¡Fulano de Tal es más malo que Funes!

Este vocablo era muy usado en el siglo pasado en toda Venezuela y su historia fue la siguiente.

A comienzo del siglo XX aparece por el entonces Territorio Federal Amazonas, hoy estado Amazonas, un bandolero de nombre Tomás Funes, acompañado de un grupo de hombres igual o más terrible que él, este grupo con el tiempo se convierte en “El Terror de Río Negro” Funes había nacido en 1.855 en la población barloventeña de Río Chico, Estado Miranda, hijo de una negra esclava y de un general de apellido Guevara. El muchacho se cría en las haciendas de caña, café y cacao de la zona y poco a poco demuestra su carácter pendenciero, a los 17 años se une a unos facinerosos brindando su apoyo a la Revolución Legalista del General Joaquín Crespo, quien triunfa y asume el poder: Funes entonces pretende que lo nombren Jefe Civil de Guatire y al no ser aceptado este pedimento despotrica del gobierno y desaparece de la escena política, más adelante cuando el banquero Manuel Antonio Matos plantea su Revolución Libertadora, Funes se alía a ella, pelea en la batalla de La Victoria en 1902 y es derrotado por las tropas del General y Presidente Cipriano Castro.

Funes es encarcelado en el Castillo de San Carlos, lago de Maracaibo, de allí se fuga escondido en un lanchón que trasladaba al general Rafael Montilla. Su rastro se pierde hasta que con un grupo de bandoleros aparece en Amazonas, con este grupo de hombres se impone sobre los mineros y cultivadores de caucho y sarrapia obligándoles a pagarle protección; quien no acepta es asaltado y hasta muerto por estos facinerosos. El general José Vicente Gómez en 1.911 designa presidente del Territorio Amazonas, gobernador, al barinés Roberto Pulido, quien al poco tiempo de llegar crea un impuesto que afecta a los productores y comerciantes de la región, éstos muy molestos van a casa de Funes y se quejan; Funes les dice que se queden tranquilo que él arreglará las cosas. Funes reúne a sus hombres y asalta la población de San Fernando de Atabapo el 8 de mayo de 1.913, asesina al gobernador y a todos sus amigos; luego busca a la esposa e hijos del gobernador y los mata. El general Gómez envía entonces al general Abelardo Gorrochotegui como nuevo gobernador, con el encargo de acabar con Funes, pero al ver que éste domina el territorio y la gente le obedece se devuelve para Caracas; el general Vicente Pérez Soto, gobernador del estado Bolívar, recomienda al Presidente Gómez que por los momentos deje las cosas así y no tome ninguna clase de represalia contra Funes.

De manera que Tomás Funes impone en el Territorio Amazonas la ley según su antojo, cobra impuestos por todo lo que entra o sale de su territorio sin rendir cuentas al gobierno, comete cualquier clase de abuso contra los pobladores y se convierte en un verdadero terror, todo estos atropellos fue conocido nacionalmente y entonces el pueblo cuando quiso calificar a alguien de arbitrario e inescrupuloso le decía que era más malo que Funes. El general Emilio Arévalo Cedeño, antigomecista, decide apoderarse del rico Territorio Amazonas y con 300 hombres a bordo de numerosas canoas remonta el río Orinoco, arribando a San Fernando de Atabapo después de un mes de navegación, una noche de Enero de 1.921 desembarca y Funes desprevenido en la casa de la gobernación comienza a oir disparos, atropelladamente organiza a sus hombres y ofrece férrea resistencia al asalto durante dos días hasta que la gente de Cedeño rodea la amplia vivienda y la rocía con combustible; amenazando con prenderle fuego si no se rinde. A las pocas horas Funes decide entregarse bajo la promesa de Cedeño de respetarle su vida, al salir de la casa de gobierno Funes se acerca a Cedeño y le ofrece su mano, Cedeño se le queda mirando y le dice “Todas las aguas de los ríos y mares no me serían suficientes para lavar los crimines por usted cometido” y seguidamente le da la espalda; días después Funes es enjuiciado por un Consejo de Guerra que finalmente lo condena a muerte.

El 30 de Enero de 1.921 en la plaza de San Fernando de Atabapo, Funes es fusilado a las 9 de la mañana. El hombre que para la fecha era una leyenda cae abaleado sin proferir un solo gemido, y así termina 8 años de violencia y oprobio que el sanguinario Tomás Funes había implantado en el extenso Territorio Amazonas.

joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9938 veces.



José Manuel Ameliach


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a59911.htmlCd0NV CAC = Y co = US