De verdad que son atorrantes

Sobre este asunto quería escribir desde hace días, la zona donde vivo, vamos a decir clase media baja, son unos vecinos que se niegan a creer en el proceso bolivariano, en las bondades y beneficios que representa para las mayorías y de no ser por ello, tendríamos candelita por todo el país, porque no es coba lo de la guerra económica. Bueno lo cierto es que uno de estos días entrando a la urbanización, vi a una chica barriendo la acera con una manguera. Solamente atine decirle ¡Tú crees que lo del niño es mentira!, cierra esa manguera, me miro como si fuera un bicho raro y continuo gastando agua.

Unos días después, comente el asunto con otra vecina hablamos de la gente que deja bombillos (incandescentes) prendidos toda la noche incluso de día, pero Elecentro desde 2003 cuando se inauguró el urbanismo, hizo contratos de servicio por 90 bolívares mensuales, porque no tenía medidores. Bueno, si se te ocurre decirles la necesidad de ahorrar luz y agua,… te dicen no me importa lo que diga el gobierno, tú no ves que soy de oposición. De verdad que son atorrantes, por su posición, respuesta y otras conductas y no te queda de otra que quedarte callada porque de lo contrario vas a morir reventa.

Otro asunto fue que estos días de carnaval, pegada con VTV, vi al presiente Maduro juramentar a un grupo de compatriotas, decía, más o menos así: "Juramos que iremos por los caminos de la patria para rescatar a las personas de la tercera edad en procura de su bienestar y seguridad"... Me emocione y grité ¡a mí por favor!. Un rato después paso mi hermana Gisela por el cuarto y le conté lo que había visto y mi fe en que pasado carnaval. El gobierno me respondería con un sí rotundo a mi petición de ayuda, me miro escéptica y me dijo ah, tienes fe y le respondí SÎ. Y se me ocurre que quizás haciéndolo público me respondan

Su escepticismo, se basa seguramente en el hecho que desde primeros días del 2016 he enviado cartas planteando mi situación al Presidente Nicolás Maduro, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, a quienes conozco y he tratado, así como a la dirección del MPP para la Salud, que se ocupa de estos asuntos, Banco Central, Fundación Pueblo Soberano y a Didalco Bolívar, porque vivo en Aragua y también me conoce, pero mes y medio después continuo esperando la respuesta. Así que no es extraño que se muestre aprensiva.

La carta enviada y acompañada con el presupuesto, un resumen curricular y copia de CI dice así “Estimado compatriota, molesto su atención para apelar a sus buenos oficios en busca de una ayuda muy urgente para solventar una situación de salud, cuya solución escapa de mis posibilidades. A continuación resumo de qué se trata

Tengo dos operaciones en la pierna derecha, practicadas en 2015. La primera intervención fue el 26 de febrero de 2015, por una fractura la cadera derecha, producto de una caída en mi baño el 1ero de enero de 2015 a las 9,30 am., operada en 26 de febrero de 2015

Un mes más tarde (el 27 de marzo de 2015) me caí de nuevo, y entonces me fracture el fémur (derecho) y fui operada el 17 de junio de 2015. Entre una y otra intervención me ocurrió de todo, tengo 72 años y quizás eso hizo que los médicos no quisieran arriesgarse a operarme, fui a tener hasta el hospital Domingo Luciani, en Caracas, porque el jefe de trauma 1 el Dr. Carrasquel, le aseguro a mi sobrino que podría operarme dado que el hospital contaba con la prótesis y los especialistas que requería.

Lo que no estaba claro. Porque nunca me lo dijeron fue que tenía baja la hemoglobina (10 millones) para una intervención de esa naturaleza. Y además –creo que fue determinante– que el personal médico y de enfermería son unos escuálidos enfermizos, que nunca soportaron (durante el mes que estuve allí) que usara mis franelas con la imagen del comandante eterno. Hugo Rafael Chávez Frías. Se suponía que iba a estar una semana en el hospital, pero transcurrió un mes y salí como entré, en camilla y trasladada en ambulancia.

Otra vez en Maracay contacte con el mismo médico que me operó la primera vez, este doctor aunque puso algunos requisitos y refunfuñaba mucho porque la fractura seguramente (decía) había hecho callo, al final acepto y transcurrido un mes y medio de su consulta, el 17 de junio de 2015 me intervino de nuevo, esta operación la cancelo el Minci, (245 mil bolívares) porque el HCM mío se había agotado por ese año 2015, para intervenciones de traumatología.

El doctor me aseguro que luego de operada en cinco semanas estaría caminando, sin embargo paso julio, agosto, septiembre y octubre y nada que podía pararme ni menos aún caminar, pase todo el año 2015 en cama en una misma posición, porque no podía moverme. En noviembre, cuando pude usar la silla de ruedas, fui a terapia en el CDI de Francisco de Miranda, parroquia Santa Rita de Casia, municipio Francisco Linares Alcántara, estado Aragua, pero con cada ejercicio se intensifico un dolor a nivel de la ingle derecha. Lo que me limitaba y limita caminar.

En diciembre fui a Pto la Cruz a visitar a mis nietos y acudí o fui llevada al Dr. Luis Romero (traumatólogo) en busca de la una respuesta del por qué no camino y además los dolores muy intensos a nivel de la ingle derecha, el diagnóstico fue que se había rodado la prótesis Thomson de la primera intervención y debía operarme para colocarme una nueva con vástago más largo.

Se llama Artroplastia de cadera derecha. Dos semanas después, mi hermana me llevo a otro médico, (Dr. Ernesto Madrid) aquí en Maracay. Que coincide con el diagnóstico de la Artroplastia, con revisión de la cadera derecha. Y resulta que la clínica cobra por 4 días de hospitalización y los gastos que ello ocasiona 915.219 bolívares, y la casa comercial que vente los implementos médicos un millón 109 mil bolívares aproximadamente, según me explicó la vendedora de Eurociencia (Bethy Betancourt) lo que suma más de dos millones de bolívares y mi HCM, ya libre para este nuevo año, solo paga 150 mil bolívares. Estoy vendiendo mi casa para pagar la operación, pero ese trámite lleva tiempo, con el que hoy –desafortunadamente- no cuento.

Por ello requiero de vuestra solidaria ayuda, necesito decirle asimismo que aun cuando he vivido bastante, voy a cumplir 73 años en junio de 2016, creo que tengo derecho a unos años más de salud y trabajo por la patria que estamos construyendo, por ello recurro a su humanidad que se, es bien sólida, para que me ayude“.

Dirección de habitación y teléfono en depósito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1383 veces.



Nelida Arrechedera


Visite el perfil de Nelida Arrechedera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelida Arrechedera

Nelida Arrechedera

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a222581.htmlCd0NV CAC = Y co = US