211 años de la declaración de Independencia: Soy un Izquierdoso Trasnochao

Un día como hoy fue declarada nuestra Independencia por encima de las diferencias patéticas en la vanguardia de nuestros libertadores, conmemoramos 211 años de este capítulo estelar en la historia Patria y es muy oportuno reflexionar sin prejuicios y con el espíritu autocrítico que caracterizó al Comandante Chávez sobre la historia reciente, en el contexto de la injerencia, el bloqueo y de la dictadura del dolar que nos impone el empobrecido de nuestra moneda y por esta vía, el encarecimiento de bienes y servicios, golpeando mortalmente el Estafo de Bienestar que nos dejo el Comandante como parte de nuestra herencia.

Por esta razón y antes de meterme en las profundidades del vaso de agua en el que todos nos ahogamos, quiero reivindicar que, el Comandante Hugo Chávez también fue y así quedó reseñado para la historia: un Izquierdoso Trasnochao.

Quienes tuvieron el honor de trabajar con él dan testimonio como testigos presenciales que Chávez dormía muy poco, incluso, era inagotable la energía que demostraba como noctámbulo empedernido buscando soluciones al archipiélago de problemas que afectan a nuestro pueblo y mas allá de nuestras fronteras, al planeta tierra.

Pero esa preocupación y ocupación que asumió con dedicación exclusiva, lo convirtió en alcalde de todos los municipios, gobernador de todas las regiones y ministro de todo el gabinete porque el huracán de cartas que recibía la casa militar en cada actividad de calle lo motivaron a crear un centro de operaciones para que un equipo leyera, direccionara y contratara las misivas del pueblo que la mayoría de las veces pedían ayuda que cualquier funcionario podía resolver pero la negligencia del funcionariado obligaba al pueblo a escribir al Presidente pidiendo ayuda.

Por eso nuestro máximo líder, el Izquierdoso Trasnochao, Hugo Chávez Frías era un látigo con la opinión critica hacia las instituciones del gobierno y funcionariado, no dormía, siempre estaba trasnochao de tanto pensar, hablar y hacer.

Pero volviendo a los 2011 años del día de la declaración de nuestra Independencia, es pertinente analizar nuestras fortalezas y debilidades, tomando en consideración el resultado electoral de las elecciones legislativas de 2020 y la situación país agravada por la amenaza de la pandemia.

En su debido momento, pudimos ver el distanciamiento político de algunos factores que en otrora apoyaban al gobierno y la reconciliación del gobierno con factores de la derecha, hoy representados por un grupo de diputados, Fedecamaras y otros sectores que son políticamente opuestos al pensamiento, palabra y obra de Chávez, pero aunque cada quien es dueño de sus aciertos y errores, sera la historia quien se encargue de juzgar a quienes traicionaron el ideal de Bolivar, Zamora y Chávez, sera la historia la encargada de juzgar y condenar a quienes burlaron la esperanza de nuestro pueblo y que jugaron con la memoria de nuestros mártires, libertadores, aborígenes y afrodescendientes.

Si en mi casa, mi familia vive una calamidad por causa de mi presencia y esta calamidad afecta el bienestar de mis hijos y la satisfacción de las necesidades existenciales como alimentación, salud y educación pero yo insisto en permanecer como "jefe de familia" sin buscar soluciones de fondo a los problemas, soy un fracasado, encaprichado en mantenerme en una posición que solo garantiza mi prestigio y bienestar sobre el infortunio de mis descendientes, soy un criminal.

Digo lo anterior porque el resultado electoral de 2020 es reflejo del estado de ánimo de la mayoría del pueblo de Venezuela.

Muchos han calificado de manera equivocada a nuestro pueblo de pacífico y olvidan que nuestro territorio fue caracterizado por el antiguo imperio español como Capitanía General, la cual es una categoría de zona militar por su ubicación geográfica y por ser escenario de pequeñas y grandes rebeliones indígena, campesina, popular y militar, somos un país de mujeres y hombres guerreros que estamos descansando de todas las batallas que nos antecedieron.

Sino hay voluntad para cambiar el actual estado de cosas y que sea socializada la calamidad mientras una minoría continua aplicando la lógica del sistema capitalista donde una minoría acumula capital económico sobre el infortunio de las mayorías, arderá la calle, el gobierno perdió prestigio y respeto, no ha caído porque la oposición tampoco goza de apoyo popular y mientras tanto es el pueblo que anda a pie porque no hay efectivo o porque no hay transporte público por el tema de la gasolina o porque muchos choferes vieron sus vehículos llegar al final de su periodo de vida útil porque todo esta dolarizado.

Uno se tiene que calar ver y oír a través de los medios de comunicación, como algunos funcionarios con poder porque representan a los Poderes Públicos que pueden resolver como llaman ladrones a unos tipos que ellos no tienen bolas para encarcelar, juzgar y condenar dejando en las neuronas de nuestro pueblo la sensación de complicidad.

No los llamen ladrones, terroristas y apátridas sino los van a meter presos porque quedan ante el imaginario público nacional e internacional como "palo e gallinero".

Los Poderes Públicos, usados como herramienta de la santa inquisición para criminalizar la opinión critica y judicializar la política no contribuye con las aspiraciones de quienes cabalgaron por estas tierras con espada y lanza por nuestra libertad e independencia mientras nuestros nuevos diputados están más ocupados en buscar una candidatura a alguna alcaldía o gobernación porque como diputados sólo tienen la obligación de concurrir al palacio legislativo de aplaudir y aprobar todo lo que diga la corriente unidimensional que actualmente tiene la hegemonía dentro del gobierno.

Hasta la victoria siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 663 veces.



Edwin Martinez Espinoza

Secretario General PPT Cabimas, Zulia.

 edwinmartinezespinoza@gmail.com      @juanparao

Visite el perfil de Edwin Martinez Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: