En respuesta a "Un grano de Maíz"

¿Era posible el 4F, sin la ocurrencia del 27F?

El camarada Toby Valderrama en su Grano de Maíz del pasado 02-02-2011, nos
plantea un tema para la reflexión y la confrontación de ideas por demás
interesante, lo hace mediante una afirmación: “El 4 no es hijo del 27, al
contrario, lo refuta…”; aseveración del camarada que, por lo demás, no solo
contradice, por llamarlo de algún modo, nuestra historiografía oficial
revolucionaria, sino que, más allá de la misma, se contradice con la manera de
interpretar esos acontecimientos que hacen camaradas, dirigentes fundamentales,
de nuestro proceso Bolivariano, como son Aristóbulo Istúriz o el Camarada Hugo
Chávez. Pero, bienvenido el debate!!!

Aristóbulo, parlamentario en aquellos años de plena efervescencia popular,
piensa muy al contrario que el camarada Toby en su Grano de Maíz, y así lo
constata una entrevista que le hicieran en el 2008, leamos: “El 27 y 4 de
febrero fueron manifestaciones en contra del modelo económico capitalista.
Aunque los dos fracasaron obtuvieron una victoria política y nació el movimiento
cívico militar…De acuerdo con Istúriz, el descontento de la población trajo los
aires de cambio, los venezolanos y venezolanas necesitaban construir un modelo
alternativo al capitalismo, a pesar de que “Venezuela se consideraba, hasta ese
momento, 27 de febrero, la democracia más estable en América Latina”, no
obstante, -explica- esa democracia se basaba en conceptos restringidos de
libertad, ya que “los ciudadanos solo podían disfrutar a medias de los derechos
políticos a través del voto”…“El 27 de febrero la gente se lanzó a la calle sin
dirección alguna, la oligarquía siempre tiene de su lado a las fuerzas armadas
para defender sus intereses, en nombre de la democracia la utilizaron para
agredir al pueblo y efectivamente hubo muchos muertos”. Ese episodio fue un
llamado de conciencia para toda la sociedad y especialmente para el grupo de
Comandantes que se alzaron en armas el 4 de febrero…“Cuando los sucesos del 4F
el gobierno de Carlos Andrés Pérez llamó a defender la democracia, y el pueblo
no salió, decidió respaldar a Chávez porque su lucha era la misma de ellos”.
Asegura el profesor que el 4F es hijo del 27 de febrero…” (Aristóbulo Istúriz,
entrevista publicada en: www.minci.gob.ve, 4 de febrero de 2008).

El camarada Hugo Chávez, coincide plenamente con esa interpretación que hace
Aristóbulo de los hechos ocurridos el 27 de febrero de 1989, leamos: "Han
querido falsificar el 27 de febrero. Por eso hay que reivindicarlo todos los
días. No fue, como dicen algunos pequeñoburgueses, "la explosión irracional de
las turbas, que salieron con instinto primitivo a vengarse, o a robarse una
nevera porque no pudieron nunca tenerla". La verdad brilla como el Sol. Tenía
que ocurrir una rebelión en Venezuela. Tenía que ocurrir en alguna parte de este
planeta. Nos ha tocado ser vanguardia de los grandes procesos de cambio en este
continente"…"Cuando se apagaban las rebeldías en todo el mundo, ¡sorpresa! se
levantó Caracas, se levantó el pueblo de Bolívar. Nosotros tenemos que
reivindicar eso ante los jóvenes, ante las próximas generaciones. El 27-F no fue
saqueo, ni un acto de venganza. Fue una rebelión, nacida de la profundidad de la
conciencia histórica de nuestro pueblo"…"No comparto la tesis de que el 4 de
Febrero (de 1992) comenzó esta revolución. Realmente, para ser honestos y leales
con la historia y la verdad, hay que decir que esta Revolución Bolivariana, la
segunda de nuestra historia, comenzó un día como hoy en esta Caracas hace 20
años", expresó…” (Prensa Web YVKE, Viernes, 27 de Feb. de 2009).
En la conmemoración del año siguiente, 2010, el camarada Hugo Chávez reafirma
su visión de esos acontecimientos históricos: “El presidente de la República
Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró que “El Caracazo fue la chispa
que encendió el motor de la Revolución Bolivariana”. Desde la calle 14 de la
Avenida Intercomunal de El Valle, el Jefe de Estado dijo que la burguesía no
debe olvidar que una de las causas de El Caracazo fue “el incremento de la
pobreza (…) producto del neoliberalismo que anda aspirando volver a Venezuela”.
(Correo del Orinoco, 27-02-2010).

Esas interpretaciones, según el camarada Toby Valderrama, conllevan a:
“…abonar la corriente pequeño burguesa, anarcoide, y profundizar los obstáculos
que impiden el fortalecimiento del partido: Si el 27 es camino correcto…
¿entonces, para qué el partido? Éste servirá a lo sumo de “correa de
transmisión”. Esa postura impide ver la alta necesidad de un partido vanguardia,
que dirija al pueblo en sus combates…” (Grano de Maíz, 02-02-2011). Enfatizando,
Toby, palabras antes, que: “…decir como lo hace el documento que hoy analizamos
que el 4 es hijo del 27 de febrero, es aceptar que la corriente anarcoide tiene
razón, que no hay que organizar ni politizar a las masas y, lo que es peor, no
es necesaria una vanguardia, al contrario, la combaten porque se puede convertir
en una “iglesia”. (Grano de Maíz, 02-02-2011).

No obstante, si nos tomamos la molestia de leer completo el texto extraído por
el camarada Toby, sacado de su contexto, nos damos cuenta cuan equivocada es la
interpretación que hace el camarada, leamos: “Luego de las rebeliones militares
– populares del 4 de Febrero y del 27 de Noviembre de 1.992, hijas de la
rebelión popular del 27 de febrero de 1.989, y del proceso posterior de
movilización popular liderados por el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200,
la Revolución Bolivariana optó por la lucha electoral, y se hizo necesaria
dotarla de un instrumento político electoral, el Movimiento V República, para
lograr que aquella enorme masa popular en movimiento tuviera la cohesión,
disciplina y eficiencia electoral necesarias para derrotar a la oligarquía y sus
partidos. Hoy, al PSUV le toca ejercer esa función y ser vanguardia en el
proceso de construcción y defensa de la Revolución Bolivariana y Socialista…”
(Líneas Estratégicas de Acción Política.Enero 2011-Diciembre 2012. Hugo Chávez
Frías). El texto, por sí mismo, desmiente al camarada, no solo reafirma la
interpretación que tiene el camarada Chávez de los hechos históricos de 1989 y
1992, que ha reafirmado en cada aniversario de esos sucesos, sino que
reivindica la necesidad de construcción de una vanguardia, en este caso
partidaria, el Psuv. Afirmar, como lo hace el camarada Toby, que “Esa postura
impide ver la alta necesidad de un partido vanguardia, que dirija al pueblo en
sus combates…”, no sabemos de dónde la obtiene el camarada, ya que el documento
de las Líneas Estratégicas, es muy claro en la necesidad de construir una
vanguardia y esa debe, en todo caso, ejercerla el Psuv; no sabemos sí es eso lo
que molesta al camarada Toby, el hecho de que sea el Psuv el llamado a ejercer
esa vanguardia, y en el documento propuesto, el camarada Chávez desarrolla como
lograr ese objetivo.

Tanto es así, que el documento no persigue otro objetivo sino desmontar la
estructura “vanguardista” en que se convirtió el Psuv y lo alejó de las masas
populares, todos los puntos que contempla el documento están orientados en la
perspectiva de acabar con esa perversión. “El Partido tiene que ejercer su
función como “maquinaria electoral”, pero, principalmente, como instrumento para
la transformación de la sociedad, desde los sistemas de dirección y gestión
general del país hasta la cotidianidad ciudadana”…”Optar por la lógica del
Partido-Movimiento implica posicionarse dentro de las masas populares,
estableciendo y desplegando una amplia política de alianzas con las diversas
formas de organización popular, incluyendo los sectores patrióticos y
democráticos de las clases medias, apoyándolas e invitándolas a poner su talento
y conocimiento al servicio de la construcción de una sociedad del buen vivir
para todos y todas”…”El Partido debe retomar su papel de agitador de las masas
populares, sobre todo en aquellos territorios controlados por la oposición, sin
obviar la labor contralora que debe ejercer a todos los niveles, gobernados por
nosotros”…”el Partido no puede ser identificado como una suerte de apéndice del
Estado, sino como un instrumento que acompaña al pueblo en sus luchas y en la
construcción del Poder Popular”…”el Partido debe desarrollar la tesis
robinsoniana del Pueblo Legislador, orientando a la mayoría revolucionaria que
conforma nuestro Bloque Patriótico y Socialista de diputados y diputadas en la
Asamblea Nacional”…”el Partido debe ser el más activo participante del gran
esfuerzo de unir a los patriotas venezolanos y venezolanas en la gran tarea de
defender la Independencia y la Soberanía Nacional y Popular”…(Líneas
Estratégicas de Acción Política, Hugo Chávez).

El camarada Toby se plantea una interrogante: “¿Es necesaria una vanguardia?
¿Para qué sirve el partido?”, respondiéndose, de inmediato: “pensamos que sí.
Sin ese partido-vanguardia que dirija la batalla no es posible que el pueblo
avance, es posible construirlo sin privilegios, sin que se convierta en iglesia,
ese es el reto…”, en su planteamiento, conjuga partido-vanguardia, al pueblo lo
aprecia como algo ajeno, planteamiento que contradice las Líneas Estratégicas de
Acción Política que propone el camarada Chávez e incluso, las concepciones
revolucionarias marxistas, las cuales consideran que la liberación de los
trabajadores/trabajadoras será obra de las trabajadoras/trabajadores mismos, no
de una minoría, una vanguardia autodesignada. El partido es, sólo un
instrumento, en el mejor de los casos, un organizador, nunca, el reemplazante de
quienes declara servir, las Líneas Estratégicas se orientan, acertadamente, en
esa dirección.

Pero, es necesario aclarar que es la “vanguardia”, para poder entender hacia
dónde orienta el camarada Toby su planteamiento. A tal efecto, es menester
apoyarnos en N. Moreno y su debate con Ernest Mandel, en ¿Partido Mandelista o
Partido Leninista?, quien apunta hacia aclararnos esta duda, leamos: “En el
marxismo utilizado por Marx hay estructuras (las clases) y superestructuras (las
ideologías y las instituciones). Las masas están en la estructura y el partido
revolucionario en la superestructura. La clase obrera, las masas y la sociedad
en su conjunto, tienen superestructuras que son de dos tipos: objetivas y
subjetivas. Las objetivas son las instituciones y las subjetivas las ideologías
y las conciencias… Resumiendo, vemos que hay dos segmentos fundamentales: la
estructura y la superestructura. 0, dicho de otra forma, las clases por un lado
y las instituciones e ideologías por otro. Mandel, que habla de tres, parte de
un hecho cierto, evidente: existe una numerosa vanguardia. Pero con nuestro
esquema no tenemos dónde ubicarla; no es ni una clase ni una institución. ¿Es
necesario entonces revisar el marxismo? Es decir, ¿existe una tercera categoría?
¿O la vanguardia se ubica en la estructura, junto a la clase obrera y el
movimiento de masas? ¿O se ubica en la superestructura, junto al
partido?...Mandel no tiene ninguna forma de salir de esta contradicción, y
mezcla lo cuantitativo con lo cualitativo en forma inexplicable. Si la
definición es cuantitativa, vanguardia son los obreros "más conscientes", los
"más luchadores", los "más inteligentes" de la clase obrera. Vale decir, forman
parte de una estructura (la clase obrera) donde se diferencian del resto de sus
compañeros por ser "más" en algún sentido. Si la definición es cualitativa, es
decir, los que "continúan el combate", los que "publican periódicos", los que
"han alcanzado un primer nivel de organización", entonces la vanguardia se ubica
en la superestructura…Pero, entonces: ¿cómo definir a la vanguardia? Si lo
quisiéramos hacer con ayuda de la lógica dialéctica, diríamos que la vanguardia
es un fenómeno, no un existente (un ser), es decir que, a diferencia de las
clases y superestructuras, no tiene una existencia permanente durante toda una
época. Los sectores que en la lucha están al frente, son la vanguardia. Es un
término relativo; su mismo nombre indica que existe una retaguardia. En un
sentido general, el partido es “vanguardia" de la clase obrera; la clase obrera
es vanguardia de la sociedad toda. Si vamos a ejemplos concretos, en Francia en
1936 el movimiento obrero fue la vanguardia, pero en 1968 lo fue el movimiento
estudiantil…Recapitulando, podemos decir, que la vanguardia es propia de cada
lucha; que en una misma lucha diferentes grupos pueden alternarse en ese papel;
que un sector que hoy es vanguardia mañana no sólo puede dejar de serlo, sino
que hasta puede convertirse en retaguardia. El destino de las vanguardias es ser
absorbidas por la clase o ser asimiladas por la superestructura. Por ejemplo, si
alguna de ellas hace permanente su actividad, creando una ideología y
construyendo una- organización. Pasa a formar parte de la superestructura…”
Como se aprecia, el camarada Toby, debió tomar como punto de partida para la
mejor comprensión de su posición sobre el tema propuesto a debatir, cuál es su
definición precisa de lo que según su criterio, es la vanguardia, qué rol cumple
y su relación con el Partido y no la revisión de un hecho histórico
incontrastable; tanto como que, sin la comprensión de la revolución rusa de 1905
no podríamos comprender el “asalto a los cielos” de las masas rusas (dirigidas
por el proletariado y su partido) en el Octubre Rojo de 1917. La primera
revolución rusa supuso una grandiosa escuela en la que tomaron parte activa el
proletariado y el resto de capas oprimidas de la sociedad, donde todas las
formas y fases imaginables de lucha tuvieron lugar y donde el proletariado puso
en práctica todos los métodos de combate concebibles, desde las huelgas
económicas a las peticiones a las autoridades, desde la huelga general política
y las manifestaciones de masas, hasta la insurrección armada. Igual sucede, con
los hechos de 1989 y 1992.

Tratarlos de manera inconexa, como si no tuvieran relación de continuidad,
solo para justificar la premisa de la necesidad de construir la “vanguardia”,
ignorando, los aspectos desigualmente desarrollados que se combinan para dar
lugar a ese fenómeno, llevan al camarada Toby, a revisar completamente las
bases de sustento del materialismo histórico. "En la producción social de su
existencia, los hombres entran en relaciones determinadas, necesarias e
independientes de su voluntad, en relaciones de producción que corresponden a un
grado determinado de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El
conjunto de estas relaciones constituye la estructura económica de la sociedad,
o sea, la base real sobre la cual se alza una superestructura jurídica y
política y a la cual corresponden formas determinadas de la conciencia social.
En general, el modo de producción de la vida material condiciona el proceso
social, político y espiritual de la vida. No es la conciencia de los hombres lo
que determina su ser, sino al contrario, su ser social es el que determina su
conciencia. En un determinado estadio de su desarrollo las fuerzas productivas
materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de
producción existentes o, por usar la equivalente expresión jurídica, con las
relaciones de propiedad dentro de las cuales se habían movido hasta entonces. De
formas de desarrollo que eran las fuerzas productivas, esas relaciones se
convierten en trabas de las mismas. Empieza entonces una época de revolución
social." (Marx, Contribución a la Crítica de la Economía Política).
Lenin en 1899, establecía: “No puede haber un fuerte partido socialista sin
una teoría revolucionaria que agrupe a todos los socialistas, de la que éstos
extraigan todas sus convicciones y la apliquen en sus procedimientos de lucha y
métodos de acción. Defender la doctrina, que según la más profunda convicción es
la verdadera, contra los ataques infundados y contra los intentos de
corromperla, no significa en modo alguno, ser enemigo de toda crítica. No
consideramos, en absoluto, la teoría de Marx como algo perfecto e intangible,
estamos convencidos por el contrario de que no ha hecho sino colocar la piedra
angular de la ciencia que los socialistas deben desarrollar en todas
direcciones, sino quieren quedar rezagados de la vida…”

henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1768 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a117098.htmlCd0NV CAC = Y co = US