Nuevos migrantes: ¿bicicleta migratoria? ¿quién estaría detrás?

Desde hace unos tres meses transitan a diario cantidades de migrantes por la troncal Nro 005 que lleva de Barinas al Estado Táchira. Van a pie en contingentes variados de personas adultas, jóvenes, niños y niñas, con sus equipajes a cuesta. Algunas veces se les ve ir de cola en camiones o jaulas ganaderas.

En la zona se dice que enfilan rumbo a Colombia y Perú. De las autoridades se oye muy poco: "son madres irresponsables", "los y las engañan nuevamente"; en su defecto, niegan su existencia: "Ravell miente", dijo un alto funcionario de nuestra Revolución Bolivariana a raíz de un tweet del opositor refiriéndose al fenómeno. Ha sido muy "hábil" esta oposición para, con señalamientos tempranos y exagerados de los problemas, provocar en nuestras filas negaciones que no ayudaron más que a correr las arrugas.

Entre todo esto, unos datos/sucesos interesantes: por El Pagüey, Municipio Pedraza del Estado Barinas, según vecinos, un grupo de estos viajeros dijo estar por su tercer viaje: "no tenemos nada, nada perdemos, nos vamos y regresamos con reales".

También en colas de gasolina surgen anécdotas como la que cuenta sobre un grupo que tras pernoctar en un corral de finca, al continuar su viaje dejó allí un par de niños que terminaron en adopción informal por parte del finquero. ¿Es cierto y exacto esto? No sabemos, pero las anécdotas, ciertas o infladas, las hay, y los migrantes, también.

Otro dato llamativo: un noticiero regional transmitió que el coordinador estadal de la organización "Encuentro Ciudadano", de oposición, entre críticas al gobierno por estas migraciones, informaba resaltando el gesto de "gente organizada en Barinas que los espera para darles sopita, agüita, etc". Que también ocurría así en la localidad de Socopó, agregó el locutor, "se colocan ollas en la carretera nacional para atenderlos". Sorprende un poco también ver en estos menesteres a algunos comerciantes que precisamente no se caracterizan por una alta sensibilidad ni humanismo en el trato con sus clientes o vecinos, ¿cómo creerles solidaridad genuina en esta oportunidad?

La situación a cada quien nos ha golpeado con distintos resultados, y la protección que nuestro gobierno manifiesta darnos, no alcanza, pues por diversas razones (escasez, saboteo, ineficiencias, corrupción, desidia) no llega a todas y todos por igual. Pero frente a esto, ¿cuál puede ser nuestra mejor opción?

En épocas "normales" para algunos y algunas puede haber sido la migración al exterior la solución, ¿pero cómo puede darse que en plena pandemia cantidades de compatriotas coincidan en su decisión de salir hacia países donde, unidos al desempleo provocado por la pandemia, les espera también xenofobia, racismo e índices de pandemia casi de terror?

Es de esperar que la aparente apatía gubernamental no sea tal, y que en verdad se esté aplicando inteligencia porque todo esto pintaría ser como una especie de "bicicleta migratoria" impulsada por la oposición más extremista; un plan con el que, utilizando una vez más a quienes más sufren por la crisis inducida, pudiera estar buscándose la desestabilización final en Venezuela.

 

bellmart7@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 568 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter