Lo que subyace en el análisis de Hinterlaces acerca de las elecciones del 7-O

No entendemos por qué, en los medios de comunicación del estado, se le da tanta cabida a los análisis subliminales que emite a cada momento el director de la encuestadora Hinterlaces. Opiniones éstas, que parecen estar destinadas a confundir al electorado nacional y, de paso pasarle unos datos a la oposición, las cuales pudieran servirle a ésta, para crear estrategias favorables a su interés de conquistar votos en las bases chavistas, hecho este, que parece haberle dado resultado positivo al majunche en las pasadas elecciones del 7-0, sí tomamos en cuenta, lo increíble de la votación ( 6.000.000 de votos) que obtuvo el majunche. Todos sabemos, que en este país no existe esa cantidad de ricos, quienes pudieran estar encantados de sacar al Presidente Chávez y la revolución del gobierno venezolano. En Venezuela nunca existiría tal cantidad de escuálidos-majunches-oligarcas, porque, de ser así, ya, la oposición derechista los habría aniquilado, ellos no aceptan una competencia de esa exagerada dimensión.

En su discurso, Hinterlaces ignora la verdad, del devenir del pueblo y la sociedad venezolana, este devenir, siempre ha sido igual en todos los tiempos, desde la conquista hasta la cuarta república, o sea, esclavizada, excluida y desfavorecida. En esta encuestadora reconocen también, que, desde que, la revolución bolivariana está en función de gobierno, bajo el liderazgo de Hugo Chávez, la sociedad venezolana ha dado un cambio importante a favor del pueblo venezolano. Pero este reconocimiento, lo admite, para reforzar su mensaje subliminal a la oposición, cuando aprovecha para darle datos y premisas, que pudieran impulsar un cambio de estrategia en la oposición para escamotearle votos y solidaridad a la revolución. Sí, no lo creen, vean y oigan sus planteamientos cuando les entrevistan. El último programa de José Vicente Rangel es todo un poema. Allí, el director de Hinterlaces, pinta un cuadro de la Venezuela revolucionaria, bolivariana y socialista, totalmente opuesta a la realidad que hemos estado viviendo durante estos 13 años. O sea, él pinta un país, que se mueve en dirección contraria a la impuesta por la revolución.



Muy pocas veces se expresa de los logros de la revolución en detalle, o resalta la proyección de la revolución bolivariana en el contexto internacional y su importancia, que la convierte en referencia para los pueblos del planeta. Pueblos estos, quienes, ahora conocen, o han adquirido elementos de convicción, que le permiten tomar decisiones acertadas, para reclamar sus derechos otrora burlados y pisoteados. En cambio insiste en resaltar, que en el país existe una polarización, dejando colar entre líneas que los revolucionarios somos personas que obedecemos o seguimos un liderazgo emocional y religioso. O sea, que no somos racionales, porque nuestro líder es una especie de gurú, o ensalmador o encantador de serpientes, entonces, induce a pensar que, sí estamos polarizados, la oposición es totalmente racional y sus premisas son certeras y dirigidas por una excelsa lógica. Evidentemente eso no es así.

Lo que sucede, es que nuestra revolución, desfavorablemente no ha dado pie con bola a la hora de comunicar o ideologizar la población, por razones que todos conocemos, pero que, en las altas esferas de dirección no han sabido identificadas para corregirlas. En palabras llanas, los votos que perdemos son exactamente una perdida. No es, que tenemos que conquistarlos –los votos- es que los hemos perdido por nuestros errores. Mientras tanto, Hinterlaces y otras encuestadoras siguen insistiendo, en esa lectura errónea, que le dan al país para enviarle información a la oposición, la cual le permitiría penetrar las bases de la revolución. Ello se evidencia con el discurso que usaron como disfraz en la campaña electoral pasada.

Sí seguimos dando cabida a la exposición de motivos, que la oposición manipula en la conciencia del pueblo venezolano, mediante sus encuestadoras y analistas, convertiremos la revolución en una copia de la cuarta república, con dos opciones de gobierno: la izquierda y la derecha. Eso, no es el objetivo de la revolución bolivariana y socialista, nuestro objetivo es erradicar completamente de nuestra Patria latinoamericana el modelo capitalista como sistema de vida y de gobierno, e instaurar el modelo Socialista, como el mejor sistema de vida para la humanidad.

La gestión del presidente Chávez de ninguna manera se parece a esa apreciación de Hinterlaces que dice que Chávez es un líder emocional y religioso, la gran mayoría, de los ciudadanos en Venezuela y el mundo conocemos los logros del presidente Chávez y lo congruente y asertivo que ha sido en la mayoría de sus ofertas y concreciones en el ejercicio del gobierno y el liderazgo de la Patria venezolana, ello lo hemos dicho, y está demostrado y comprobado en innumerables oportunidades.

Si a ver vamos nosotros no tenemos que indicarle a la oposición lo que debe hacer para ser confiables para el pueblo que siempre, antes y ahora ha sido víctima de sus tropelías. Siempre hemos sostenido que una actitud firme, ante los abusos, las amenazas y las insinuaciones, de los hegemónicos ha sido un elemento efectivo para disuadir a estos sectores, de continuar en sus ataques. Por ello, no debemos, darle más exposición ante los medios a esas teorías, de Hinterlaces. En las cuales sugieren, que tenemos que convivir con la derecha y que todo se resuelve si la derecha penetra las bases del pueblo y la revolución penetra las clases medias. Ello es una ridiculez, la derecha podría penetrar las bases populares y conquistar el poder, pero ello no favorecería nunca al pueblo, por el contrario lo asesinaría, porque lo llevaría en retroceso a las catacumbas de la cuarta república. No, esa no es la doctrina que nuestro pueblo necesita, no le demos más tribuna a esos enquistados para cambiarle la mentalidad al pueblo.

Es responsabilidad del Gobierno venezolano, del nuevo Ministro de Comunicación, y del partido PSUV y los socios del Polo Patriótico, contrarrestar esa mala influencia, que aun continúa con su afán de resembrarnos la mala semilla, que nos inoculó el imperio español hace 520 años.

¡INDEPENCENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡ANAKARINA ROTE, AUNICON PAPAROTO MANTOR, ITOTO MANTÓ!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1430 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a152816.htmlCUS