Carta de un "Don Nadie Metiche" a Rubén Blades, en respuesta a su carta respondiendo al presidente Maduro

Ante todo, un cordial saludo. Sin embargo, quiero aclarar que voy a tratar de no ofenderlo, porque la carta que usted le escribió en respuesta a las justas declaraciones del Presidente Nicolás Maduro sobre su persona, lejos de hacerle salir airoso, además de indigesta, le hará ganar el respeto fecal de un grupo de mediocres derechistas.

Empecemos:

Permítame corregirle yo, porque Maduro no va a tomarse la modestia de responder más allá de una escueta referencia a su carta. Cuando él le catalogó de ‘Pablo Rico’, lo hizo en recordatoria a que ya usted no es pueblo; porque ‘Pablo Pueblo’ no se vende, como lo hicieron Soledad Bravo, Pablo Milanés y otros artistas que, al igual que usted, comenzaron siendo cantantes del pueblo, pero que por temor a terminar como Alí Primera y Víctor Jara; con la boca llena de gusanos, luego de ser torturados o siniestrados, optaron por venderse por el precio de un puñado de verdes.

Así pues ¿con qué moral va a llamar corrupto al mandatario venezolano, que es lo que quiso decir en su vomitiva carta? ¿Cuál es el pretexto válido para que usted sostenga que Maduro, además de corrupto, es un emperador gorila que rebuzna discursos ideológicos, como si se tratase de un canto de sirena o algo prefabricado para captar ‘gente retrete’? En verdad usted, además de charlatán, de cuervo al servicio de una burguesía, es un idiota en todo sentido de la palabra. Nada conoce usted de la situación de Venezuela. Nada.

Es un chiste carente de gracia que usted se titule como un personaje izquierdista y que sitúe a Nicolás Maduro, a Fidel Castro y Hugo Chávez como derechistas. Me atrevo a decir que ese discurso barato lo emplea el partido Acción Democrática, en varias ocasiones, para autoreferirse como una autentica organización de izquierda; en pleno ocultamiento e inadmisión de que son un partido social-demócrata al servicio del pentágono. Siguiendo con el tema, usted es derecha. Déjese la necedad al insistir lo contrario, porque nadie se lo va a creer.

Ahora bien, usted hace referencia al ex-mandatario uruguayo, Felipe Mujica como una auténtica referencia de lo que, según usted, debería ser un auténtico estadista de izquierda. Le recuerdo que hace una década Luiz Inacio Da Silva, en el momento que gobernaba Brasil también fue referencia de un estadismo de izquierda para la derecha que usted, al igual que el apóstol Pedro renegó de Cristo en el momento de su captura, reniega pertenecer. Hoy día, esa derecha que hoy gobierna Brasil bajo la estafa del ‘cambio’; de la misma manera que hoy dominan en la Asamblea Nacional de Venezuela los charlatanes terroristas, le quiere condenar en un juicio amañado; de la misma manera que hicieron con Dilma Roussef hasta conseguir su cometido de despojarla de su mandato.

Quiero recordarle que aún no es, tan siquiera, candidato a ser presidente de Panamá. Por lo tanto, usted no puede estar a salvo de cualquier revés que usted vaya a cometer en un supuesto ejercicio gubernamental. Como ministro de turismo, en su corta duración, apoyó al ALCA y denigró la CELAC en favor de una organización anti-comunista como la OEA; de ahí a que es incomprensible que usted sea de izquierda si apoya a esa organización, debe ser porque usted no es lo suficientemente salomónico como para darse cuenta de que esa organización nació en el seno del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, un verdadero ‘Pablo Pueblo’ como lo es nuestro presidente, Nicolás Maduro.

Reflexione usted más bien, Sr. Blades.

maikelferrer4@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2088 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter