El peor momento para sacar 4 programas del aire por pura retaliación política

Dicen que la Historia se repite cíclicamente, a veces como un espiral. Situaciones que en el pasado sucedieron se vuelven a repetir, perjudicando no sólo a personas, sino a todo un proceso revolucionario que tanto nos ha beneficiado, pero que necesita avanzar.

Y es curioso: en el momento en el que el Imperialismo ataca a Pdvsa, en el momento en el nuestros movimientos sociales sufren la arremetida del enemigo interno a lo largo y ancho del país, a pocos meses de que comience un proceso electoral del cual depende nuestro proceso y justo cuando el Comandante Chávez nos pide hacer máximos esfuerzos por la unidad y la conformación del Polo Patriótico, ese es el momento en el que una de las emisoras más importantes de nuestro proceso es misteriosamente desarmada y desmantelada. Y no es la CIA o el Mossad quienes cumplen esta misión, sino gente desde dentro de nuestro propio gobierno.

El 9 de mayo, el ministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra, decide ejecutar la medida de destituir a la Presidenta de La Radio del Sur, Cristina González. Sin explicaciones le exige telefónicamente abandonar la sede de la emisora ese mismo día, y luego, el 24 de mayo, se cumplió su orden de despedir a cinco experimentados periodistas de La Radio del Sur: Aarón Corredor, Marcos Salgado, Hernán Cano, Ernesto J. Navarro y el refugiado político Freddy Muñoz Altamiranda. ¿Las razones? Juzgue usted.

Precedentes

Izarra había tenido fuertes problemas con varios de ellos cuando eran empleados del proyecto inicial de Telesur, hace casi 5 años [11]. El excelente artículo "Carta a mis hermanos de La Radio del Sur", escrito por la excelente periodista Patricia Rivas, testigo presencial de lo allí ocurrido, puede informarle mucho mejor [25].

Lamentablemente, la actitud del ministro Izarra ha sido la de perseguirlos hasta donde sea posible, como cuando ordenó en 2008 el despido, sin razón alguna, del periodista Andrés Sallari, quien en ese momento producía y conducía el noticiero “NotiSur” de YVKE Mundial. La profesora Cristina González, entonces presidenta de la radio, tuvo que cumplir la orden indignada, sin que se le diera razón alguna. Todos los trabajadores que conocíamos a Sallari estábamos muy molestos dado el nivel de compromiso del camarada, pero “por el bien del proceso” tuvimos que callar.

Los conductores de La Brújula Mundial
En ese momento Sallari también conducía un programa con Navarro, Cano y José Micheli, llamado “La Brújula Mundial”. Al despedirse a Sallari, sus tres compañeros, en solidaridad, decidieron no hacer más el programa [13]. La única explicación fue una nota que Sallari colgó en Aporrea [12], y ante la imposibilidad de conseguir trabajo en otros entes del Estado apoyando la revolución (Izarra se encargó diligentemente de hacer llamadas a todos lados, difamando al camarada y acusándolo de ser de la CIA), Sallari prefirió irse a apoyar la naciente revolución en otro país suramericano.

De nuevo en 2011, volvemos a ver cómo se desarman y destruyen proyectos comunicacionales por meras razones retaliativas. El reciente despido de los 5 periodistas, orden ejecutada el pasado 24 de mayo -el mismo día que Estados Unidos anunciaba sanciones contra Pdvsa- dejó a la emisora sin 4 de sus programas más emblemáticos (“La Brújula del Sur”, “La Vuelta al Sur”, “Contextos” y “En Órbita”), justo en un momento en el que más necesitábamos no sólo información y opinión, sino el apoyo solidario de cientos de movimientos sociales de todo el mundo. Tras su despido, dejaron sonando música en esos espacios, mientras que las emisoras privadas, que siguen teniendo la mayor parte del espectro radioeléctrico, arremeten con su entretenimiento adormecedor y sus espacios complacientes con la derecha.

Indirectamente, Izarra también acabó en segundos con la reputación de Desiré Santos Amaral, de quien todo su pasado como defensora del gremio periodístico quedará prácticamente en el olvido, para ser recordada como la persona que ejecutó la orden de Izarra de despedir a cinco de sus colegas en uno de los momentos más críticos de la revolución. Condición impuesta para recibir su nuevo cargo como presidenta de la emisora.

Aquel martes también se anunció que La Radio del Sur será mudada de sede a Telesur, y que tendrá que obedecer y acatar las líneas emitidas por la televisora. Admiro mucho a Telesur, pero no entiendo para nada la movida. Creo que no se gana nada destruyendo una radio indudablemente revolucionaria, con personalidad propia, fuertemente establecida y con audiencia cautiva.

La necesidad de organización de las y los trabajadores

El punto es que no es la primera vez que esto sucede. En el Minci, YVKE Mundial, Avila TV, RNV, VTV y otros medios públicos han habido en muchísimas ocasiones despidos masivos por razones retaliativas, en particular cuando han habido cambios de ministros y directores. La lección que nos deja esta serie de hechos es importantísima: las y los trabajadores de los medios públicos, al igual que quienes trabajan en entes del Estado, empresas mixtas y privadas, tenemos que avanzar a pasos agigantados en la organización obrera.

No se trata de cuidar puestos de trabajo: estoy seguro que en algunos días o semanas los cinco despedidos de La Radio del Sur conseguirán nuevas trincheras desde donde apoyar al proceso. Pero cada vez que un funcionario prepotente hace despidos masivos, cierra programas de radio o televisión, cancela proyectos y cierra departamentos, la revolución sufre. Personas que estaban atentas a una programación terminan migrando a otros espacios, y a menudo terminan sintonizando medios privados. Sitios webs excelentes se echan a perder. Equipos de trabajo se desbaratan. Personas valiosas se dispersan. Insisto: es la revolución la que sufre.

¿En quien confiar? Movimientos que nacieron promoviendo una Constituyente comunicacional para avanzar ante el vergonzoso Colegio Nacional de Periodistas, terminaron en absoluto silencio ante lo ocurrido en La Radio del Sur. Aún cuando 16 de los 24 miembros del Movimiento por el Periodismo Necesario estaban de acuerdo en apoyar a Cristina González, sus dirigentes decidieron que el movimiento debía callar para "no perder espacios conquistados". El apoyo hacia los despedidos vino desde grupos organizados desde abajo: frentes campesinos, asambleas de trabajadores, movimientos de pobladores, radios comunitarias, medios alternativos, todos amparados en el artículo 70 de la Constitución. Son revolucionarios y revolucionarias molestos por la impunidad contra los campesinos y que están en contra de la criminalización del movimiento popular. Ellos no dudaron en manifestarse [22] y demostraron que ellos sí son "Necesarios" para construir nuestro proceso bolivariano.

Tenemos que confiar entonces en nosotros mismos, para ayudarnos, para ayudar a nuestro Líder y a este proceso. Se necesita con urgencia que luchemos por una nueva Ley para el Trabajador y la Trabajadora, que nos permita reforzar a los consejos y asambleas no sólo para defendernos ante este tipo de situaciones, sino para que podamos participar de forma activa y protagónica en dirigir el rumbo de nuestros medios, acabando con esa cultura verticalista que vemos tan a menudo en el Minci y otros entes públicos. Queremos construir formas de trabajo más horizontales, donde prevalezca el debate y el estudio por encima de las órdenes incuestionables. En donde se exigirá más de nosotros porque tendremos que ser más capaces, tener más ideología y mayor formación, pero en donde entregaremos muchos mejores resultados.

Hechos y sucesos a analizar

Quienes seguimos al Sistema Nacional de Medios Públicos estamos dolidos por una serie de hechos que están ocurriendo desde hace semanas, y creemos que no es casual que sucedan ciertas cosas. Pido al lector o lectora que recuerde lo ocurrido, nos ayude a analizar qué puede estar saliendo mal, y colabore en proponer salidas.

La deportación de Joaquín Pérez Becerra el 25 de abril de 2011

La entrega produjo una avalancha de no menos de 600 artículos en Aporrea, Rebelión, Kaos en la Red y otros portales. Cientos de revolucionarias y revolucionarios de todo el mundo se volcaron a Internet luego de que se silenciara el debate en los medios del Estado. Nada más en el foro de Aporrea, hay un tema de discusión sobre Pérez Becerra con 1.660 comentarios y 30 mil visitas [23]. Pero el problema no es sólo la entrega del editor de ANNCOL al gobierno colombiano, que cuenta con 7.500 presos políticos y ha superado con creces la cantidad de muertos y desaparecidos que hubo en las dictaduras del Cono Sur.

Lo que también molestó, es la forma como los voceros del gobierno bolivariano terminaron expresándose. "Capturado en Vzla colombiano solicitado por código rojo INTERPOL por terrorismo. En breve comunicado de nuestro gobierno", escribió el ministro Izarra vía Twitter aquel 23 de abril a las 4:48 PM [1]. Acusar a priori a una persona de terrorismo sin usar los adjetivos de presunción, ya es algo bastante lamentable. Luego, se emite un comunicado [2] donde se justifica la captura de Pérez Becerra y se asegura que “el Gobierno Bolivariano ratifica así su compromiso inquebrantable en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y el crimen organizado”.

En el comunicado del gobierno se copia textualmente el término “lucha contra el terrorismo”: el mismo que Estados Unidos ha usado para justificar las invasiones a Afganistán e Irak. El mismo que Israel ha usado a lo largo de 60 años para arremeter contra el pueblo palestino. El mismo pretexto que se usa ahora para atacar al pueblo de Libia. ¿Por qué tenemos que copiar la terminología y el lenguaje que, como revolucionarios, se nos ha enseñado a rechazar desde el comienzo?

De esta manera, un comunicador alternativo, que luchaba para mostrar las realidades de Colombia que no tienen cabida en los medios de comunicación tradicionales, es prontamente neutralizado y tachado por nosotros mismos de “terrorista”, término que en el pasado sólo era usado para aquellos que ponían bombas y asesinaban civiles inocentes, pero que hoy la derecha prostituyó, usándolo contra cualquiera que huela a izquierdista. De pronto, nos pusimos en el mismo lado de aquellos que consideraban a ANNCOL como su enemigo (página web citada no menos de 300 veces en el portal de Telesur [7]), quenes luego celebraron que se le diera de baja. La solidaridad con Pérez Becerra es porque él hace exactamente lo mismo que cualquiera de nosotros como revolucionarios.

El silenciamiento

No hace falta mostrar circulares o mensajitos por Blackberry para saber que el 25 de abril de 2011 y días posteriores hubo órdenes explícitas de que hubiera “cero Pérez Becerra en Pantalla”. El propio 25 de abril la extradición del comunicador no fue reseñada por ningún medio del Estado, ni siquiera por programas como Dossier. Tampoco apareció en el Correo del Orinoco del día siguiente. Tuvimos que enterarnos por medios colombianos, y no terminamos de creer lo ocurrido hasta ver las imágenes de Pérez Becerra bajando del avión en Bogotá.

Ni el Correo del Orinoco, ni Ávila Tv se salvaron de recibir llamadas ordenándoles no publicar. Las discusiones a lo interno en Vive TV fueron duras y ácidas. Ni siquiera un medio alternativo como Catia TVe se salvó de la orden de suspender un programa dedicado al tema Pérez Becerra. Ni un sólo medio de comunicación del Estado asistió a darle cobertura a un foro organizado por el Foro Social Mundial y  Cotraín, que contaba con ponentes representando las dos posiciones opuestas en el tema, y que sólo se dio a conocer gracias a medios alternativos [24].

La Radio del Sur sí continuó transmitiendo información sobre Pérez Becerra. Eso sí: de forma balanceada y responsable. No era ningún tipo de campaña malcriada o desobediente, pero tampoco se podía acallar un tema que era objeto de discusión adentro y afuera de nuestras fronteras.

La concurrida manifestación ocurrida el jueves 28 de abril frente a la Cancillería y la Asamblea Nacional también fue cubierta por la Radio del Sur, a pesar de las tempranas llamadas de Izarra exigiendo a González y a “esa cuerda de radicales que tienes allí”, de no hablar del tema. Pero fueron valientes y reseñaron la manifestación. En lo particular, Aarón Corredor me llamó esa tarde desde su programa radial y me pidió hacer una corta reseña de la marcha, que hice de la forma más profesional que pude, a pesar de que minutos antes me informaron que Izarra había llamado a mis jefes para exigirles sanciones contra mí por haber tuiteado en mi cuenta personal fotos de la marcha de ese día.

Un medio alternativo muy conocido sí permitió que cientos de artículos de opinión sobre el caso Pérez Becerra (a favor y en contra) desfilaran por su página web. Ese medio ahora sabe que varios de sus anunciantes han recibido presiones desde el Minci para que dejen de anunciar, y si ha decidido no denunciarlo todavía, está tomando pasos para mantenerse sin financiamiento del Estado, el cual parece ser el camino que tendrán que tomar de ahora en adelante los comunicadores alternativos y comunitarios.

Un golpe al apoyo internacional

Para el comunicador Gonzalo Gómez, el caso Pérez Becerra destruyó en cuestión de días “buena parte de lo que hicimos en once años para construir la solidaridad internacional y el apoyo al proceso bolivariano” [3]. En efecto, muchas organizaciones sociales de izquierda, movimientos reivindicativos y partidos políticos de otros países del mundo leían con incredulidad las noticias sobre la extradición, las propias palabras del Presidente Chávez sobre el tema y las noticias aún más deprimentes sobre la destitución de González y el despido masivo de los camaradas.

Una persona perteneciente a un movimiento político español que siempre ha apoyado al proceso, escribió en privado a sus amigos: “Alguien debería asesorar al Presidente en cómo debe expresarse, al menos respecto de quienes apoyamos el proceso bolivariano, o por lo menos decirle que en el Estado español todos los que lo hacemos de forma consecuente somos comunistas. De diferentes partidos, pero comunistas. Lo mismo que en Venezuela”. Esa persona preguntaba si es cierto que despidieron a cinco personas en La Radio del Sur, y estoy seguro que no es la única a quien se le hizo difícil creer lo ocurrido.

Da la impresión de que algunas personas que están cerca del Presidente Chávez, en vez de hacerle recomendaciones apropiadas en torno a cómo manejar casos polémicos como éste, se acercaron a él de forma victimizada, como aquel niño que acude a su papá llorando para acusar a su hermanito, esperando que le den una zurra. No pensaron en que el pronunciamiento que haría nuestro Comandante, ante la falta de asesoría adecuada, afectaría negativamente a nuestro proceso.

Atacada por la ultraderecha

El mismo día que se realizaban los despidos, el sionismo también arremetía contra la profesora Cristina González: el 24 de mayo fue acusada en la Fiscalía por la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela [14]. La acusan de supuesto antisemitismo en su programa “La Noticia Final”, desde donde ella frecuentemente denuncia desde hace muchos años al sionismo internacional, doctrina que usan los líderes del gobierno israelí responsable de las atrocidades en Palestina.

A nadie nos extraña la persecusión de sectores sionistas contra González, pero lo que sí nos preguntamos es: ¿por qué Salomón Cohén Botbol, el presidente de la mencionada Confederación, escogió justamente este momento para realizar su ataque derechista? ¿A qué se debió tan singular sincronización?

A la izquierda Salomón Cohen Botbol (presidente de CAIV), junto a José María Aznar y
a Eduardo Elsztain, presidente de la Junta Directiva del Congreso Judio Mundial
En fin, el programa "La Noticia Final" sale del aire. Al margen de que eso estaba acordado semanas antes de la demanda (la profesora González está empezando un nuevo programa los miércoles en la misma emisora, y prefirió ceder el espacio de los lunes), los sionistas igual verán el fin de “La Noticia Final” como una contundente victoria para ellos.

Lo nuestro será para siempre”

Que la profesora González sea atacada simultáneamente por la ultraderecha sionista y por algunas personas dentro del gobierno, posiblemente sea una casualidad. Pero en medio de toda esta crisis, comienza a sonar Ilan Chéster en VTV, en micros “alentando” al Comandante Chávez ante su problema en la rodilla (ver http://www.youtube.com/watch?v=jAXgn9wj-xU ). Chéster no sólo fue una figura impulsada por RCTV y Sonográfica; es hijo de un connotado líder sionista judío, y está orgulloso de serlo [6]. Habla con orgullo de los logros de su padre en lo que llaman “la guerra de independencia de Israel”, que los palestinos denominan con dolor la Nakba o Catástrofe. Y ya Chéster había declarado en 2009 que “nuestro presidente ni es culto ni es inteligente. El odio y el resentimiento no conocen el lenguaje de la convivencia y la cortesía” [4].

El ministro Izarra divulgó los micros con la canción “Para siempre”, en su cuenta en Twitter el pasado 12 de mayo [5]. Afortunadamente, los micros no duraron más de un día saliendo por VTV, no sabemos si por las fortísimas críticas de parte de camaradas revolucionarios desde las redes sociales, molestos por escuchar la música de un enconado sionista que odia a Chávez, siendo usada para tratar de darle ánimos al Presidente.

Chéster pudo salir dando declaraciones públicas exigiendo el retiro de su canción, pero no lo hizo. Al contrario de Shakira, cuando el ministro tuiteó con emoción el 14 de mayo la foto de una guitarra que supuestamente ella había regalado al Presidente Chávez [8], pero que luego ella desmintió [9]. La enseñanza que tanto nos han dado, de verificar noticias e informaciones delicadas como esas antes de publicarlas, parece que no es cumplida por algunos.

Propaganda de la buena, editorial de Producto”

El ministro también retuiteó el pasado 16 de mayo [15] un artículo de Raúl Lotitto [16], editor de la revista de mercadeo y publicidad Producto, posiblemente con la intención de mostrar que sectores de la clase media están apoyando la revolución.

La satírica imagen usada por
Raúl Lotitto en la revista
Producto de abril de 2011.
Lotitto siempre ha sido muy crítico con el gobierno del Presidente Chávez: en 1999 desestimaba la importancia de una Constituyente [17], en 2004 escribía artículos haciendo quedar al Presidente como un golpista manipulador y despilfarrador [18], y en 2007 hacía grandes alabanzas a la Cuarta República al tiempo que calificaba al proyecto de Chávez de “neo-comunista”, corrupto, destructor y atemorizante. Es más: con una extraña metáfora, acusaba a nuestro gobierno de “rasgar el himen” de Venezuela, de acabar con la inocencia virginal que CAP había dejado intacta [19].

De pronto, Lotitto aparece en 2011 con el artículo “Propaganda de la buena” [16], que comienza de forma súper aduladora. Dice Lotitto: “La publicidad del Gobierno Nacional es estupenda. Sobre todo en el medio exterior. La última valla que pude analizar no tiene desperdicio. 'Déjenlo trabajar' cumple incluso a rajatabla con aquel decreto que prohibió la imagen del Presidente en anuncios publicitarios y que no suele ser de tan estricta observancia. Vale analizar la pieza. Es una obra maestra”. Lotitto alaba las gigantografías colocadas por el gobierno en el aeropuerto de Maiquetía, se siente admirado por el lema “Venezuela cambió para siempre”, considera “genial” el ícono de la boína roja encima de algunas letras, y califica algunas vallas en la autopista de “ínéditas”. 

Lotitto logró que el ministro Izarra retuiteara su artículo creyendo que estaba lleno de alabanzas. Pero si lee el artículo con cuidado, verá que el editor de Producto quería decirnos otra cosa: que no somos éticos. Tras transmitir sus dudas sobre la veracidad de algunas afirmaciones que hace nuestro gobierno en vallas y gigantografías, Lotitto confiesa: “Si bien la premisa ética de la publicidad y la propaganda es decir la verdad, nadie debe perder de vista que su objetivo verdadero es vender”.

Y remata Lotitto con este párrafo: “La comunicación oficial (...) crea incluso una realidad propia más allá del mundo verdadero. Generadora de la nube mágica del socialismo virtual del siglo XXI que, controlado por expertos que nadie conoce, llega donde tiene que llegar para seguir ganando elecciones.” Lotitto nos acusa a nosotros de hacer lo que la industria publicitaria mundial hace todo el tiempo: mentir, manipular, engañar, crear mundos falsos donde seremos felices si compramos lo que ellos tienen.

Pero lo extraño es que se ha vuelto normal en el Minci y en otros ministerios el contratar agencias publicitarias privadas para diseñar nuestras campañas: quienes hacen la publicidad que nos manipula y nos hace volvernos consumistas, también hacen las cuñas para el Socialismo del siglo XXI, que lucha contra el consumismo y el capitalismo.

Será necesario analizar si esto tiene al menos parte de la culpa de que el mensaje no llegue adecuadamente a toda la población, como sugiere Eleazar Díaz Rangel en su artículo “¿Quién controla la TV?” [21]. Y para muestra, un botón:  el 7 de mayo vimos a decenas de miles de personas pasando trabajo para inscribirse en la Gran Misión Vivienda Venezuela, haciendo largas colas bajo el inclemente sol, muchas de ellas pensando que el operativo sólo duraría ese fin de semana. Muchos tampoco sabían que el orden de inscripción no era importante.


La falla sin duda fue comunicacional, pero en VTV se dijo varias veces el día anterior que el operativo duraría un mes. ¿Qué pasó? ¿Por qué nuestro pueblo no vio los anuncios en VTV? ¿Estábamos viendo otros medios? ¿Nuestra programación tendrá algún tipo de problema digno de analizarse? ¿Habrá tenido Díaz Rangel la razón en su análisis? ¿Earle Herrera tuvo algo de razón cuando renunció a El Kiosko Veraz el pasado 8 de mayo? [20] ¿Por qué se decidió repetir una y otra vez la frase “las largas colas demuestran la confianza del pueblo en su Presidente”, frase que simplemente culpaba a nuestro Jefe de Estado de los problemas logísticos que hubo ese fin de semana?

Lotitto también critica veladamente el lema “Venezuela de Verdad”. Dice que es “un mensaje eficiente pues ninguna persona se atreve a preguntarse cuál es la de mentira. Hacerlo sería admitir que existe una contra imagen en la desgracia, la tristeza o el fracaso, con los que nadie lúcido puede identificarse”. La cuenta Twitter del ministro es @IzarraDeVerdad. Más allá de seguir la lógica del derechista Lotitto y preguntarme si existe un “Izarra De Mentira”, prefiero creer que todo lo que ha pasado en las últimas semanas será analizado cuidadosamente, y no se repetirá por el bien del proceso. Pero quienes tenemos que velar por ello somos nosotros mismos.

Conclusiones

En los últimos dos meses, hemos vivido una serie de contradicciones realmente preocupantes. Una trampa colocada por el fascista de Juan Manuel Santos nos hizo cometer el  grave error de entregar a un camarada y compañero de lucha. El error pudo quedarse allí, pero en adelante funcionarios gubernamentales continuaron cometiendo una gigantesca cantidad de errores y más errores, que sólo sirvieron para dañar más la revolución: censura, destituciones, despidos, descuidos y muchos otros.

Nos acercamos a los 10 años del golpe de Estado de 2002, y sinceramente no es el momento -ni ahora ni nunca- de que los funcionarios que tienen responsabilidades en nuestro proceso terminen imitando a Enrique Mendoza y su aborrecido cierre de VTV, o a Marcel Granier dándole órdenes al joven Andrés Izarra de que hubiera "cero chavismo en pantalla" en RCTV. No. No queremos ver eso de nuestro lado.

Es mucho lo que tenemos que trabajar para enmendar lo destruido. Pero si, en vez de reparar estos errores, seguimos cometiendo más y más errores (por ejemplo, si continúan los despidos y la anulación de programas en La Radio del Sur, o si no se estudia lo que ocurre en VTV y el Sistema Nacional de Medios Públicos con el fin de mejorarlo), va a ser imposible tomar medidas para reparar los daños ya hechos, en particular ante la proximidad de las elecciones del año que viene.

Los medios alternativos y comunitarios mostraron cuán importantes y necesarios son, pues ellos dieron apertura total a la discusión, sin las prohibiciones que vimos en entes del Estado. Sin embargo, las comunitarias aún no logran autofinanciarse y ser totalmente independientes. Muchas están en pésimo estado por los problemas de las lluvias, daños en transmisores y similares. Del presupuesto que se había solicitado dentro del Minci para ayudarlas, sólo se aprobó el 10%. Uno se pregunta si esto obedece a una política de alguien.

Es vital entonces discutir una ley para los medios comunitarios y alternativos que ayude a su financiamiento, y también es importante que quienes usemos los medios comunitarios colaboremos con ellos de cualquier forma. No estoy en contra de que se aporte un día de salario para el PSUV, pero a veces pienso que una emisora comunitaria, con escasos equipos -muchas veces dañados- y personal humano voluntario, merece más nuestro dinero. Al menos no lo gastarán en costosas gigantografías y enormes tarimas.

La discusión debe continuar. Trabajadores, trabajadoras, usuarios y usuarias de medios deben organizarse y expresarse, con ideología y siempre pensando en afianzar el proceso y empujarlo cada vez más hacia la izquierda.

A nuestros amigos españoles y de otros países, sólo puedo suplicarles que no permitan que estas contradicciones les hagan olvidar las miles de cosas importantísimas que este proceso de cambios ha hecho por nuestro pueblo. El apoyo a la revolución venezolana no debe estar en duda, pero es importante que nos ayuden a presionar, para que errores como estos nunca se repitan y para que podamos seguir avanzando.

Referencias










[10] http://twitter.com/IzarraDeVerdad/status/66852768626900992












[21] http://www.aporrea.org/medios/a122952.html 


[22] http://lubrio.blogspot.com/2011/05/organizaciones-rechazan-el-despido.html


[23] http://www.aporrealos.com/forum/viewtopic.php?t=45482


[24] http://www.aporrea.org/actualidad/n181424.html


http://www.aporrea.org/medios/n181404.html


http://www.corresponsalesdelpueblo.org/venezuela-prof-cristina-gonzalez-en-el-foro-estado-y-comunicacion-el-caso-perez-becerra


[25] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129412


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4246 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a124305.htmlCUS