Crisis, ahora Italia

La cultura judía transformada en cristiana solo pudo cumplirse mediante la re funcionalización de lo occidental grecorromano y solo se consolido con el sometimiento colonialista de la cultura germana así se preparo la estructura conflictiva de la vida europea; las personas ya se interesaban por el valor de sus productos y por el valor de uso mientras seguían siendo fieles de la empresa de salvación de la humanidad, la iglesia.

Europa desde el siglo XII sufría por la escases de los medios de vida; y el productivismo para la vida social alcanzo un alto grado de complejidad en el sistema al tratar de acoplar el esquema de las capacidades de producción con las necesidades del consumo en momentos que Europa era el único continente revolucionando las fuerzas productivas hasta la Edad Media, en donde se produjo, entre otras, la interacción de tres grandes realidades históricas, Europa capital del orbe, la subordinación de la riqueza a la forma mercantil y la consolidación católica tras la revolución cultural cristiana, marcaron a los europeos a seguir por un reto largamente madurado, la inversión de la relación de fuerzas entre el ser humano y sus condiciones de producción.

Europa era el único mercado de fuerzas productivas que requería expandirse, la zona europea se transformo en la capital económica del mundo para que la economía circule con su instrumento básico, el valor, y su operación clave el intercambio por equivalencia desbordaba los limites penetrando hasta la estructura misma de la producción y el consumo hasta que el intercambio dejo de ser importante en el mercado por la necesidad de valor en las mercancías cambiando de manos, requería otro valor por la influencia exterior que privilegiaba el mecanismo de crédito en el mercado de valores aun no producidos, los europeos entran en el universalismo del mercado, que hasta hoy constituye una exigencia para la humanidad debatiéndose entre la oferta y la demanda, el empleo y el desempleo en constantes crisis.

El capitalismo ocupa toda una época desde la circulación de los metales desde las Américas hasta las manufacturas europeas explotando las fuerzas del trabajo donde se enteraron que las Indias llenas de riquezas estaban dentro de sus propios países, es la época donde la economía europea se amplia y se contrae hasta llegar a establecer su capitalismo definitivo; las colonias francesas, inglesas, belgas, portuguesas, españolas, marcaron la primera globalización del capitalismo y sus primeras crisis largas por las derrotas de las independencias.

Siglos atrás los pueblos europeos desesperados por las crisis económicas revolucionaban contra las monarquías y estas seguían existiendo, hoy, por la misma causa eligen indistintamente gobiernos de izquierda y derecha, eso paso en el 2011 con España. Grecia e Italia, eligieron tecnócratas para resolver una tendencia irreversible que sigue la historia de la economía capitalista que distorsiona las leyes del mercado en estos últimos 500 años y que afecta considerablemente a las otras historias con el predominio abrumador de la desigualdad social y con la explotación de los recursos naturales.

Después de los rescates a Grecia, Irlanda, Portugal se decía que España era muy grande para ser rescatada, ya fue rescatada con 100.000 millones de euros y espera otro salva taje mientras espera reducir su déficit publico ubicado en el 8.5% al 3% hasta el 2014, eso significa recortes por mas de 27.000 millones de euros a los que se agregaron 30.000 millones de euros mas por recortes en la salud y en la educación. Ayuda que se traduce en el aumento de la deuda publica que los españoles no saben como pagaran sin empleo.

De España se decía que era muy grande para ser rescatado. De Italia se dice que es un país demasiado grande para hundirse, lo cierto es que el gobierno del primer ministro Mario Monti elegido en noviembre para salvar la agonizante economía del país por su deuda publica de casi 2 billones de euros o el 120% del PIB con un crecimiento en lo que va del 2012 del 0.8% crecimiento que se sostendrá por las medidas de austeridad.

Hace rato que España e Italia están en recesión, se ocultaba esta realidad, ahora, se espera los resultados del fin de semana en Grecia, en donde la izquierda Syriza y su vocero Alexis Tsipras, decidirán, si triunfan seguir o no con el euro, si Atenas decide no seguir con la moneda común es muy probable que el euro se derrumbe, en parte porque la banca europea no podrá cobrar esas deudas y porque ante tanto problema el resto de países opten por su propia soberanía financiera.

El millonario George Soros hace poco tiempo manifestó que al euro no le quedaba mucho tiempo de vida, estos días la presidente del FMI Christine Lagarde dijo “al euro le quedan menos de 3 meses de vida si en Europa no hay estabilidad ni crecimiento”, además agrego, “hay que empezar la recuperación por las economías fuertes de Europa”, y ese es el mayor problema porque a Alemania, Francia las mayores economías de Europa no les interesa estar salvando a nadie porque saben que esta crisis es como un castillo de naipes que se derrumba diariamente, porque, el sistema no da mas así como esta políticamente manejado desde siglos atrás, el sistema no puede funcionar con tres cuartas partes de la población mundial improductivas, la pobreza desbordo al sistema porque no genera rentabilidad.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1762 veces.