(Misión Nevado)

No abandones a un amigo

Ante la crisis que vive el país, aquello que parecía que había desaparecido de las calles de la ciudad, ahora vuelve a hacer presencia. La basura vuelve a ser apetitosa para aquellos que buscan en ella, restos de alimentos, chatarra, zapatos y ropa vieja, no importa la ideología que tengamos, si somos de izquierda o derecha como nos definimos en estos tiempos, esta alarmante situación tiene que humanizarnos a todos por igual. Como experiencia personal tengo que quise comerme una pizza en un local de Sabana Grande y terminé repartiéndola entre los niños y adolescentes que se acercaban a recoger los restos que dejan en las mesas ¿Cómo puedes tú como ser humano luchar contra eso? Y así como ellos muchos que salen día a día a deambular las calles en busca de alimento, y estos no tienen nada que ver, con los que salen a los supermercados y pernoctan allí, desde la noche anterior debatiéndose con los bachaqueros por el derecho a comprar. Total que la cosa está que arde en nuestra Venezuela y encima de eso, lo que oímos es a una oposición buscando adueñarse del poder como sea, sin aportar una sola solución que ayude en esta coyuntura que vivimos, no quieren diálogo, no quieren soluciones, no quieren aportar nada, en definitivas cuentas lo que quieren es poder, y erradicar esta revolución, perfilándose como la solución a los problemas, cuando ellos  han sido los principales hambreadores del pueblo y siguen participes activos, de los daños que ha sufrido nuestro país desde el 2002. Y están metidos hasta el cuello en la búsqueda de una explosión social que no se les ha dado.

Ahora bien el motivo de este artículo más que hacer un análisis de lo que está a la vista de todos los ciudadanos de este país, es para concientizar a esos ciudadanos de algo que pareciera importarle a muy pocos, pero que es tan grave como lo primero .Motivado a la escasez y aumento de los alimentos para animales, los dueños de estos fieles amigos han preferido abandonarlos a su suerte, cosa que estamos seguros un animal nunca haría, jamás veremos a un perro abandonar a su dueño ni en las peores condiciones, abandonar un animal a su suerte dice mucho de lo que somos como seres humanos, lo que quiere decir que en muchas ocasiones los animales tienen mejores sentimientos que el hombre, y hoy vemos cantidades de perros y gatos de todas las razas, que rondan las calles de la ciudad, desorientados y  en condiciones precarias, deshidratados y famélicos y muchos, ya con lesiones producidas por las condiciones del abandono.

Entendemos que para la Misión Nevado se ha hecho cuesta arriba poder alojar a todos los animales en condiciones de calle, pero debe existir alguna forma de darle prioridad a este problema que se está agudizando cada día más, al comienzo de esta misión los amantes de los fieles peludos, vimos con buenos ojos la iniciativa y dimos la bienvenida a la misión que comenzó con muy buen pie, luego se fue limitando a la vacunación y consultas gratuitas y a recomendar que los vecinos le diéramos comida y agua, a los animales que estén abandonados cerca de nuestro sector, y yo me pregunto ¿Si los están abandonando por no comprarles la comida creen que los van a alimentar en la calle?. Sé que a muchos nos gustaría que el humanismo y la solidaridad existieran en cada corazón que late, pero la realidad es otra muy diferente y mucho más en estos momentos, que pareciera que la solidaridad y el ser buen vecino y humanista se hubieran ido de viaje huyéndole a la situación. ¿Cómo podemos pasar al lado de un animal herido y no voltear a mirarlo? Muchos no podemos ignorarlo pero otros ni siquiera se dan cuenta, que allí hay un ser indefenso sufriendo las consecuencias de un irresponsable que lo abandonó

El llamado es a esa misión que fue creada en tiempos de revolución desbordando amor por nuestros fieles amigos a que no desmayen, porque hoy más que nunca ellos están necesitando de esa mano amiga, en muchas perreras no los están aceptando lo sé, porque he tratado de recoger a varios para resguardarlos en esos lugares y en otras, los costos de admisión  se han vuelto impagables.
Un canino y un  felino nos necesita, con el aporte de todos haremos su vida más digna, no los abandones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1088 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor