¿Viene un Acomodo al CC-Anzoátegui?

En mayo de este año, publiqué a través de Aporrea un artículo cuyo interés estuvo centrado en ofrecer unas recomendaciones sobre cómo debía pensar el CC-Anzoátegui la campaña del 7-O [i] . Las Palabras cayeron al vacío porque este viejo con sus 73 años encima, no tiene quien lo oiga. Ahora ando por la capital y he estado en por los menos dos conversatorios en los cuales han tratado asuntos de interés para el PSUV y particularmente para el PSUV Anzoátegui. Lo que oí y que ahora me permito analizar, más que una situación de la cual pudiéramos quejarnos como simples militantes en Anzoátegui, tenemos que observarla como una oportunidad y ella se resume en lo siguiente: a) El equipo de los 15 definitivamente no cubrió la expectativas. Son efectivamente muy buenos camaradas pero no están a la altura de las exigencias. b) el CC-Anz anda en las mismas condiciones y complicándose porque algunos camaradas están jugando adelantados. El CC-Anz se ha volcado fundamentalmente a llevar mal dos tareas: Las Caminatas/concentraciones y un mal 1x10 y c) La salida o una supuesta salida a esta falta de inteligencia e iniciativa del buró político estadal y del comando, no se cura con enviados especiales. No son los síntomas a los cuales hay que atender. Lo esencial es atender la enfermedad.

Se comentó en estos dos conversatorios sobre una total ausencia de ideas e inteligencia en el comando. La ofensiva de los medios no tiene respuesta, aunque en la estructura del comando hay funciones para tratar, seguir y darle respuesta a esta ofensiva mediática. La Camarada responsable de la parte de comunicación, es extraordinaria periodista, pero no encaja en el comando con su función. No olvidemos que el fuerte de la oposición son sus manipulaciones mediáticas.

La vanguardia en Anzoátegui anda sin horizontes y esto nos obliga a la militancia silvestre a considerar un apoyo más directo y decisivo a varias tareas que están muy incompletas. Para la coyuntura del 7-O, no observo ninguna situación de riesgo porque Chávez moviliza y los que juegan adelantados animando sus intereses para el 16-D y para las elecciones municipales, deben pensar muy seriamente la actitud que ahora ponen en práctica, porque más tarde, cuando intenten recomponerla y hablar de unidad puede ser muy tarde. El bumerán puede estar dándole tremendo mamonazo en plena cara. Todos somos necesarios y útil en esta lucha.

En las dos reuniones que he estado y donde se ha analizado la situación, se ha dicho que Anzoátegui no está en el mejor punto del 1x10 y no puede estarlo, simple y sencillamente, porque el 1x10 ha sido una actividad que nunca fue del comando ni una política de organización del comando. El 1x10, según lo expuesto en el caso del estado Anzoátegui fue un trabajo de unos o dos camaradas con cierto apoyo en los equipos municipales pero sin una direccionalidad que permitiera focalizar el esfuerzo y establecer prioridades ahí donde el desempeño de procesos anteriores no fue lo que esperábamos. El 1x10 por falta de una dirección, se olvido de una de las más elementales recomendaciones de Chávez. El presidente no utiliza los mapas para adornar una intervención, sino para trabajar los movimientos tácticos y estratégicos.

En Caracas, más que en el propio Anzoátegui se conoce al detalle el desarrollo de este 1x10 porque según entendí, toda la información que se generan desde las entidades “caen” en una base de datos y ahí todos los detalles aparecen. Los miembros del comando saben de lo que estoy hablando y entiendo que deben tomar conciencia de este hecho. No estamos en el mejor lugar.

En un artículo anterior hablé de la penúltima reunión [ii] , pero un camarada en uno de estos conversatorios habló de la última reunión del CC-Anz y de cómo las intrigas y el jugar adelantado no ha permitido fijar un compromiso. Lo lamenté porque no estoy de acuerdo con esa realidad, pero fue útil la metáfora que utilicé en mi último artículo sobre la total ausencia de Espartaco en la estructura del CC-Anz. Todo esto apunta a reconocer la debilidad del equipo de los 15 y del comando. La penúltima reunión, con una asistencia de más o menos 6 camaradas estuvo mucho mejor que la última con una asistencia total. Cuenta que fue una reunión difícil, no porque hubo enfoques distintos, sino porque salieron a relucir las intrigas y esto no facilita espacio para entender lo importante.

Este hecho o situación, condujo a que varios de los camaradas que más usaron la palabra en estos conversatorios y que fungían como coordinadores, plantearon que estaba tratándose la posibilidad de llevar para Anzoátegui dos figuras con la finalidad de ponerle orden a las tareas. Se mencionó el nombre de Aristóbulo y de Jacqueline Farías.

Sobre Jacqueline Farías ya he ofrecido algunas conclusiones, en el sentido de incluirla como una posible propuesta de Chávez para una candidatura a la gobernación de Anzoátegui [iii] . Aristóbulo estuvo aquí en función de coordinación del PSUV y a decir verdad, no dejó mejor la situación. Como se podrá observar, vengo tratando la problemática del PSUV Anzoátegui y cada vez, el convencimiento se hace mayor. Necesitamos debatir sobre el PSUV con la finalidad de poner en el centro el partido necesario para Anzoátegui y el Proyecto que necesitamos impulsar para esta entidad.

@ClaudioElcuaco

[email protected]



[i] cómo debía pensarse la Campaña en Anzoátegui para el 7-O. Ver http://www.aporrea.org/regionales/a143792.html

[ii] Artículo: Espartaco en los Comandos Estadales: Caso Anzoátegui. Disponible: http://www.aporrea.org/regionales/a147818.html

[iii] ¿Chávez Desmontó a la Oposición o Construye Alternativa en Anzoátegui? http://www.aporrea.org/regionales/a147544.html

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1471 veces.

Comparte en las redes sociales