La humanidad avanza sobre los hombros de los "falsos teóricos", negarlos es condenarnos a la oscuridad

"…Uno descubre lo que no sabe, antes de saber, que no lo sabe, verdad? No creo que el pensamiento deba ser para nada limitado. ¿Por qué uno no podría seguir pensando en lo impensable? Alguien debe hacerlo en algún momento. ¿Cuántas cosas eran impensables hace un siglo? Y sin embargo mucha gente pensó en cosas que inclusive parecían inútiles. Por lo tanto no todas las cosas que dice Stephen deberían ser tomadas como verdades absolutas. El es un investigador, busca cosas. Inclusive a veces dice disparates. Todos lo hacemos. Pero el punto es que la gente debe pensar, debe continuar pensando. Debemos expandir nuestros límites de conocimiento y a veces ni siquiera sabemos por donde comenzar…" (1)

Así se expresa una de las mujeres más influyentes en la ciencia humana: la mamá de Stephen Hawking. Aunque Isobel no se desarrolló en los campos de la matemática o de la cosmología, el haber permitido esa libertad de pensamiento a su primogénito, rindió frutos maravillosos.

Eso de que el pensamiento ya está suficientemente elaborado, de que ya todo ha sido pensado, de que los teóricos son inútiles, de que todo aquello que no sea practico-concreto no sirve, no son querellas nuevas. Tampoco es una discusión restringida a la política venezolana. Se expande en todos los ámbitos del conocimiento humano y ha viajado a través del tiempo (2).

Cuando Stephen Hawing comenzaba su primer reto científico había dos teorías enfrentadas que intentaban describir el origen del universo. La primera, la del estado estacionario, afirmaba que el universo había existido siempre y existiría para siempre. La segunda, para él más emocionante, el Big Bang, que afirmaba que el universo había surgido como una gran explosión. Así que decidió arrojar luces a la segunda teoría.

Pero ¿qué importancia tendría aquello? ¿Por qué aquella mente destacada no se avocaba a cosas más prácticas, como diseñar un carro veloz, o un combustible más eficiente? ¿Por qué perder el tiempo en asuntos que rayan con lo esotérico? Seguramente por allí cerca andaba Isobel con sus conversaciones excéntricas.

De manera que aquel joven de 21 años estaba decidido a resolver tamañas incógnitas, aunque su cuerpo había decidido someterlo al presidio: le acababan de diagnosticar una enfermedad que lo llevaría en pocos años a la inmovilidad total de su cuerpo y a la incomunicación casi absoluta.

"…De momento el reto inmediato al que me enfrentaba era controlar mi cuerpo, mis movimientos eran cada vez mas erráticos, aunque decidí no preocupar a mi familia y mantenerlo en secreto…me diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica conocida como enfermedad de la moto neurona. Sin saber que iba a pasarme, ni si la enfermedad avanzaría muy deprisa, me sentía perdido. Los médicos me dijeron que volviera a la universidad a continuar con mi investigación, pero yo no avanzaba mucho y quizás no viviera lo suficiente para terminar mi doctorado. Me sentí como un personaje trágico…"

Pero no todo fue tragedia. Al poco tiempo se enamoró de una chica y como iba a casarse tenía que terminar su doctorado y buscar trabajo.

"…entonces empecé a esforzarme en el trabajo por primera vez en la vida y sorprendentemente descubrí que me gustaba. Tal vez al darme cuenta de que no me quedaba mucho tiempo, me esforcé al máximo para resolver la gran incógnita en cosmología. A principio de los años 60´s muchos científicos se oponían a la idea del Big Bang, porque suponía un momento de creación, la mano de Dios. Pero para mí la religión no tenía nada que ver con la física, así que me preguntaba si el Big Bang podría haber tenido lugar por sí solo, sin la necesidad de un Dios que lo creara (3).

Un aliciente sentimental y otro intelectual, le dieron la fuerza para continuar. A pesar de una enfermedad que iba dañando progresivamente los nervios de su columna vertebral y a pesar de que su pronóstico medico era de dos años de vida, el trabajo y el amor, le permitieron sobrevivir año tras año.

"…la clave estaba en la teoría de los agujeros negros. Y de pronto lo vi claro. Imaginé que retrocedía hasta el principio y comprendí que en sus inicios el universo también había sido una singularidad, un punto donde la densidad es infinita, donde el tiempo se detiene. En el núcleo de esa singularidad o agujero negro, no hay tiempo anterior. Allí en ese punto, el universo se creó espontáneamente con el Big Bang…"

De esta forma casi poética, pero también a través de la matemática y la física, Hawking lograba demostrar que el universo no podía proceder de un universo previo y eterno, sino que tuvo un principio.

"…al abordar el tema de la creación, que los físicos habían evitado, yo había demostrado no sin controversia, que las leyes de la naturaleza indican que no se necesita de un Creador o un Dios, que el Universo comenzó a existir por sí solo…"

Al momento de este hallazgo Hawking caminaba con bastón y había tenido un par de caídas graves al intentar subir escaleras. Su movilidad física presentaba serias limitaciones. Si alguien hubiese colocado un GPS en su corbata, las mediciones habrían arrojado que todo ese conocimiento y su impacto en la manera de concebir el mundo en la humanidad, se había dado en una radio de 200 metros.

A partir de allí su trabajo progresó casi a la misma velocidad de su enfermedad.

"…Mi trabajo inicial sirvió para resolver como se inició el universo, pero hay muchas cosas por descubrir. En Cambridge hay una nueva generación de cosmólogos que están abordando cuestiones más complicadas. Ese, es el trabajo que más me gusta. Siempre he querido compartir mi entusiasmo y mi emoción. No hay nada como el momento en que descubres algo que nadie sabía antes. No lo compararé con el sexo, pero dura más…" (3).

En los últimos 50 años, Hawking ha desarrollado gran parte de su trabajo confinado en una silla de ruedas. Perdió su voz a causa de una traqueotomía y se comunica a través de un software que reconoce el movimiento del musculo de su mejilla derecha. Puede procesar hasta tres palabras por minutos por lo que elaborar un discurso o una entrevista, le puede toma días o semanas mientras escoge las palabras y las frases correctas. Sigue luchando, investigando y haciéndose preguntas: ¿Existe una teoría única y definitiva que explique todos los fenómenos del cosmos? ¿Seguirá el universo expandiéndose eternamente o algún día se contraerá hasta llegar a un nuevo punto de densidad infinita que más tarde dé origen a otro universo distinto?

Su interés porque la ciencia estuviese en boca de muchos, lo llevó a intentar plasmar sus ideas en libros de esos que la gente compra en los aeropuertos para leer en un par de horas. Aunque su cuerpo le exige estar absolutamente quieto, sus ideas se esparcen rápidamente en cada libro que ha hecho, tanto que ha entrado en el récord guinnes de los libros más vendido de la historia, compitiendo con libros como la Biblia.

Hawking padre del origen de la cosmología, quizás sea el caso más dramático, pues le toca padecer la atrofia total de su cuerpo. Pero otros, que estuvieron restringidos durante años a laboratorios como Freud padre del psicoanálisis, o como Mendel que contó guisantes uno a uno, y se convirtió en el padre de la genética, o Marx padre de la teoría socialista que pasó años en la biblioteca británica. A todos ellos seguramente alguien cercano les dijo que aquellas falsas teorías no servían de mucho porque no eran concretas ni reales.

Seguramente a Freud le dijeron que el inconsciente no existía, a Pasteur que los microbios no existían porque no se distinguían a simple vista, a Mendel que los genes tampoco estaban, y a Marx no faltó quien le dijese que el capitalismo no existía, que lo que pasaba era que unos eran ricos porque trabajaban y otros eran pobres porque eran holgazanes.

La persecución del talento, del conocimiento es propia de los sistemas más atrasados de la humanidad: se persiguió a Galileo, a Giordano Bruno, a Darwin, a Marx, todos buscaron desde la teoría las armas para la liberación, de la humanidad, para su expansión más allá de los límites mezquinos de su espacio y su tiempo. A los dominantes no les agrada el pensamiento que cuestionas los dogmas que los sostienen. La persecución de las ideas libertarias ha sido una constante en el capitalismo, sobre todo cuando representa un cambio de paradigma, cuando lo nuevo representa salir de lo que hasta ese momento es aceptado por todos.

Los dominantes se guían por el axioma: ¡Quién mucho piensa quién da vuelo a sus ideas, un día puede pensar que es necesario cambiar al sistema y los sometidos solo deben pensar lo que les permitamos!. Es de esta forma que fue posible mantener la colonia en América durante siglos, no se permitían libros, la iglesia actuaba como suprema censora. Cuando Bolívar habla de oponerse a la naturaleza, estaba declarando la guerra a la ignorancia de trescientos años de calma y a la falta del pensamiento.

Hawking resume el legado de muchos hombres, que como él entendieron, que las ideas, la teoría, es vital. No tripuló una nave espacial, ni viajó en una máquina del tiempo, para comprobar que era cierta su teoría del origen del universo. Marx tampoco fue obrero en las maquilas inglesas, para construir su teoría de la alienación.

Los llamados "falsos teóricos del socialismo" venezolano, no son tornillos sueltos en la historia, representan una corriente histórica, una actitud frente al pensamiento, truncar sus posibilidades es regresar a la época de la inquisición, de hitler, de stalin. "Los falsos teóricos", realizan su aporte constante desde pequeñísimos espacios a los que los ha ido confinando la socialdemocracia. Intentan sostener el testigo de los que al igual que ellos creyeron en el socialismo. Los "falsos teóricos del socialismo", si, tienen mucho de profetas: creen en ese lugar posible, donde las relaciones económicas superen las condiciones que reproducen presos, esclavos y dueños. Las teorías de los "falsos teóricos socialistas" venezolanos, no son de ellos, son las teorías de Cristo, Bolívar, de Marx, de Lenin, de Fidel, del Che, de Chávez, quienes primero pensaron lo imposible.

Fuentes:

(1) Stephen Hawkin: Una Breve Historia Del Tiempo. Documental basado en el libro, con el mismo título, dirigido por Errol Morris, con música de Philip Glass y estrenado en 1991https://www.youtube.com/watch?v=DGcBrn3217w

(2) El Presidente de la República Nicolás Maduro, en alocución de fecha 13 de Octubre 2014, sostuvo que el proyecto político denominado Revolución Bolivariana: "…trasciende falsas teorías y falsos teóricos…Por ahí ustedes encontrarán gente que se vanagloria de ser teóricos del socialismo y nunca en su vida han construido ni una célula del socialismo, ni donde estudian, ni donde hablan, ni donde escriben, ni donde trabajan…ser constructores de verdad, verdad del socialismo en lo concreto, en lo real…los chavistas no podemos ser falsos profetas, ni falsos teóricos del socialismo".

(3) Documental Stephen Hawking, vida de un genio https://www.youtube.com/watch?v=4BpA0GIiJpo

(4) Jesús Nuño, 12 de Julio, 2003. Personalidades: Stephen Hawking http://www.espacial.org/miscelaneas/biografias/hawking1.htm



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1239 veces.



Rosa Natalia

http://trincheraderosas.blogspot.com/

 trincheraderosas@gmail.com      @trincheraDRosa

Visite el perfil de Rosa Natalia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a196956.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO