Letra Desatada

Periodistas de clóset

Hace nueve años y dos meses los venezolanos y venezolanas comprobamos “de golpe” lo que pueden hacer los medios de comunicación social. Vimos en vivo y en directo la organización de un golpe de Estado mediático, con puestas en escena, con masacres producidas, con pronunciamientos ensayados. Se rompió el hilo constitucional en Venezuela y en ello participaron de forma directa y definitiva los medios de comunicación privados y sus periodistas. Fueron los días en los que los medios de comunicación privados y sus periodistas fueron “gorilas” civiles, “golpistas” de la palabra, de las imágenes y de las ideas.

Pero no sólo quedaron en evidencia aquellos días. También han quedado al descubierto en los últimos nueve años y dos meses cuando han acompañado fielmente, militantemente, todas las iniciativas, líneas programáticas y actividades de la oposición venezolana por instrucciones de sus empleadores.

Las preguntas surgen solas. ¿Alguien puede decir que es independiente, puro desde el punto de vista político e ideológico? Sólo los recién nacidos. ¿Se puede hacer periodismo honesto siendo militante? El reto es ejercer el periodismo con honestidad y dignidad.

Sí, ustedes dirán que en el Sistema Nacional de Medios Públicos también hay periodistas militantes. Como no, sí que los hay. Y es que ¿se puede ejercer el periodismo y a la vez ser militantes? Es lo que hacemos todos y todas. ¿Se puede hacer un periodismo honesto ubicándose abiertamente en una línea de pensamiento? Sí, pero hay diferencias. Haga un ejercicio, piense en un periodista venezolano que se declare “de derecha”. Ninguno. Lo ocultan. ¿Y un periódico? Ni en sueños. Ahora piense en un periodista venezolano que se declare de izquierda. ¿Muchos, verdad? No se ocultan. ¿Y un periódico? Vaya a la primera página de éste.

Dice el argentino Adrián Carlos Corbella cuando se refiere al “periodismo militante” que “existen sólo dos tipos de periodistas: el que dice con toda honestidad lo que piensa, y se embandera con aquellos que coinciden con su pensamiento; y el otro, el que nos trata de vender como crítica “profesional” e “independiente” lo que en realidad es su pensamiento o, lo que es aún peor, el pensamiento de sus empleadores…”

En Venezuela se “embanderaron” muchos, con los objetivos de la derecha, con Carmona y el golpe en abril de 2002. Luego volvieron a disfrazarse de “independientes” y “disparan” a diario con sus palabras. Son los soldados de una guerra para quienes la patria y la soberanía son conceptos huecos. A ello tienen derecho, son hijos e hijas de esta patria libre que irrespetan. Sólo espero que algún día ondeen con fuerza su bandera, se ahorrarían la platica de sesiones en divanes. Por más que sea debe ser difícil vivir en un clóset.


mechacin@gmail.com
@mercedeschacin


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1650 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a125791.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO