No nos dejaremos provocar!

El gobierno narco-paramilitar de Alvaro Uribe Velez, no solo viene siendo derrotado en su estrategia de Seguridad Democrática por las fuerzas insurgentes colombianas que mantienen la defensiva estratégica y la ofensiva táctica en el campo de batalla, sino que se encuentra políticamente reducido en su capacidad de alianzas internas y externas, a causa de su vergonzoso aceptación del uso de bases militares colombianas por parte de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, las cuales amenazan la paz y la seguridad de Nuestra América.

En ese marco de debilidad política, pese al abrumador apoyo financiero del imperio y el soporte mediático nacional y mundial, el gobierno uribista, a través de su Ministro de la Defensa, el ex embajador colombiano en Estados Unidos y expresidente de la Federación de Cafeteros de Colombia, Gabriel Silva, se lanza a una peligrosa estrategia de provocaciones en contra del gobierno y la fuerza armada de la República Bolivariana de Venezuela, con el deliberado propósito de aparecer como víctima de una agresión y, con ello, atraer para sí, fuerzas sociales y políticas internas antagónicas con su proyecto político pro-imperialista, que le sirvan de base a Uribe Vélez en su aspiración de reelegirse para un tercer período de gobierno y, ulteriolmente, lanzar una agresión militar, con apoyo interno, contra el pueblo y la revolución bolivariana.

La estrategia esta dirigida a sacarnos del camino de la Paz, a atraernos al campo de la guerra, a promover la división y el distanciamiento de nuestros aliados internos y externos, hacer retroceder la profundización del proceso de democratización de la sociedad y del Estado, distrayendo recursos de la inversión social hacia la adquisición de sistemas de armas, desviar las fuerzas de nuestra revolución hacia el esfuerzo militar, debilitando las tareas productivas, desincorporar elementos militares de la defensa integral hacia la defensa puramente militar y, llevándonos a un campo de confrontación en donde, más que los tanques, aviones y combatientes, lo que determinará el curso de la guerra serán los micrófonos y las cámaras de los misiles transnacionales de la mentira y el engaño.

En todos los casos en que la estrategia de amenazas, provocaciones y agresiones del gobierno uribista se ha hecho presente en nuestro país o en el escenario de Nuestra América, (operación magnicida de paramilitares contra Miraflores, fracaso de la liberación de prisioneros de guerras colombianos, secuestro de Granda, agresión al territorio ecuatoriano, bases yankis, etc), ha habido una firme respuesta política y una ofensiva diplomática que nos ha permitido desenmascarar estas maniobras imperialistas y del gobierno narco-paramilitar colombiano, unificando la mayoría de los gobiernos de diversos signos e intereses de la región en la común voluntad de defender Nuestra América como territorio de Paz, por cuanto ello constituye una condición imprescindible de la defensa de los avances soberanistas, de unión, integración y de desarrollo de nuestros pueblos.

Las nuevas provocaciones del gobierno narcoparamilitar colombiano, sea por la vía de la infiltración de los paramilitares, la instalación de nuevas bases militares en la frontera, la invasión del territorio aéreo, terrestre y marítimo nacional para su perverso negocio de transporte de la droga y, la utilización de aviones teledirigidos y radares transfronterizos para el control de los movimiento de nuestras unidades militares, serán respondidas adecuada y oportunamente por nuestro gobierno, fuerza armada y pueblo bolivarianos, sin caer en la trampa de quienes, desde el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y el palacio de Nariño, maquinan una guerra colombo-venezolana, como la justificación final para intentar frenar la consolidación de la revolución bolivariana y la profundización del proceso de unión de los pueblos de Nuestra América por la Soberanía, la Independencia, la Paz la Democracia, la Justicia y el Desarrollo Social.

“De las paz se deben esperar todos los bienes y de la guerra nada más que desastres”.

(Simón Bolívar. Carta a Tomás de Heres. Pativilca, 09/01/1824)

yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2094 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a92152.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO