Hablando claro

I-na-guan-ta-ble (II)

Mientras la cúpula del gobierno se preocupa más por un diálogo que no dará frutos de ningún tipo y la oposición sumida en su peor momento de su historia, la conversa en la calle, del venezolano de a pie, de aquel que camina y patea duro para tratar de llenar una esquinita del estómago, "esto no lo aguanta nadie"; que la impunidad está a la orden del día, y que ese pajerío que se sigue hablando no ayuda a resolver nada. I-na-guan-ta-ble.

La gravedad del problema del dinero en efectivo está a punto de provocar una explosión por el desespero de quienes no conseguimos de un centavo para pagar un pasaje y muchas veces ni para salvar una vida comprando una medicina a un bachaquero que no negocia sino es con dinero billete tras billete, el enfermo para las patas y a ¿quién le duele?

Nadie se traga la coba de que las "benditas" transferencias es una solución al gravísimo problema. Eso es una mentira del tamaño del cielo. Al pueblo no se le puede engañar de esa manera. Aquí nadie se chupa el dedo. El comandante Chávez enseñó a la gente a pensar, gracias a Dios, y por lo tanto, los que tratan de manejar este grave problema a fuerza de embuste está bien pelao.

Esto se torna inaguantable y alguien tiene hacerse responsable de esta situación que tiene al país en zozobra. Este escribidor ha tenido que salir "caminando a pie" desde su rancho hasta el centro de la ciudad, simplemente porque hay momentos que no tiene efectivo ni para pagar un pasaje, y el teléfono es un perol de esos que costó 39 bolívares hace 6 años, y de vaina sirve para llamar, y además nade va a pagar un pasaje desde un teléfono.

Me metí un recorrido de dos horas y media echándole bola a pie de banco en banco y el resultado fue desastroso. Caminé todas las instalaciones del Banco Bicentenario y no había dinero. En el recorrido asomé la nariz al Banco de Venezuela y eso es un verdadero desastre. Bañao en sudor por ese sol atrinca llegue al Banco Caribe, allí había una cola gigantesca para retirar diez mil (10.000,oo) bolívares y sin poder descargar la arrechera. Eso no lo aguanta nadie.

Los cajeros automáticos es un fraude tal tamaño de las elecciones en Honduras. Es aberrante la forma cómo se está manejando ese gravísimo problema. No se puede solucionar nada. En verdad no se sabe a ciencia cierta quién fue el de la mágica idea de que eso lo solucionaba la transferencia bancaria, premio nobel.

Que alguien del gobierno se ponga en los patines de los que estamos mamando y loco y muchas veces con centavo en al banco. Que me digan si viven limpios sin un centavo en el bolsillo. Que caminaron tres horas para conseguir diez mil bolívares, y nos lo tenemos que calar.

En estos momentos que estoy escribiendo este pajerío que nadie le para pelota, no tengo un centavo y dicen que por ahí vienen a cobrar la bolsa del CLAP que es otro fraude más porque esa caja viene cada dos o tres meses. Tengo que arrancar a ver donde carajo consigo prestado antes de caminar a ver si en algún banco me da 10 mil, que tampoco me soluciona nada, porque la caja cuesta más de esa cantidad.

El peor de los casos es que se maneja efectivo por camiones. El transporte público no trabaja sino es con efectivo, los bachaqueros, los mercados, etc. Millones y millones en la calle, pero ¿por qué no depositan en los bancos? porque luego van a retirar su dinero les dan 10 mil y prefieren tenerlos en un baúl o enterrados como lo hacían antes cuando no había banco.

Entre la caminadera de banco en banco, oír el pajerío que se habla sobre este particular, y mando y loco, es para quedar medio taranto. Los precios por las nubes y sin que nadie le ponga un parao, todo el mundo pone el precio que le da la gana, esto es inaguantable. Y si alguien dice que está contento sin un centavo en efectivo que se lo vaya a decir a su abuela, que será la única que se lo creerá, o también le dirá, "mira muchacho al carajo, yo tampoco aguanto esta vaina".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 473 veces.



Pedro Alfonzo Rojas

columnista. Antiadeco. Testigo y sobreviviente de todas las violaciones de derechos humanos y laborales en gobiernos de AD.

 pedrorojas56@hotmail.eso

Visite el perfil de Pedro Alfonzo Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Alfonzo Rojas

Pedro Alfonzo Rojas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a256063.htmlCd0NV CAC = Y co = US