Rocas orbitando estrellas enanas blancas revelan sorpresas

El cosmos parece estar full de planetas habitables como la Tierra, según revela nuevo estudio de rocas extraterrestres

Los exo-planetas rocosos podrían ser más abundantes de lo que se pensaba.

Los exo-planetas rocosos podrían ser más abundantes de lo que se pensaba.

Credito: wikimedia.org

21-10-2019.- Según investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles, las posibilidades de que existan planetas rocosos habitables fuera del sistema solar, han aumentado significativamente tras el estudio de fragmentos rocosos orbitando estrellas del tipo enanas blancas.

Los científicos anunciaron sus conclusiones a través su estudio patrocinado por la NASA y publicación en la revista Science.

El profesor de geoquímica y cosmoquímica de la UCLA y además coautor del proyecto, Edward Young, señaló: "Acabamos de aumentar la probabilidad de que muchos planetas rocosos sean como la Tierra, y hay una gran cantidad en el universo".

El Observatorio WM Keck de Hawái facilitó a los científicos los fragmentos rocosos que orbitaban seis estrellas enanas blancas, la más cercana a unos 200 años luz y la más lejana, a unos 665 años luz de distancia, permitiendo a los investigadores el análisis de los mismos.

El resultado de lo que queda de una estrella similar al Sol cuando ha agotado todo su combustible nuclear son las mencionadas estrellas enanas blancas. Los elementos pesados como lo son: el nitrógeno, el carbono y el oxígeno, provocan el hundimiento de ellos en sus interiores, debido a la fuerte atracción gravitacional que emergen. Donde los elementos pesados no pueden ser detectados por los telescopios.

Alexandra Doyle, estudiante graduada de geoquímica y astroquímica de la UCLA, comentó: "Al observar estas enanas blancas y los elementos presentes en su atmósfera, estamos observando los elementos que están en los cuerpos que las orbitan". Explicó que la gran atracción gravitacional que produce la estrella, ocasiona la destrucción del asteroide o el fragmento de planeta que lo está orbitando, y entonces el material producto cae sobre la enana blanca. Una estrella enana blanca contiene hidrógeno y helio, sin embargo, cuando ocurre la atracción mencionada y los materiales del asteroide se adhieren a la estrella, la misma puede contener otros elementos como el silicio, magnesio, carbono y oxígeno.

Durante esas reacciones se produce, además, la oxidación, y esto ocurre cuando el metal se convierte en óxido. El hierro al oxidarse, comparte sus electrones con el oxígeno, produciendo la formación de un enlace químico entre ellos. "El oxígeno roba electrones del hierro, produciendo óxido de hierro en lugar de metal de hierro. Medimos la cantidad de hierro que se oxidó en estas rocas que golpearon a la enana blanca. Estudiamos cuánto se oxida el metal".

"Observar a una enana blanca es como hacer una autopsia sobre el contenido de lo que ha engullido en su sistema solar", añadió.

Los elementos más comunes en la roca son: aluminio, hierro, oxígeno, silicio, magnesio y calcio. Y estos fueron el foco de estudio para los científicos, comparando la composición de las rocas que se tenían de Marte y de la Tierra, concluyeron que los fragmentos de estudio han de ser "muy similares a las de la Tierra y Marte en términos de su hierro oxidado". Esto indica que existen más planetas similares a la Tierra.

El profesor Young, explicó que la oxidación de un planeta rocoso tiene mucho que ver en su atmósfera, su núcleo y el tipo de rocas que produce en su superficie. "Toda la química que ocurre en la superficie de la Tierra se remonta al estado de oxidación del planeta", afirmó. "El hecho de que tengamos océanos y todos los ingredientes necesarios para la vida se remonta al planeta que se oxida. Las rocas controlan la química". Anadió.

La profesora de astrofísica, ciencia planetaria y además coautora Hilke Schlichting, mencionó lo siguiente: "Si las rocas extraterrestres tienen una cantidad de oxidación similar a la de la Tierra, entonces se puede concluir que el planeta tiene tectónica de placas y potencial de campos magnéticos, que se cree que son ingredientes clave para la vida",

"Este estudio es un gran avance para poder hacer estas inferencias para cuerpos fuera de nuestro propio sistema solar e indica que es muy probable que haya realmente análogos de la Tierra", subraya.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4751 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /tecno/n348085.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO