Auditoría Ciudadana de la Inversión Pública en salud, con facultades para solicitar apertura de averiguaciones civiles, penales y administrativas a los funcionarios involucrados en corrupción, malversación, peculado o desvío de fondos o recursos.

Asignar el 1% de lo recaudado en ISLR o el 2% del impuesto del IVA y que ese monto sea utilizado para mejorar el pago de los salarios de enfermeras, médicos, personal paramédico, obreros y quienes coadyuvan a los procesos de salud, orientado a lograr que se produzca un escalamiento progresivo de los salarios del sector hasta alcanzar un mínimo de 1.200 dólares mensuales, calculados al precio real del dólar.

La creación de una legislación que penalice con pena de hasta treinta años de cárcel a quienes cometan actos de corrupción en el sector de la salud, considerando esta falta como un delito de lessa humanidad.

Establecimiento de Comités de Salud en cada centro de atención médica conformados por los trabajadores y la comunidad como organismo de co-dirección de las clínicas, hospitales, ambulatorios y consultorios y demás centros asistenciales.

Obligación de publicar a diario, en plataformas digitales de libre acceso, los movimientos de cuenta, pagos e inversiones que se hacen desde el Ministerio de Salud y desde cada institución de salud, pública o privada.

Fortalecimiento del sistema nacional de elaboración de medicamentos e insumos médicos bajo la contraloría social permanente y las cuentas abiertas públicas para el conocimiento de los ciudadanos.

En el caso de que estas y otras propuestas que surjan para el sector salud no sean tomadas en cuenta, llamamos al pueblo y a los trabajadores a que le exijamos a los candidatos obreros, trabajadores, amas de casa, profesionales asalariados, estudiantes, campesinos y pequeños productores que las asuman y aquellos que queden electos diputados en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), tomen éstas propuestas como un compromiso de honor para proponerlas y defenderlas en el seno de la ANC.

La solución de la crisis del sector de la salud no está en medidas burocráticas sino tomando acciones ejemplarizante contra la corrupción y la desidia y, levantando un amplio programa anticapitalista y en la transición socialista de la revolución Bolivariana y en la profundización de la democracia participativa y protagónica en la administración, supervisión y control del sistema nacional de salud.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2106 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas