Golpes de estado, descarnado realismo

Triunfaron los militares colorados en Paraguay como lo hicieron las FFAA en Honduras, y en México, gano la dictadura perfecta, Estados Unidos no podía permitir que triunfe otro que no sea Pérez Nieto, el garantiza el continuismo del plan Mérida y del proyecto Pacifico para Sudamérica.

Lugo tras una semana de arrepentimientos de fe e ideológicos quizá solo movido por las valiente actitudes de sus ex colegas trato de recuperar la presidencia pero al no mostrar convencimiento debió resignarse a abandonar el cargo porque pudo mas la influencia religiosa que lo destituyo en alianza con las FFAA, el Congreso y sus propios aliados.

Por su parte UNASUR no puede funcionar solo con el activismo de Nicolás Maduro y Ricardo Patiño para prevenir el golpe porque retirar los embajadores, suspender a Paraguay del MERCOSUR, UNASUR, hasta que haya elecciones libres ya que las medidas no pueden ir mas allá de ese tiempo porque es imposible frenar la actividad comercial al interior del país y, este es uno de los pilares donde se asienta el éxito para los golpes, en definitiva, las medidas tomadas después de los golpes no son suficientes y sin que importe las bases del poder electoral con el que llegan a la presidencia.

Los golpes persisten, están amenazando a todos los gobiernos y esta es una verdad, es un descarnado realismo. Los militares conservan su indiscutible influencia política. Estamos lejos que la institución militar esta subordinada al poder civil.

Las FFAA que fingen estar subordinadas a los gobiernos civiles son porque estos invierten ingentes cantidades para gastos de defensa o se les incrementa constantemente el salario, esta es la verdadera subordinación de los militares de América latina al poder civil son gobiernos secuestrados por las FFAA.

Y, no se trata si Zelaya, Lugo, Evo, Correa, son buenos o malos presidentes este no es el problema del asunto, el verdadero problema esta en la injerencia de EEUU, a cada rato sondeando la integración regional no con la OEA con UNASUR, organismo que estrenaba secretario cuando el golpe paraguayo, el venezolano Rodríguez se encontró que UNASUR no encuentra medios de presión para revertir los golpes de estado, una vez producidas son situaciones consumadas como lo es la opinión publica dividida en los comentarios de la política general.

Así, lo gobiernos de Ecuador y Bolivia están en peligro de golpe. Evo no puede frenar desde diciembre del 2010 cuando decidió sin éxito quitar los subsidios a los combustibles en ese momento la oligarquía de Santa Cruz, los frágiles sindicatos y movimientos indígenas-campesinos se dieron cuenta que, con una constante presión contra la construcción de una carretera se puede conducir a una desestabilización del gobierno.

Para Ecuador, si el precio del petróleo continua bajando como lo hacen las remesas de los inmigrantes, la revolución ciudadana continuara sosteniéndose con los impuestos a los comercios, empresas e industrias que generan un gran malestar entre los propietarios porque no existe una cultura de pago, en Ecuador el consumismo es uno de los baluartes económicos para el gobierno como son los prestamos chinos, pero, el precio del petróleo y las remesas sostienen mas de un 45% de los gastos fiscales que mantienen la gran inversión publica y si eso termina, las FFAA fieles a su tradición golpista intervendrán amparados en el neutralismo institucional retirándole el apoyo al presidente.

Ecuador como Bolivia son países secuestrados por los militares, lo más preocupante es que Washington lo sabe, desde sus embajadas se analizan los diferentes ángulos de la situación socio-política y socio-económica para utilizarla en los golpes sobredimensionando en la región la crisis europea.

Las FFAA cuentan con laboratorios de desinformación que utilizan a los medios de comunicación públicos y privados, en estos momentos la lucha contra el narcotráfico es el elemento preferido, con el sostienen las relaciones militares y policiales con EEUU con ellas las Cortes de justicia se integran al plan contra el narcotráfico, terrorismo y violencia organizada, tienen servida la mesa para futuros golpes en las democracias mas débiles, es innegable que en esa lista constan Ecuador y Bolivia.

Golpes desde los Congresos legales pero ilegítimos como dice Correa, se producen en Ecuador hace rato, Abdala Bucarán destituido en 1997 por incapacidad mental solo con 44 votos, Lucio Gutiérrez destituido el 20 de abril del 2005 sin juicio con 62 votos de 100, Lucio propino el golpe a Jamil Mahuad entrando al Congreso, es decir, esto de los golpes desde los Congresos de las Repúblicas son mas viejos que el saludo de no revisemos la historia de Simón Bolívar.

Las democracias en Latinoamérica penden de un fino hilo constantemente tensionado por la política y por los militares.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1229 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a146458.htmlCUS