Sus prestaciones no le dan para pagarse un ecocardiograma

Trabajadora septuagenaria denuncia despido arbitrario del Hotel Pipo Internacional donde laboró 34 años

La señora Sabina, que llevaba trabajando 34 años para el Hotel Pipo, se encuentra ahora despedida y sus prestaciones no le alcanzan ni para poder pagarse un ecocardiograma, después de que éstas fueron licuadas por la reconversión monetaria

La señora Sabina, que llevaba trabajando 34 años para el Hotel Pipo, se encuentra ahora despedida y sus prestaciones no le alcanzan ni para poder pagarse un ecocardiograma, después de que éstas fueron licuadas por la reconversión monetaria

La señora Sabina Mota, de 74 años de edad, fue despedida de manera arbitraria del Hotel Pipo Internacional en la ciudad de Maracay, estado Aragua, en donde llevaba laborando 34 años como ayudante de cocina, según su propia denuncia.

Así lo ha dado a conocer la misma Sabina a través de una nota que ha hecho llegar hasta nuestra redacción. En ella aborda los detalles que dan cuenta del hecho que ocurrió a principios del 2019 en el que señala además que por sus 34 años de trabajo la empresa le quería liquidar con 2.700.000 Bs.

Explica que el señor Andrés García, Gerente de alimentos y bebidas para entonces, le acusó de sustraer algunos vivieres de la cocina del hotel y le llevó hasta la gerencia de recursos humanos, en donde fue obligada a firmar un acta de despido sin pleno conocimiento y manejo del contenido pues relata que ella no sabe leer ni escribir.

Expone que la gerente de recursos humanos, de nombre Aracelis Espinoza, le tomó de las manos y estampó sus huellas en el mencionado documento.

Sabina denuncia que fue víctima de maltrato, vilipendio y calumnia por parte del señor García y de la señora Espinoza; todo para "justificar" su despido arbitrariamente, pues ella asegura que no se ha robado nada.

También dice que se ha negado a recibir la suma que le ofrece el Hotel pues no entiende porqué luego de 34 años de servicio le están dando un monto que no le alcanza ni para realizarse un eco cardiograma que sale en 70 dólares.

En ese sentido finaliza haciendo un llamado a las autoridades del Ministerio del Trabajo con el fin de que puedan atender su caso y encontrar una salida acorde a lo que establecen las leyes en materia laboral.

Este tipo de casos o muy similares se repite con muchísima frecuencia tanto en el sector público como en el privado luego de la última reconversión monetaria efectuada a mediados del 2018. Lo que se hizo a nombre de "combatir los efectos inflacionarios y parar el contrabando de extracción de la moneda nacional" según el Ejecutivo, terminó provocando realmente que tanto las prestaciones como los salarios de las trabajadoras y trabajadores, quedasen reducidos literalmente a nada, con la eliminación de cinco ceros al bolívar.

Cabe recordar también que para esa misma fecha fue emitido por el Ministerio del Trabajo el memorando 2792, cuyo contenido es claramente favorable a los intereses de los patronos y es el texto que regula las relaciones entre el empleador y el empleado en Venezuela, dejando de hecho sin efecto la Ley Organica del Trabajo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4494 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter