En Venezuela Los Imperialistas Aunque Derrotados y Dispersos, siguen siendo Peligrosos

En las playas del litoral central venezolano, se desmoronaron los Imperialista que intentaron una infeliz incursión armada contra Venezuela, pues no solo mordieron el polvo de una derrota cantada, sino que han sido abandonados por quienes les contrataron y especialmente por el gobierno de Mr. Trump, el cual, como es costumbre en estos casos, de entrada desconoce cualquier nexo con los terroristas y paradójicamente, amenazar con una nueva acción presumiblemente bélica contra Venezuela, para rescatarlos.

Mientras tanto, los que confiaron en infalibilidad supremacistas de los comandos gringos; y creyeron que con 3 grupitos de ambiciosos traidores ex militares venezolanos y dos 2 mercenarios norteamericanos, probados en batalla y con prontuario criminal de alta factura como asesinos compulsivos, violadores y saqueadores; era suficiente para derrocar al Presidente Nicolás Maduro y exterminar todo cuanto signifique Socialismo Bolivariano y Chavista, quedaron pasmado y sin esperanzas.

Sin embargo, para bien de la paz de la República, los terroristas fueron derrotados y apresados por el pueblo organizado, las FANB y las demás fuerzas del orden institucional; en consecuencia, fueron sometidos por las y los PATRIOTAS, la categoría más alta de la ALIANZA CÍVICO MILITAR.

Hoy a la oposición obtusa e inmediatista, se les dispersaron todas las esperanzas, nuevamente se les frustraron los sueños, de nada les sirvió tanta arrogancia y tanta idiotez ilustrada. Ellos que desde tempranas horas del sábado, anunciaban entre acertijos y metáforas, la llegada de los "Imbatibles Mercenarios Libertadores", al percatarse de lo sucedido, no les queda sino refugiarse en el laberinto de sus soledades más oscuras, pues no solo están derrotados, sino que no lograron levantar la moral en sus filas y apoyar el criminal acto, y para colmos de males, gracias a sus egos exacerbados y el afán de protagonismo, cada mensaje transmitido sirvió al Estado Revolucionario para verificar lo ya sabía de antemano.

Hasta ahora, en todos los análisis, opiniones y elucubraciones al respecto, desde las más diversas posiciones epistémicas, ideológicas y paradigmáticas, las respuestas a lo sucedido, son nota de luto por el fracaso continuado de una oposición que no digiere sus errores y sigue entrampada en las mezquindades de su arrogancia.

En ese sentido, siguen apostando a la salida inmediata y fuera de toda lógica política, siguen subordinados a un Imperio cada vez más desprestigiado que no incentiva en las masas, ninguna expectativa. En consecuencia, cada día son más los analistas de un lado y otro, que coinciden en afirmar, que "la ultraderecha que gobierno Norteamérica", está trazando un camino sin retorno a la destrucción de su hegemonía sociopolítico y cultural, pues, las derrotas continuadas, propinadas por los pueblos libres, son un peso insostenible que hunde al imperialismo, sobre todo en este tiempo donde la información viaja a la misma velocidad que las agresiones por ellos realizadas.

En ese orden de ideas, posiblemente Mr. Trump, pierda las elecciones y lo sustituya Joe Biden, cosa que no significa nada para los 30.000.000 de pobres que viven en Estados Unidos, ya que al fin y al cabo, no hay mucha diferencia entre ellos, pues la política norteamericana en favor de las corporaciones, está por encima de la voluntad de cualquier presidente que allí gobierne; recuerden que Obama, afro descendiente, de origen islámico y "social demócrata de formación" prometió el Obama´s Care, el bienestar y el buen vivir y pese a ello, la tragedia continuo; además en el plano internacional, por un lado restituyo las relaciones diplomáticas con Cuba, y por el otro catalogo a Venezuela como una Amenaza Inusual y Extraordinaria, sin contar las consabidas incursiones bélicas que en su gobierno tuvieron lugar en el mundo.

Hoy es menester detener al asesino imperial, retornar al debate político. Deponer las armas y diluir cualquier confrontación bélica. Ya basta de amenazas, exterminios, sabotajes, sanciones indebidas y bloqueos. El mundo reclama un espacio para vivir.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 864 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor