No Hay

Después del duro momento de la perdida del líder de la revolución, el imperio configuró nuevas estrategias para frenar el avance de un modelo social y económico que crea conmoción en Latinoamérica y otras latitudes, así es como aliándose con las empresas que manejan el monopolio alimenticio y transnacionales que distribuyen en nuestra patria sus artículos necesarios para el estilo de vida al que estábamos acostumbrados, comienzan el desempeño de estrategias que buscan vulnerar el estado psicológico de nuestro pueblo, agotarlo y exacerbarlo, esto a la par de la conspiración para producir la baja de los precios de nuestra única fuente de ingresos, el petróleo, convirtiéndonos en un escenario de un todos contra todos donde la confianza del pueblo por el proceso revolucionario se viera afectada.

En respuesta a esto llegan las mediadas económicas, centradas en la protección del pueblo y sus sectores más vulnerables, sin embargo, esperaba una explicación amplia y detallada de algún ministro, o del mismo presidente de como y porque sucedían estas cosas, de lo que venia y como prepararnos, no hay razón para no explicarle a la gente como, cuales y porque se suspenderían ciertas importaciones o todas, igual ya todos y todas comprendían que si existía una fuerte campaña mediática hablándonos de sembrar y de comenzar a producir, esto seria porque se esperaba que se recrudeciera todavía más el escenario económico.

En ese mismo silencio permanecimos al momento de explicar porque se subían los salarios y no se congelaban los precios, porque teníamos una inflación del 1000 % en algunos productos o casos, y porque el estado contando con mecanismos, leyes e instituciones, no tenía la capacidad de revertir este hecho, esa explicación tampoco hoy la hay.

Entonces empecé a preguntarme, ¿quién se lo dice? quien le dice al camarada Nicolás, que necesitamos que esto también suceda, quien le dice que tenemos estructuras que ciertamente funcionan y otras totalmente ineficientes, quien le dice que ese es parte del problema, quien le puede decir además que quienes asalariaron a los dirigentes populares son los mismos que mienten en las reuniones y que además en el momento electoral de reflexión culpan a los mismos dirigentes a quienes ellos pervirtieron.

Surge entonces la necesidad de reactivar todos nuestros espacios de lucha, para que comiencen a florecer los nuevos liderazgos, y así poder apartar a los amañados, para que se les aleje para siempre de todo aquello que tenga que ver con poder popular, allí mis esperanzas, en el poder transformador del pueblo y en la capacidad orientadora de los y las dirigentes revolucionarias, contagiémonos de la actitud Chávez y su capacidad para hacer llegar el mensaje, sin importar lo complicado que este sea, confiemos en los poderes de la palabra, la patria necesita de nuestra valentía hoy más que nunca para enfrentar nuestra actual situación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1322 veces.



Eubel López

Artista plástico, Social Media Manager, investigadora.

 liscet@gmail.com      @Liscetx

Visite el perfil de Eubel López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eubel López

Eubel López

Más artículos de este autor