El huracán social continúa

Lo que fue una insurrección militar en Venezuela el 4 de febrero de 1992 fue la consecuencia inmediata de la sublevación social de febrero de 1989 cuando el pueblo de Venezuela se alzó contra las agresiones que trazó el Fondo Monetario Internacional en contubernio con los líderes políticos del Puntofijismo con Carlos Andrés Pérez a la cabeza de sus Chicagos Boys. Ese huracán social alzado con el agregado militar que tuvo como líder fundamental al Comandante Hugo Chávez Frías, ha continuado hasta estos días.

Pero la cuestión no es una mera consecuencia de dos eventos o hitos históricos per se, sino que las causales están fundamentadas tres componentes inherentes al carácter del pueblo venezolano: el espíritu épico y la dignidad que es magma revolucionaria de nuestra independencia, la voluntad de transformación social, política, económica y cultural hacia la justicia plena y la libertad que permite la inclusión en medio de la diversidad.

Así aquello que fue un alzamiento militar de jóvenes prospectos de la escuela de formación de soldados ejemplares fue inteligentemente aproximándose a lo que hoy es doctrina y que tuvo sus primeras pinceladas en los escritos de los también militares revolucionarios que luego se convirtieron en guerrilleros heroicos durante los años 60 cuando escribieron ¿Porque luchamos? producto de la creación del teniente Nicolas Hurtado Barrios y el Capitán Pedro Medina Silva ambos militares y combatientes del antimperialismo como lo fue Juan de Dios Moncada Vidal, Víctor Hugo Morales, Manuel Ponte Rodriguez entre otros.

Por ello la génesis y fundamentación de la Revolución Bolivariana tiene altos componentes simbólicos donde se cruza lo épico de Bolívar su generación libertaria y revolucionaria, sus tiempos transcendentes, lo mítico del alma espiritual y religiosidad popular venezolana y sobre todo los significados y entendimiento consciente de los símbolos que nos cruzan el alma en el amor por la patria desde la bandera hasta nuestro revolucionario Himno Nacional.

El huracán social que se desató en febrero de 1989 con El Caracazo, dejó una mecha encendida en la conciencia de la juventud rebelde militar y popular que se alzó en 1992 que Chávez sus compañeros y el pueblo venezolano la alzaron luego por los caminos de la dignidad política. Esa llamarada la levantaron millones en el camino hacia la liberación nacional y el socialismo que hoy transitamos en medio de sabotaje, mareas altas y bajas de la corrupción, la avalancha negativa mediática nacional e internacional y los múltiples bloqueos y agresiones, que luego son convertidos por los semiólogos del capitalismo salvaje en culpabilidades presidenciales, pero el pueblo lo percibe y lo sabe y por eso ha resistido pacientemente hasta que los EEUU se dé cuenta de sus derrotas consecutivas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 482 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a286805.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO