Grecia en ruinas

Cuando Grecia cambio el dracma por el euro se le abrieron las puertas del crédito. El gobierno emitía bonos y los vendía en los mercados internacionales con una tasa de interés baja; los griegos se fueron de fiesta por mas de una década, tarde el Banco Central Europeo se dio cuenta a principio del 2010 que les había prestado demasiado dinero.

El gobierno de Papandreou, heredo la crisis y los recortes en los gastos públicos como la baja de los salarios y las pensiones, nuevos recortes llevaría a un punto de quiebre a la política griega.

George Papandreou, primer ministro admitió que Grecia esta en un punto critico porque sus reservas de efectivo están casi agotadas y requiere de esos 12000 millones de euros del FMI y del Banco Central Europeo para alargar la agonía, posponer la muerte, antes de decretar la bancarrota o la salida del euro.

Cualquiera de las dos opciones son catastróficas para los griegos, la banca y la credibilidad del país, porque, la credibilidad del gobierno socialista de Papandreou esta por los suelos así renové el gobierno y espere que el Parlamento lo apruebe, es decir, se siga apoyando el error; George Papandreou debe renunciar ni siquiera tiene el apoyo de su partido e insiste en quedarse en el poder. Como dice la oposición “no busca apoyo sino cómplices”.

En mayo se acordó un nuevo rescate por 78000 millones de euros a largo plazo, 30000 millones vienen del FMI el resto de la UE, por su parte el gobierno de Papandreou, propone imponer un paquete de 28000 millones de euros, 39700 millones de dólares en nuevos ajustes fiscales fuera de los que ya experimentaron reducción de salarios, pensiones en el sector publico, ahora, tienen que vender empresas publicas, puertos, empresas distribuidoras de energía, comunicación, hasta islas completas. Es un infierno económico, la farra de más de 10 años debe ser pagada o declararse en quiebra.

El FMI se apoya en Europa para entregar el paquete de rescate hasta ver si los acreedores privados griegos asumen parte de la deuda de este segundo rescate. En estos momentos la crisis europea acentúa los problemas internos Francia y el BCE están enfrentados con Alemania, la euro zona ni el FMI quieren los recortes presupuestarios que propone Grecia, el fondo y el Banco Central quieren que se concrete reformas economicas aprobado por el Parlamento para fines de Junio. Hechos no más palabras para entregar el dinero.

El FMI pone como condición lo que Latinoamérica conoce bien: nuevas alzas de impuestos y recortes en el sector público, esas son precondiciones para aflojar el dinero. Por su parte Berlín, pone como condición que los acreedores privados “deben ayudar voluntariamente” a aliviar los problemas de financiación de una forma sustancial, verificable y cuantificable, en un intercambio de bonos para aplazar los vencimientos de la deuda griega. Por su parte Francia y el BCE dicen que, el planteamiento alemán no es voluntario sino una cesación de pagos de la deuda griega que afectara la estabilidad de la euro zona.

Europa no quiere entender que Grecia, Portugal, Irlanda, España y otros países no pueden pagar sus deudas por la incapacidad de reducir sus déficits fiscales por la arremetida popular, costo político que ya afecto al gobierno español. La región esta en crisis, el euro esta en crisis, muchos países quieren salir del euro. No es posible que el rescate a 3 países en los últimos 12 meses a cambio de severas medidas de austeridad lleven a otra recesión a la economía europea de 12 trillones de euros por menos de 1 billón invertidos en los rescates de Portugal, Irlanda y Grecia, aun con la producción baja y un alto desempleo.

Que no acepten incluido EEUU, que estos países están en quiebra y los acreedores privados europeos se queden con los bonos de esos países como papeles en blanco es otra cosa. El resto de Europa, sus gobiernos deben aceptar que algunas naciones están quebradas para dar paso a sus monedas tradicionales y a una política financiera.

Vemos que estamos, si los hechos en EEUU y en Europa no engañan, en el punto de quiebre del capitalismo y su mundo burgués, esta surgiendo un mundo post capitalista. Esta en los pueblos que el egoísmo y el individualismo de sus mercados empiece a ser un fenómeno marginal. El G20 debería absorber o integrar al mundo desarrollado en un proyecto socialista, vaya utopía…



rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2316 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: