Ruralidades

El próximo gobernador en Naricual

El ministro Rafael Ramírez probablemente lo vio. Y nosotros, de suerte, al tercer día del que este naricualeño escribiera que “…fueron millares los dedos que apuntaron hacia el negro revolucionario para continuar y mejorar las políticas públicas de nuestro Estado…”. Se nos aumentó la esperanza cuando en la noche de ese día, desde nuestra inamovilidad física, lo vimos reunido con la gente de mi pueblo. Es que por conocerlo precisamente en las luchas por los más desposeídos, y Naricual no escapa de esa desidia, es que estamos seguros de que Aristóbulo Isturiz incluirá a Naricual en el programa Socialista a ser puesto en práctica a escala nacional por el presidente Chávez.

No sabemos si en la referida asamblea poblacional algún dirigente o alguna dirigente, de las tantas que hay allí, le habló al próximo gobernador de una reivindicación central de nuestro pueblo, como es la de reabrir el frente de trabajo que haga funcionar de nuevo la explotación de las extensas vetas carboníferas de las hulleras de Naricual, en el que habrá la posibilidad de empleo directo por lo menos para 80 compatriotas de la región.

Conscientes estamos, camarada Aristóbulo, de la campaña negativa de los adversarios del carbón. Empecemos por hacer referencia del desmantelamiento de las grandes estructuras en las que se instalaron maquinarias de precisión y procesamientos; grandes camiones que aparecieron en puerto Ordaz; un moderno ferrocarril. Todo de la nación. Hasta bloquearon la línea férrea y la falta de viviendas fue la excusa. La “difunta” Corporiente dejó una representación (no sabemos si aún existe) para las trabas a los nuevos proyectos. Mosca con ella, se pavonea en Puerto La Cruz.

No obstante tener esa reserva bajo tierra, se está trayendo el carbón de Colombia, el cual extraen a cielo abierto, para que Carbonorca haga el procesamiento de los ánodos de los grandes motores de refinación del hierro. También de la hermana República han traído “expertos” que vienen, ven y se van, con el informe negativo. No es su negocio exaltar la competencia. Pero si trajésemos a los expertos chinos, seguros estamos (trabajamos en esa mina durante la primera juventud) que sabrán que el carbón subterráneo durante millones de años bajo la presión de las altas montañas, por ello el mejor, las vetas oblicuas no son una sola. Aumentemos el socavón principal y aparecerán de nuevo a los quince metros.

Todo ello lo saben los chinos quienes también tienen sus galerías carboníferas subterráneas con la ventaja, como en Naricual, que la explotación no contamina la atmósfera, lo que si sucede a cielo abierto.

Profesor Aristóbulo, entre nosotros estos detalles prácticos deberíamos obviarlos. Pero es que los culpables de las debacles del pasado patalean junto con la tergiversación. Y Naricual no le hizo daño a nadie para que CAP y sus creyentes de entonces nos reventaran de esa manera. A lo que todavía decimos: no importa cuan adecos sean, pero algún día se convencerán del daño hecho a la zona carbonífera de Naricual.

Para cerrar, Profesor Aristóbulo, bloqueado sin remedio el trayecto ferroviario, es recomendable una salida de la mina frente a la población de Barbacoas, km 28 de la carretera vieja Puerto La Cruz – El Tigre, con acceso a los camiones que transportarán el mineral carbonífero desde Naricual a Puerto Ordaz. El ministro Rafael Ramírez conoce la zona. Y los chinos, con sus potentes topas, en un dos por tres realizarán las excavaciones. Eso sí, reconstrúyanse las edificaciones por el lado de Naricual como acceso principal del personal. También las construcciones que fueron asignadas al INCE de entonces. Y no olvidemos que hasta en Qatar se habló del carbón como complemento.

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1789 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /regionales/a155453.htmlCUS