Lo que es con Evo y Bolivia es con nosotros

En programa Alo presidente, transmitido el pasado domingo 14 de Octubre, el comandante Hugo Rafael Chávez Frías, se refirió a las acciones desestabilizadoras que la derecho fascista boliviana, encabezadas por el ex presidente Quiroga San Cruz y con el apoyo de la embajada de los Estados Unidos, vienen promoviendo en contra del gobierno democrático del compatriota Evo Morales Ayma y la revolución cultural indoamericana que, pacíficamente se viene desarrollando en la llamada “preferida de El Libertador”.

En esa oportunidad, con rostro adusto y mirando seria y directamente hacia la cámara, el comandante Chávez dio una firme y contundente declaración en materia de política internacional: “Lo que es contra Evo y Bolivia es con nosotros…”, lo cual no definió sino que reafirmó una línea de conducta de la política exterior del gobierno bolivariano y socialista venezolano de amistad, cooperación y solidaridad con el gobierno de Evo Morales y su proceso de cambios, que se ha expresado en créditos especiales, apoyos a programas sociales educativos y de salud, convenios en materia energética y apoyos para el mejoramiento de la capacidad operativa en misiones civiles de su modesta fuerza aérea.

Los recientes acontecimientos políticos bolivianos tienen que ser motivo de creciente preocupación por parte de nuestro gobierno, dado el incremento de las posturas golpistas e insurreccionales de los grupos de la derecha fascista boliviana, concentrados el la prefectura de San Cruz , los cuales utilizan cualquier acontecimiento, por muy intrascendente que sea, para mantener un estado de crispación y conflictividad permanente, con el deliberado fin de minar los esfuerzo del gobierno por aumentar la capacidad financiera del Estado, atender las más urgentes necesidades sociales ocasionadas por las gravísimas inundaciones del año y, crear las condiciones políticas más adecuadas para que la Asamblea Constituyente supere la crisis de funcionamiento y redacte, para presentar al pueblo de Bolivia, el proyecto constitucional que será sometido a referéndum popular.

Temas como la mayoría calificada en las votaciones de la Asamblea Constituyente, la autonomía de los departamentos, la sede de los Poderes Públicos, la distribución de la renta petrolera, el desfile del día de la independencia y, el control del aeropuerto de Viu Viu, han sido excusas de los grupos insurrectos de la oligarquía santacrucena, con el apoyo inocultable de la embajada norteamericana, para mantener la confrontación con el gobierno boliviano, en la búsqueda de una reacción legítima de las fuerzas de seguridad, o de movilización combativa de los poderosos movimientos de indígenas, campesinos, obreros y mineros favorables al proceso de cambio, para salir al espacio internacional, declarando el carácter “dictatoria” del gobierno del compatriota Evo Morales y la supuesta violación de los derechos humanos, para justificar la aplicación de la llamada Carta Democrática aprobada por la OEA.

Felizmente para Bolivia y su revolución cultural indoamericana, al frente del país hay un hombre sencillo y firme, que tiene plena conciencia de su responsabilidad histórica con Bolivia y el resto de América Latina y el Caribe, por lo que no cae ni caerá en las provocaciones del imperialismo y sus lacayos internos, manteniendo con sabiduría indígena, la conducción del proceso revolucionario, mientras fortalece las alianzas sociales y políticas progresista, consolida un equipo de gobierno con unidad y claridad sobre la coyuntura del proceso revolucionario boliviano y su articulación con los procesos de cambios en América Latina y el Caribe; acumulando las fuerzas necesarias para hacer posible, en un momento determinado del curso de los acontecimientos de esa revolución, poder confrontar a la oligarquía y al imperialismo y producirle una derrota estratégica que le de impuso, celeridad y profundidad a la revolución de los hijos de Tupac Amaru.

Cierto es que el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela es fiel defensor de los Principios de Autodeterminación de los Pueblos y No Ingerencia en los Asuntos Internos, pero en el caso de Bolivia, como en el resto de América Latina y el Caribe, hermanados por los pactos de sangre que nuestros ancestros sellaron en las Boyaca, Pichincha, Junín y el Gran Ayacucho; cuando el imperialismo abierta o clandestinamente se lanza a desestabilizar o derrocar un gobierno democrático y legítimo, la defensa de tales principios implica estar, en todos los escenarios nacionales e internacionales, e incluso, en el plano político, diplomático, económico y militar, con quienes defienden la soberanía e independencia de los pueblos.

De esa manera, es importante destacar, siguiendo la contundente declaración del comandante Chávez,, que lo que es con Evo Morales Ayma, no solo es con el gobierno revolucionario venezolano, sino que también lo es también con las fuerzas bolivarianas y socialistas venezolanas que vemos con gran simpatía y atención los cambios progresistas que el compatriota Evo Morales viene impulsando en Bolivia con el apoyo del los movimientos sociales y, debemos estar dispuesto, en apoyo a nuestro comandante, a prestar toda la solidaridad humana y material que requiera la mayoría del pueblo de Bolivia en su defensa de su revolución cultural indoamericana.

PATRIA. SOCIALISMO O MUERTE. ¡ VENCEREMOS ¡

yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1601 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a42875.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO