Las intenciones ocultas de la MUD y su candidato

El último mes de campaña electoral ha comenzado con revelaciones verdaderamente alarmantes. Varios análisis han surgido de la lectura del programa de la MUD, tanto del programa firmado por todos los que fueron candidatos en sus primarias de oposición, como de documentos que miembros de los mismos sectores opositores han develado, en los que exponen a la luz pública las verdaderas intenciones de quienes hoy compiten contra el programa político y el liderazgo de Hugo Chávez.

Tanto David de Lima como William Ojeda, ambos militantes de la oposición venezolana, han develado un documento (“Lineamiento para el Programa de Gobierno de la Unidad Nacional”) discutido por los asesores económicos del candidato de la derecha, en el que se explayan las propuestas de políticas que desmontan la ola social de avances que se ha tenido con el gobierno bolivariano, se plantea acabar con el nacionalismo petrolero y crear un ente autónomo que maneje la política petrolera al margen del poder ejecutivo. También plantea demoler el financiamiento y subsidio de la vivienda, el cual le correspondería a la empresa privada puesto que, según sus cuentas, es muy costoso para el estado; propone el incremento de las tarifas de la energía eléctrica y de los servicios de transporte publico, así como la eliminación de la llamada ‘gaveta’ (obligación de la banca de ayudar financieramente a los pequeños y medianos emprendedores) de empresarios, turismo y agricultura, entre otros. Recordemos lo ocurrido en abril del 2002, cuando quienes accedieron al poder durante cuarenta y ocho horas, muchos de los cuales hoy se encuentran alrededor del candidato de la derecha, llevaban bajo el brazo las carpetas con las denuncias de los créditos indexados para revertir la decisión tomada por el TSJ en la que declaraban nulos las estafas de la banca con cargo a ésta figura. Se pretendía entonces, como ahora, acabar con el estado social democrático de justicia y derecho que nos hemos dado los venezolanos.

El documento, tenebroso y siniestro, tiene su base en el programa de gobierno común firmado por los opositores. Por suerte tenemos quien le ha metido el ojo y desmenuza su estrategia y afán anti/pueblo. Ya en febrero de este año Jesús Farías publicaba  un folleto denominado  “Desmontando la oferta fraudulenta de la burguesía: Capriles Radonski, una mentira ambulante”, en el que denunciaba el uso descarado de la mentira para conquistar al electorado. También Tony Boza aquí en el Zulia publicaba en mayo de este año, el libro: “La oferta engañosa de la derecha: análisis critico del programa de gobierno de la mud”, en el que entre otras cosas demuestra como las fulanas cien soluciones para la gente antes que reconciliar encrespan más los ánimos sociales, y más que fortalecer la institucionalidad democrática quiebran el estado constitucional y le abren cauces a otra cosa. A su vez “El paquetazo” de Romain Migus despelleja artículo por artículo la gran mentira de la oposición y dice que “…el documento pretende enmarcarse en los principios dictados en la Constitución, (…) sin embargo, vale destacar que en los artículos 67 y 941  los redactores del programa de la mud plantean la posibilidad de reformar la Carta Magna”. ¡Qué extraña manera de apegarse a la Constitución de 1999! En el fondo los documentos que afloran de la mud destilan el descaro, la desfachatez y desespero propios del perdedor. Ojalá no pasen de la deleznable pretensión de mentir para evitar ser derrotados, a la locura de violentar la soberanía popular que hace tiempo le clavó la cruz en el corazón a los paquetes engendrados en las oficinas chupasangre del FMI como el que ahora ofrece el candidato perdedor.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 826 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas