Identidad y diversidad cultural: de sus pedagogías

“Permanecí en Europa por más de 20 años; trabajé en un laboratorio de química industrial […]; concurrí a juntas secretas de carácter socialista […]. Estudié un poco de literatura, aprendí lenguas y regenté una escuela de primeras letras en un pueblecito de Rusia”   Simón Rodríguez

 

Filosofía de la educación y su diversidad cultural

Como ciencia del conocimiento puro donde “El existencialismo es humanismo” J. P. Sarte, conformando la cultura nacional, a través del instrumento metodológico del sistema  nacional de educación con sus correspondientes teorías pedagógicas.

(…)Ya que Cultura es todo lo que haga la especie humana conscientemente y por su propia voluntad. Parafraseando a Herbert Marcuse en, “Un ensayo sobre la liberación”

Entonces educar-se, procesa imprescindiblemente, además de las políticas gubernamentales, el acto del ejercicio imperativo categórico de la voluntad humana ante el libre albedrió y lo determinado causal más sus posibles contingencias.

Razones para su comprensión y entendimiento 

De ello:

El humanismo comporta la diversidad cultural y a la educación corresponderá a su reflexionar como teoría con la práctica, por tanto, será verdadera y valida desde la investigación, con estrategias impartidas para su proceso enseñanza aprendizaje, la evaluación de su calidad, planificadas incluyentes. Para tener quién diga cómo aprender, ¿“una pedagogía socialista”? mientras se enseña aprendiendo y para tener quienes hagan y digan enseñando también.   
Formación ética y ciudadana, moral, como educación en valores, formación para la ciudadanía… Son algunos de los nombres convenidos que mediante asignaturas específicas o como ejes transversales, ocuparían el espacio curricular dedicado a la preparación para el ejercicio crítico y responsable   
  
Los programas de educación cívica básica, secundaria universitaria, técnica y adiestramientos industriales son fundamentados para el fomento y desarrollo social de las virtudes, siendo instrumentos cada vez más esencialmente importantes, urgentes para que los ciudadanos tomen conciencia de sus derechos y responsabilidades   
  
Educación para la ciudadanía. La identidad y su diversidad cultural

¿Es necesario incluir en el currículo obligatorio la formación de la ciudadanía cívica en derechos y deberes civiles? Las leyes del pensamiento lógico ¿Cómo y dónde se aprende a respetar los principios sociales, derechos sociales, políticos, civiles entre otros? ¿La virtud es enseñable? ¿Cómo se enseña por teoría o por ejemplo práctico personal como cultura de vida? ¿Se aprehenden y aprenden los distintos modos y figuras de virtudes? 
  
Educación y psicopedagogía una identidad cultural

La educación moral es una necesidad en las sociedades por la misma plural diversidad cultural y caracteres psicológicos, la psicopedagogía y biodiversidad en beneficio ecológico-humano-social-educación-trabajo como equilibrio de bienestar humano, así la educación del hombre y del ciudadano en ética en y para el bienestar colectivo será una filosofía de la educación en educación misma y no valores teóricos controvertidos, unos dogmaticos o  menos doctrinales que críticos.

Abogando criterios filosóficos para la construcción con elementos para un planteamiento de identidad normativa sobre la ¿Neutralidad doctrinal? en las instituciones educativas, en pos de un neo convencional acuerdo pedagógico unitario de intereses comunes básicos como último nivel de desarrollo en lo social material humano y, en el área de las ideas; lo moral peculiar, y lo ético mundial, que permite distinguir, al margen de lo que es más conveniente para todos, aquello que también es moralmente válido y nos debe llamar a su colaboración de bienestar colectivo humano actual 
  
Identidad y diversidad cultural como garantía al sistema productivo de su ideología

Esta cuestión; de categorías con modalidades que subyacen, ¿De Verdades? De ideología, género, gobernabilidad, sociedad educadora, sostenibilidad, medios de comunicación… algunos de los temas que desde los cuales los contenidos ideales por su pertinente concreción educativa social para enseñar desde una educación con su filosofía deben partir cabalmente en su ejercicio cotidiano práctico; para intentar así promover una educación de conjunto en valores que impulse costumbres para actitudes, aptitudes  como conductas asertivas hacia la consolidación de sociedades progresista del conocimiento y de mayor calidad de bienestar en todos los aspectos.  
  
¿Esto se enmarca en el constructivismo social funcionalista? o ¿En otro sistema doctrinal social innovador?

Entendiendo el aprendizaje humano como un proceso de experiencias-aprendizaje cohesionadas entre los sujetos que viven con respecto a sus percepciones inherentes, como sus expectativas referenciales a conocimientos, objetos, cosas, criaturas y el humano en sociedad, en devenir eterno, y que, en tanto tienen como contexto semejantes una diversa comunidad de pares.  Dicha experiencia así se potencia alcanza a mejores y más complejos niveles de desarrollo, al articularse a partir de vínculos, racionales y emocionales con otros sujetos ya que quienes participan desde percepciones con elaboración de ideas meditadas en el crecimiento personal progresista, pueden presentar nuevas perspectivas de acercamiento al conocimiento técnico, constituyendo éstas, a su vez nuevas y complementarias experiencias de aprendizajes.   
Fundamentos filosóficos para la educación de una ciudadanía, poderosa cognitivamente moral y virtuosa  
  
¿Qué filosofía de la educación, ante su crisis, deberíamos estudiar en el siglo XXI?

La pregunta es distributivamente compleja, no la puedo responder, porque implica conocer qué proyecto de sociedad queremos: …critica emergente, religiosa o positivista, técnica científica, inconsciente, romántica…

Una filosofía de la educación se impone necesaria en la educación práctica productiva, más allá del método discursivo falaz o no, para y en concreciones históricas efectivas, llenas de pensamientos dialecticos como hechos eficaces más allá del proyecto político educativo de país, unidos no solo dialécticamente como materialismo histórico   
 

Ofrece así, un espacio de reflexión filosófica, enriquecedor respecto al ámbito educativo, no solo ideal sino concretamente de derecho y hecho y, posiciona a la filosofía en su preocupación por el desarrollo de la reflexividad crítica social, en torno a las modalidades de procesos de educación aprendizaje como prácticas organizadas individuales y/o colectivas e institucionales desde muchos sentidos.   
  
Educación comunal y la ciencia lógica que le estructura en su amplia diversidad cultual

Concediendo desde la filosofía de la ciencia procedimientos de productividad técnicos, la “razón instrumental socialista” para así integrar nuevas tecnologías educativas de comunicación para los aprendizajes e información en el campo de la educación en filosofía.   
Estimular, fomentar, proyectar y promover desarrollos autónomos metodológicos y aplicaciones didácticas curriculares concretas, específicas en los ámbitos de educación en las praxis de valores y de filosofía de la educación, inmersas como teorías básicas estructuradas curricularmente para la infancia y la adolescencia.  
 
  
Del conocimiento y su dialéctica en la diversidad cultural

Generando progresivamente comunidades de diálogo, a sujeto y objeto de conocer, de investigar propiciando prácticas sociales educativas en procesos planificados desde el núcleo familiar-estadal en lo psicológico para lo epistemológico que enriquezcan los espacios familiares, institucionales, privados, colectivos públicos…¿la comuna socialista previniendo el delito juvenil?   
  
Con metodologías para enseñar la filosofía como una filosofía que es experiencia en contenidos fundamentados en principios éticos y, experiencias que no se dan aisladamente por supuesto, se diseñarían didácticas e implica la voluntad social.  
 
  
La filosofía así, es diálogo en comunidad heterogenia. Si alguien ve lo que otros no pueden ver, cómo lo vemos otros, lo llamamos alucinación, anomia, disfuncionalidad y des estructuralismo, nunca unidad dentro de la diversidad que converge en aquello en lo que hay que pensar integralmente y que no es en mi experiencia, en nuestras experiencias como sociedad general y, este nosotros tiene posibilidades indefinidas, que tienen necesariamente que intervenir en el análisis de las causas de sus procesos y efectos consecuenciales el neo-positivismo dialéctico frente al positivismo estructural y ambos involucran integralmente al pensamiento pedagógico crítico emergente dialectico. Ante las ciencias positivas ineludiblemente la filosofía dialéctica como verdad rigurosa y científica. No es cuestión meramente doctrinal.  
  
El conocimiento y la ciencia solo son posibles en un social ámbito intersubjetivo de procesos de comunicación diseñados curricularmente extensivos, con sus perfiles correspondientes de aprendizajes-enseñanzas y sentido contextual del tiempo, espacio e ideas en devenir perenne

El diálogo filosófico en comunidad heterogenia es diverso de búsqueda entre iguales incertidumbres e incógnitas, investigar con sus fundamentos y principios referenciales. Saber es indagar con método la verdad validad por sí misma. ¿Quizá el laboratorio comunal educativo universal?  
  
Psicopedagogía y comunidad educativa

Todo ser humano puede, tiene posibilidades y capacidades para preguntarse en indagatoria intelectiva. No es un ser inútil, alguien a quien le falta algo, y se atiene conforme a que  debe llegar de afuera, él es útil y capaz de construir su vida experimentado, aprendiendo de y con los otros socialmente. Lo que puede en su generalidad no tener es igualdades peculiares de condiciones y circunstancias de oportunidad y participación ante y en su propia realidad social respectó a otras, y, esto hay que tenerlo en cuenta para cambiarlo a través del poder del Estado y su aparato educativo como política social   
  
El ser humano no existe independientemente de la realidad general, somos necesarios unos de otros y de otros sistemas de realidades, en la medida en que nos vamos haciendo sociales intelectivos más intercambio es necesario, vamos haciendo el recorrido educativo a la vez desde nuestro mundo en interrelaciones mutuas de realidades.  
  
Preguntas como, ¿Debo sabotear la sociedad? ¿Debo robar? ¿Tengo derecho a faltar a clase y privar a mis compañeros de mi presencia? ¿Puedo llegar tarde? ¿Puedo no participar en la investigación o trabajo asignado? ¿Puedo aprovecharme de lo que hacen mis compañeros y yo no colaborar?, 
 

Familia, sociedad y Estado como identidad cultural

Hablamos de la importancia de los valores familiares y en educación de la humana solidaridad, pero luego actuamos enseñando a los educandos a no fiarse de nadie en la calle, no creer en teorías y procedimientos organizados como reglas o normativas, en métodos de organizaciones civiles o educativos, en persona o grupo alguno o en políticas públicas, en la clase cada uno hace sus tareas para él, hace sus ejercicios, sus exámenes, obtiene sus notas, todo individualmente.

 ¿Dónde y cómo pueden aprender nuestros niños y niñas y adultos que deben ser primero responsables consigo mismos y después con los demás en deberes para ganar derechos y con ello libertad para aprender a ser solidarios respecto a un ambiente duro y hostil o ante humanas debilidades ajenas?  
  
Un sistema educativo integrado además de lo cuantificable también de las cualidades y más allá de la diatriba política es necesariamente urgente, no dejando la verdad objetual solamente al descubierta, sino mostrándola metódica y sistemáticamente creativa desde lo experimental a lo sistematizadamente concreto, explicando ciencias, para que la descubran ellos, los disientes, y hagan suyos tanto el descubrimiento, como la propia verdad encontrada, educando para estimular y tener quién diga cómo aprender mientras se enseña para tener quienes hagan y digan también 

“Hay ideas que no son del tiempo presente, aunque sean modernas; ni de moda, aunque sean nuevas. Por querer enseñar más de lo que todos saben, pocos me han entendido, muchos me han despreciado y algunos se han tomado el trabajo de ofenderme” Simón Rodríguez

Bibliografía 

Rodríguez Simón.  Edición hecha por la Universidad de Caracas en agosto de 1975 - Editorial Arte.  Defensa de Bolívar La Educación Republicana Luces y Virtudes Sociales La Educación Republicana II Consejos de amigo Crítica de las Providencias de Gobierno La Educación Republicana

Reflexiones sobre los defectos que vician la escuela de primeras letras en Caracas y medios de lograr su reforma por un nuevo establecimiento (1794)" El Libertador del Mediodía de América y sus compañeros de Armas (1830)

Blanco Fombona, R. Mocedades de Bolívar, el héroe antes del heroismo

Bigott, Luis Antonio. Ciencia positiva y educación popular en la segunda mitad siglo xx

Ponce, Aníbal. Humanismo Burgués y humanismo proletario

Marcuse, Herbert, Un ensayo sobre la liberación

Mardones, J.M.   Filosofía de las ciencias humana, materiales para una fundamentación científica

Ricoeur, Paul. Ideología y utopía. 

Deleuze, Foulcault, Lyotard  y otros.  Pensamiento y experimentación

Mardones, J.M.   Filosofía de las ciencias humana, materiales para una fundamentación científica



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3722 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a167674.htmlCd0NV CAC = Y co = US