Pedagogía geopolítica

Los grandes monopolios del Imperio

El pensador Egipcio Samir Amín, habla de cinco monopolios: El de la tecnología, el de los flujos financieros, de los recursos naturales, de los medios de comunicación y el de las armas de destrucción masiva. Otros autores han incorporado un monopolio que se ha introducido con mucha fuerza y espacio: la cultura, y con ella: la alienación, la enajenación, el fetichismo y la ideología, que cumplen el papel de ocultadores de sus máculas y reproductores del sistema

Lo nuevo de esta fase, explica Amin, no se resume con las muy cacareadas revoluciones tecnológicas y de las comunicaciones, ni siquiera con el control empresarial de la economía global. "Este es un discurso del que se derivan tanto la idea de que el estado-nación está perdiendo su poder y legitimidad como las ideas relacionadas con nuestra necesidad de fortalecimiento de la sociedad civil, ONGs, etc. Todo lo antes mencionado son sólo aspectos. El problema es que estos aspectos se combinan de una manera que ignora el problema real, es decir, cómo funciona todo el sistema" (Samir Amín, en: Conversando con Samir Amin*:El imperio del caos, desafiado Al Ahram Weekly, 24 a 30 de octubre de 2002)..

Afirma Amín en su razonamiento que hay un mayor grado de concentración de capital y las trasnacionales son incapaces de desarrollarse dentro de un solo mercado aunque sea un mercado muy amplio como el de EEUU o incluso Europa. Necesitan un mercado global. Antes, en oligarquías o monopolios, había básicamente zonas de nacionales de influencia: zonas coloniales o semi-coloniales. Pero en la actualidad ya no basta con competir y generar beneficios".

Y aquí es donde entra en escena la hegemonía de EEUU. "El sistema mundial se basa en un creciente conflicto entre un centro unificado y el resto del mundo, e incluso hay una creciente contradicción -un nuevo imperialismo-. Importantes zonas de la periferia, como gran parte de América del Sur, han entrado en la industrialización. Y así el conflicto se centra en quién tiene el control, que no está necesariamente unido a propiedad. El mensaje es: puedes cooperar o puedes ser bombardeado. Y este es un sistema que por definición no avanzará hacia el desarme sino en la dirección contraria. Así pues, el poder necesita poder militar para mantener el orden global y la verdadera ventaja de EEUU sobre sus socios es el poder militar.

Antes de continuar, identifiquemos a Samir Amín. Es un destacado escritor y pensador que ha centrado el trabajo de su vida en teorizar la creciente polarización entre el mundo desarrollado y el mundo en vías de desarrollo, Amin es, por su gran prestigio internacional, un elemento raro en Egipto. Nacido en Port Said, pertenece a una generación de pensadores y escritores egipcios que estudiaron en París durante los años cuarenta -entre esos escritores se encuentran Anwar Abdel-Malek e Ismail Sabri Abadía. Pero desde 1960 ha vivido en un exilio autoimpuesto al abandonar su país después de la fuerte represión de Nasser contra el movimiento comunista en Egipto; sólo ha regresado en visitas ocasionales que empezaron en 1982. Entre sus numerosas obras destacan: L´Egypte Nasserienne (1961), sus obras mas famosas, Accumulation on a World Scale(1970), y Unequal Development(1973); Delinking: Towards a Polycentric World (1989),Maldevelopment (1990) y The Crises of the Arab Society (1985). Entre otros cargos ha desempeñado los de director del Forum del Tercer Mundo y del Instituto Africano para el Desarrollo y la Planificación.

Las declaraciones de Amin se dieron en el marco de la invasión genocida de EE.UU. a Afganistán, días después de la implosión de las Torres Gemelas y hoy, cuando ya se han producido las "gestas" militares de ese "Estado fallido" en Irak, Libia, Siria, Ukrania, y la amenaza guerreista contra Venezuela, las prospecciones de Amir tienen más vigencia que nunca.

Como quiera que además de "torcer el brazo" mediante las invasiones militares genocidas, el "Imperio" ha acudido al llamado "Golpe blando" de Sharp, como lo hizo en Yugoeslavia y Ukrania, y la modalidad de "Golpes Constitucionales", como se hizo contra Manuel Zelaya en Honduras y Fernando Lugo en Paraguay y se ha pretendido en Bolivia y Venezuela, Samir Amin llama a esos expedientes "farsa democrática", y se hace una pregunta esencial:

«¿Renunciar a las elecciones?» La respuesta es negativa pero lleva a un nuevo interrogante: "¿Cómo asociar nuevas formas de la democratización, ricas, innovadoras, que permitan de hacer de las elecciones un uso diferente al que conciben las fuerzas conservadoras?" Para Amin, ese es el desafío.

El sufragio universal es una conquista reciente, iniciada con las luchas de los trabajadores en el siglo XIX en algunos países europeos (Inglaterra, Holanda, Bélgica), progresivamente extendida al mundo entero. Hoy en día no hace falta decir, todo el mundo acepta, que la reivindicación de que el poder supremo delegado a una Asamblea elegida correctamente, sobre una base pluripartidista - sea legislativa o constitucional según las circunstancias - define la aspiración democrática y, -supuestamente, digo yo)-, asegura su realización.

El mismo Marx había cifrado grandes esperanzas en el sufragio universal. "una vía pacífica posible hacia el socialismo". Amir ha escrito sobre ese punto, donde las esperanzas de Marx fueron desmentidas por la historia (cfr. Marx y la democracia).

El autor egipcio afirma que la razón de este fracaso de la democracia electoral no es difícil de descubrir: todas las sociedades, hasta ahora están basadas en un sistema doble de explotación del trabajo (cualesquiera sean sus formas) y de concentración del poder del Estado en beneficio de la clase dirigente. Esta realidad fundamental produce una relativa "despolitización/desculturización" de muy grandes segmentos de la sociedad. Y esta producción, de sobra concebida y aplicada para ejercer la función sistemática esperada de ella, es la condición simultáneamente de reproducción del sistema, sin cambios "otros que aquéllos que puede controlar y absorber, la condición de su estabilidad. Lo que se define como "el país profundo", es decir, el país profundamente dormido. La elección por sufragio universal, en estas condiciones, es una garantía para la victoria garantizada del conservadurismo (aunque fuese reformador).

Esta es la razón por la que nunca hubo cambios en la historia que hayan sido producidos a través de este método de gestión basado en el "consenso" (de no cambio). Todos los cambios con un alcance transformador real de la sociedad, incluso las reformas (radicales) siempre han sido el producto de luchas, conducidas por lo que puede aparecer en términos electorales como "minorías". Sin la iniciativa de estas minorías que constituyen el elemento motriz en la sociedad, no hay cambio posible. Las luchas en cuestión, emprendidas de ese modo, terminan siempre - cuando las alternativas que proponen son clara y correctamente definidas - por implicar las "mayorías" (silenciosas al principio), o incluso ser ratificada a continuación por el sufragio universal, que viene después - no antes de - de la victoria (Ver: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=142832.).

Ante las pretensiones imperiales de mantener la ergástula colo y neocolonial que nos mantuvo sometidos durante más de cuatro siglos, debemos responder que Venezuela, y con ella el resto de NuestraAmérica, debemos y tenemos que estar dispuestos a dejar de lado el mero extractivismo a que hemos estado sometidos en sus muy diversas manifestaciones, como muy bien lo señala el eminente sociólogo venezolano Edgardo Lander: la explotación de hidrocarburos, la minería en gran escala, monocultivos masivos como la soya transgénica, las grandes represas hidroeléctricas extractivistas en el sentido de que implican la utilización masiva de agua y tierra para la producción de energía, que constituyen hoy los asuntos más conflictivos en todo el Tercer Mundo. Esto es ñparticularmente cierto para los pueblos campesinos e indígenas, que están siendo desplazados de sus territorios por esta lógica agresiva de acumulación por desposesión (Edgardo Lander, en el prólogo de "El Fantasma de la Gran Venezuela", de Emiliano Terán Mantovani, Fundación Celarg 2014).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1224 veces.



César Eulogio Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a204458.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO