Los Ángeles colapsada

(VIDEO) EEUU registró en las últimas 24 horas más de 198.000 nuevos contagios y sobrepasó los 3.200 fallecidos por covid-19

17.01.21 - EEUU, el país del mundo más afectado por la pandemia, registró más de 198.000 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas y durante ese período fallecieron más de 3.200 pacientes con COVID-19, según el balance actualizado a este domingo de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Desde el inicio de la pandemia en EEUU al menos 23.760.523 han dado positivo al test de coronavirus y han fallecido 395.851 personas contagiadas. A este ritmo, Estados Unidos podría rebasar el próximo martes la barrera de los 24 millones de afectados y los 400.000 decesos.

Solo la ciudad de Los Ángeles, superó hoy el millón de enfermos desde que empezó la pandemia. Según las cifras actuales, uno de cada diez habitantes de Los Ángeles ha estado contagiado, sin embargo el Gobierno local mostró proyecciones que indicaban que esta cifra en realidad podría ser de un tercio.

Esta ciudad californiana, la segunda más grande del país, es una de las más golpeadas por la pandemia en la actualidad y, solo en diciembre pasado, los casos del estado se han más que duplicado y lo puso en el primer lugar en el ranking nacional.

La nueva cepa del COVID-19 llega a Los Ángeles

Con la aparición de la nueva cepa en California y otros estados, los especialistas llaman a vacunarse, a evitar los contactos no esenciales y a redoblar las medidas de seguridad. A mediados de febrero, este virus habrá dejado medio millón de fallecidos.

En los últimos siete días los Centros de Enfermedades Contagiosas (CDC por sus siglas en inglés) reportaron 290.983 nuevos contagios en California.

Desde hace dos semanas muchas morgues de hospitales de Los Ángeles están llenas, con forenses locales que utilizan camiones refrigerados para acomodar víctimas y algunos cementerios advierten de listas de espera de dos semanas

Algunas funerarias informaron de una escasez de ataúdes debido a la falta de madera.

La funeraria Boyd Funeral Home, una empresa familiar en Los Ángeles, se encuentra tan saturada que comenzó a rechazar clientes por primera vez en su historia, según contó la agencia de noticias AFP.Alrededor del 80% de los fallecidos que atravesaron las puertas de Boyd Funeral Home murieron a causa del virus.

Incluso está recibiendo llamadas de familias desesperadas de otros condados, a más de una hora en auto.

"El fin de semana anterior rechacé a 16 familias para las que no podía prestar servicios", dijo la propietaria Candy Boyd a AFP. Hasta el área destinada al descanso y almuerzo de los empleados debió ser utilizada como espacio para ataúdes.

"Hicimos los servicios, pero el cementerio está tan ocupado que tenemos que retenerlos aquí hasta que tengan tiempo de hacer el entierro", agregó Boyd.

Como gran parte del sur de Los Ángeles, en el vecindario de Westmont viven principalmente comunidades de clase trabajadora negra y latina, que residen en hogares densamente poblados.

Estas zonas se vieron particularmente afectadas por la pandemia, con tasas de mortalidad dos o tres veces más altas que las de las comunidades cercanas.

Desde el inicio de la pandemia en Estados Unidos al menos 23.760.080 dieron positivo al test de coronavirus y 395.851 personas contagiadas murieron, y todos los expertos pronostican que estas curvas no mejorarán en el corto plazo, aún con el cambio de Gobierno el próximo miércoles y la promesa del presidente electo, Joe Biden, de tomar medidas inmediatas para desacelerar la circulación del virus.

Además de imponer restricciones, Biden prometió que se administrarán 100 millones de dosis de vacunas contra la Covid-19 en sus primeros 100 días de Gobierno, un plan ambicioso dada la lentitud con la que empezó la campaña.

Sin embargo, el principal infectólogo del Gobierno, Anthony Fauci, aclaró este domingo en una entrevista con el canal de noticias NBC que ese objetivo "es absolutamente realizable".

"Lo que el presidente electo hará es lo que hay que hacer, que es invocar la Ley de Producción de Defensa para conseguir todas las cosas que necesita: pruebas, vacunas o lo que sea", explicó el experto sobre la ley, también utilizada por el presidente saliente Donald Trump para producir en masa y de manera urgente respiradores y otro material médico al principio de la pandemia.

"Su objetivo es completamente factible, no hay duda sobre eso. Se puede lograr", concluyó.



Con información de Télam / Agencias


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2186 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas