Preocupante: altos niveles de plomo en sangre en pueblos indígenas peruanos

Vinculan los metales del suelo con las muertes por cáncer

Vinculan los metales del suelo con las muertes por cáncer

Credito: Web

7 de Junio - Cualquier cantidad de plomo en la sangre tiene consecuencias negativas para la salud; no existe un nivel seguro

El plomo es un metal tóxico y su uso generalizado ha provocado una contaminación ambiental significativa y problemas de salud pública en muchas partes del mundo. Esto ha llevado a la OMS a incluirlo en una lista de diez sustancias químicas que causan graves problemas de salud. Sin embargo, el envenenamiento por plomo sigue afectando a muchos grupos de población. Un estudio publicado hoy en acceso abierto en la revista Environment International, encontró altos niveles de plomo en los pueblos indígenas de la Amazonía peruana que viven cerca de las áreas donde se realiza la extracción de petróleo.

La investigación ha estado liderada por Cristina O'Callaghan-Gordo, profesora e investigadora de Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro apoyado por la Fundación ”la Caixa” y el Instituto Nacional de Salud del Perú.

El estudio encuentra concentraciones más altas de plomo en las comunidades que viven donde la extracción de petróleo ha sido más intensa. La dieta y la exposición ocupacional son las vías de contaminación más probables.

“La hipótesis principal es que el metal les llega a través de su dieta en las zonas con mayor contaminación ambiental, ya que la población caza y pesca para alimentarse, y estudios previos han demostrado que el plomo está presente en los animales de esta región. Por otro lado, en lugares con niveles más bajos de contaminación ambiental, la ruta más probable es la exposición ocupacional, como entrar en contacto directo con el petróleo por participar en tareas de limpieza después de derrames de petróleo”, explicó Cristina O'Callaghan-Gordo.

Cuanto más cercana e intensa sea la extracción, mayores serán los niveles de plomo.

El estudio incluyó a 1.047 personas, de las cuales 309 (31%) eran niños menores de 12 años. La población estudiada vive en cuatro cuencas hidrográficas de la Amazonía peruana, una región remota no industrializada.

El trabajo se llevó a cabo entre mayo y junio de 2016 e incluyó entrevistas cara a cara para recopilar datos sobre los factores de riesgo y el estilo de vida de los participantes, así como análisis de sangre. La investigación también tomó en cuenta la distancia entre el lugar donde vivía la población y la instalación de extracción de petróleo. Los niveles más altos de plomo en sangre se encontraron entre los participantes de la cuenca del río Corrientes, que representa la mayor parte de la actividad de extracción de petróleo en la región.

El estudio también encontró niveles más altos de plomo en la sangre de las personas que viven a menos de una hora a pie de una instalación petrolera. Los valores observados en este estudio son dos veces más altos que los valores reportados para los niños en Europa entre 1999 y 2007, en un momento en que todavía se usaba gasolina con plomo en Europa (que en algunos países continuó hasta 2005).

Los resultados mostraron altos niveles de plomo, especialmente entre los hombres. "Esto es bastante común, ya que los hombres tienden a involucrarse más a menudo en actividades que los exponen al plomo, como limpiar derrames", dijo O'Callaghan-Gordo.

“Este estudio surgió a pedido de las comunidades indígenas, que desde hace décadas vienen pidiendo al Gobierno que haga algo al respecto”, dijo el investigador. Las alteraciones en los sistemas nervioso, hematológico, gastrointestinal, cardiovascular y renal están asociadas con la exposición al plomo tanto en adultos como en niños, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

“Niveles de plomo como los que encontramos en Perú tienen efectos sobre la salud. De hecho, cualquier cantidad de este metal en la sangre tiene consecuencias para la salud. Los efectos más conocidos son los problemas neurológicos y del neurodesarrollo en los niños”, advirtió Cristina O'Callaghan-Gordo.




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2033 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter