Una fecha para la historia

En las últimas décadas del siglo XX el pueblo venezolano libró dos combates decisivos contra la oligarquía. Uno fue la insurrección popular de 1989 conocida como El Caracazo y el otro fue la rebelión del pueblo en armas el 4 de Febrero de 1992. Ambas acciones abrieron el camino para la victoria electoral del 6 de diciembre de 1998 y también, para consolidar al líder naciente del proceso revolucionario, el Comandante Hugo Chávez.

La historia republicana desde 1830 estuvo marcada por un dominio omnipresente de propietarios esclavistas, de usureros, de gamonales y de caciques locales, quienes aplastaron el sueño bolivariano de la Gran Colombia, que prohibieron a Bolívar y a Sucre la entrada a territorio venezolano, que más tarde asesinaron a Zamora y luego, enviaron al exilio a Cipriano Castro en 1908 para finalmente, mediante el Pacto de Punto Fijo, secuestraron a las masas el 23 de enero de 1958.

Desde sus inicios en 1959 la Cuarta República se caracterizó por la feroz represión a los sectores populares con mayor énfasis durante las presidencias de Betancourt, Leoni y de sus aliados locales e imperiales que procedieron a ilegalizar al MIR, al PCV, suspendieron las Garantías Constitucionales, detuvieron a parlamentarios, torturaron y desaparecieron a cientos de patriotas en nombre de la libertad. La respuesta de los movimientos populares encabezados por el Partido Comunistas fue la de enfrentar al enemigo con sus propias armas. Este periodo conocido como “La lucha armada de los años sesenta,” agotó los cuadros políticos y simpatizantes de la izquierda que hacían vida profesional en las universidades, sindicatos y también en las FFAA. Vale decir que el repliegue emprendido a partir de 1966 encontró al movimiento popular política y socialmente debilitado.

El bipartidismo ejercido por AD y Copei aprovechó esta coyuntura para encerrar a la izquierda en un 10% y en el mejor de los casos en un 15% de los votos a escala nacional. Este contexto ahogaba cualquiera posibilidad de obtener una mayoría parlamentaria progresista y menos aún de aglutinar fuerzas para ganar la presidencia de la República.

Lo que ignoraban las agencias de inteligencia norteamericanas, europeas, israelíes, colombianas, cubanas y por supuesto venezolanas,es que desde 1975 se gestaba en el interior del Ejército venezolano una tendencia nacionalista y bolivariana que aspiraba restituir al país su soberanía, su dignidad, que rechazaba el entreguismo de la burguesía y de sus cómplices, que condenaba la discriminación que la derecha imponía a los pobres.

Estos jóvenes oficiales se consideraban el pueblo en armas y juraron delante del Samán de Güereluchar por ser libres, este compromiso caló hondo en el seno de la institución castrense.Los líderes de esta causa, casi en su totalidad, eran provincianos de origen humilde pero, con un profundo amor por la historia patria. Lejos estaban del rastacuerismo mayamero que desató el primer gobierno de CAP. Esa oleada apátrida que envuelve la clase alta y media de nuestro país y queconstituye un cáncer social.

La rebelión militar del 4 de Febrero marcó un hito en la historia política y social de Venezuela, al unir al líder con su pueblo y con las organizaciones populares los verdaderos soportes del proceso de refundación de la Patriahoy en todas las instancias y trincheras del territorio nacional hay esperanza porque se cumple con los más necesitados, restituyéndole alpueblo su condición de ser humano, dignificado.

Los programas sociales emprendidos por el Comandante Presidente, benefician a la inmensa mayoría de nuestros compatriotas quienes lo apoyan y apuntalan de manera resuelta el proceso revolucionario y la construcción del socialismo.

En estos trece años el Poder Popular se ha fortalecido y se mantiene gracias a la alianza del pueblo en uniforme con las organizaciones populares, convergiendo en el liderazgo indiscutible de Hugo Chávez Frías.

A veinte años de la gesta histórica del 4 de Febrero,su ejemplo generoso se agiganta en la conciencia del pueblo de cara al futuro.

lucartjesus@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1314 veces.



Héctor Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a138023.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO