¿Solo los ricos se salvarán?

La crisis inmobiliaria, causante de los desafueros capitalistas del modelo de marras, provoca que en los EEUUU, Europa y Tigres asiáticos aumenten las existencias de propiedades inmobiliarias, con el agravante de que las ventas bajan, los beneficios disminuyen, y la industria de la construcción enfrenta un continuo descenso en el futuro previsible.

El efecto expansivo del derrumbe de la vivienda en EEUU/Europa ocasionó un cisma en toda la economía en general; contrayendo el PIB, desacelerando los gastos de consumo y llevando a más trabajadores a las crecientes filas de los desempleados.

Cuando hay una depresión económica también hay un aire de desesperanza e incluso de pánico. Pero esto es principalmente un problema de los países ricos. Para el mayor número de personas en el mundo, los que viven por debajo del llamado umbral de la pobreza y que ya disponen de muy poco, todo este episodio podría tener bastante poco sentido.

“La Gran Depresión, por similitud o copia al carbón de lo que sucede actualmente, fue la peor recesión económica de la historia de USA, y se extendió a virtualmente todo el mundo industrializado. La depresión comenzó a fines de 1929 y duró casi una década… La excesiva especulación a fines de los años veinte mantuvo al mercado bursátil artificialmente alto, pero terminó por llevar a grandes caídas del mercado. Estas caídas del mercado, combinadas con la mala distribución de la riqueza, llevó al zozobro de la economía USAmericana. 

Las repercusiones de la crisis en Europa se dejaron sentir rápidamente cuando fueron retirados los capitales flotantes de EEUU que los repatriaba en un deseo de aumentar su liquidez…La extensión de la crisis fue proporcional a la dependencia de las inversiones norteamericanas por parte de cada país, siendo Alemania el más afectado…

El aumento en la población del mundo provocará en el 2030 una crisis global con escasez de alimentos, energía y agua, advirtió el principal asesor científico del gobierno británico. Según el profesor John Beddington (Pronostican crisis global para 2030), la demanda de recursos creará una crisis con graves consecuencias mundiales.

…A medida que la población alcance los 8.300 millones, la demanda de alimentos y energía aumentará 50% y la de agua dulce 30%, advierte el experto. Esto, agrega, provocará migraciones masivas en las áreas más afectadas e incluso conflictos civiles. Y el cambio climático intensificará los problemas de maneras impredecibles, expresó el científico durante la conferencia de Desarrollo Sostenible 09, que se celebra en Londres.

"No presenciaremos un colapso completo del planeta -afirmó el experto- pero las cosas se pondrán realmente graves si no atacamos hoy esos problemas". "Mi principal preocupación es lo que ocurrirá a nivel global, porque habrá escasez de alimentos y agua"…

El Programa de la ONU para el Medio Ambiente predice para 2025 una extensa escasez de agua en África, Europa y Asia. Se cree que para entonces la cantidad de agua dulce disponible por habitante disminuirá dramáticamente.

Ante todo este dantesco panorama, producto de la mala praxis del capitalismo salvaje, y del pánico que ahora coge vuelo en el ámbito de los que la ocasionaron, solo hay salida si se produce una verdadera revolución y la potenciación de la conciencia de la masa, para llevar a cabo el cambio por sí misma. En caso contrario, “ni los ricos se salvarán”, porque no teniendo el pobre nada que perder, y mientras continúen las élites de poder dando respuestas a través de la guerra y los conflictos armados, ello en medio del caos, será el caldo de cultivo para que se potencien los signos de un despertar de la conciencia de la masa.


joseagapo@cantv.net 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2073 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas