El imperio vengativo contraataca en Perú

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation 

http://www.strategic-culture.org

"/Existen indicios que Llosa, el fiel peón del imperio, está siendo preparado como el nuevo "anciano estadista" a quien se le confiará corregir a sus colegas que no se mantengan en línea/**/, /**/escribe Stephen Karganovic./*

No satisfecho con haber estafado a los ingenuos nativos en Ecuador para que eligieran a su candidato favorito a la presidencia (suponiendo que la elección fue limpia y que Dominion no tuvo nada que ver con el conteo de los votos) el imperio ahora está enfocando sus recursos para socavar y si es posible destruir políticamente al recientemente elegido gobierno de Pedro Castillo en Perú.

La insistencia de los pueblos indígenas en adquirir una semblanza de influencia política en Ecuador, Perú y Bolivia – países que han sido formados por los criollos locales luego del colapso del imperio colonialista español, donde los descendientes de los conquistados Incas todavía constituyen la mayoría decisiva de la población – resulta un anatema no solo para la clase dominante blanca sino también para sus protectores norteamericanos.

El equilibrio de poder entre el políticamente poco sofisticado campesinado nativo y sus experimentados señores criollos que ejercen efectivos mecanismos de control social desarrollados durante siglos de exitosa dominación minoritaria, está cambiando constantemente. Si la democracia social se define como un sistema donde los intereses de la mayoría son reconocidos y respetados, después de una supuesta derrota electoral de la Alianza Popular anclada en las políticas de Rafael Correa en Ecuador a comienzos de este año, ese país definitivamente ha regresado a un gobierno oligárquico. Bolivia, que por más de una década fue gobernada por el presidente populista, Evo Morales, fue brevemente reconquistada por la oligarquía el año 2019. Esta operación fue un grosero y descaradamente ilegal golpe de estado en el cual el rapaz barón norteamericano del robo, Elon Musk, jugó un papel preponderante.

https://www.strategic-culture.org/news/2020/08/02/the-privatization-of-global-chaos/

Pero, para sorpresa de muchos, el régimen golpista de Bolivia fue eventualmente derrotado en las urnas y un gobierno respetuoso de las tradiciones e intereses de la ciudadanía, para desolación de Washington, está otra vez en el poder.

Hasta la reciente elección de Castillo, Perú había sido gobernado o por una dictadura

militar reflejando en diferentes ocasiones ambos extremos del abanico político o por coaliciones civiles conservadoras en representación de los intereses de la enquistada oligarquía criolla. La mayor parte de la población, empobrecida o inhabilitada no jugaba ningún papel significativo en el gobierno de su país. Con la elección de Castillo – un profesor de escuela primaria de origen humilde pero de intensa dedicación a la compensación de todos los agravios históricos contra los pobres en gran mayoría de piel oscura, el equilibrio político en Perú ha cambiado drásticamente.

El presidente Pedro Castillo cuenta con la desagradable distinción de ser el actual blanco de la campaña por el regreso imperial a los Andes. La artillería pesada está siendo dirigida por el casi olvidado escritor Mario Vargas Llosa, recipiente el año 2010 del más devaluado Premio Nobel de Literatura y en el año 1990 candidato presidencial neoliberal que perdió en una segunda vuelta frente al delincuente Alberto Fujimori. La hija de Fujimori, Keiko, fue la candidata que Castillo derrotó en la elección presidencial del mes de junio de este año.

La razón por la predilección globalista imperial por Vargas Llosa como su porta estandarte en esta campaña de desprestigio se entiende con facilidad si recordamos su auto descripción que fue citada en un recorte de la revista The Atlántic …..

https://www.theatlantic.com/magazine/archive/1996/03/vargas-llosa-returns-to-its-peaks/376549/

hace algunas décadas: " Vargas Llosa se presentó como un campeón del la ilustración en un triste y obscuro país. Lo explica en sus memorias: Aunque yo nací en Perú ("Por causa de un accidente geográfico," como lo dijo el jefe del ejército peruano, general Nicolás de Bari Hermosa, creyendo estar insultándome) mi vocación es la de un cosmopolita y de un expatriado que siempre ha detestado los nacionalismos que a mí me golpean como una de las aberraciones humanas que ha causado grandes derramamientos de sangre."

Habiendo dicho eso, la detestable referencia despectiva del nacional peruano Castillo como un "profesor de segundo año de primaria,"

https://www.infobae.com/america/peru/2021/09/28/mario-vargas-llosa-sobre-pedro-castillo-es-un-profesor-de-segundo-de-primaria-no-tiene-idea-dondes-esta-parado/

desagradable juego de palabras queriendo decir "mediocre profesor primario" que "no tiene ideas y ni siquiera se da cuenta donde está parado" esto fue claramente lanzado dentro de un contexto de tensiones raciales propio de la sociedad peruana. Lamentablemente, Llosa con un más bien modesto caudal literario a su favor, carece de la objetividad auto crítica de un Somerset Maugham quien en un momento de candor, honestamente se describió como "un escritor de la primerísima fila del segundo nivel."

https://blogs.uav.cat/saramartinalegre/2021/05/01/%E2%80%908in-the-very-first-row-of-the-second-raters%E2%80%99-reading-w-somerset-maugham%E2%80%99s-of-human-bondage/

cualquier opinión que uno tenga sobre los talentos de Maugham, la humilde auto apreciación del escritor inglés de hecho le calza perfectamente a Llosa.

De manera previsible, el principal problema que emerge en la crítica ideológicamente neoliberal de Llosa al gobierno de Castillo, es el futuro de la industria minera del Perú, la cual alcanza al 15 por ciento del PIB y constituye alrededor del 60 por ciento de sus exportaciones. Obviamente, se trata de un atractivo botín para las empresas transnacionales y ellas son reacias a tolerar que campesinos "deplorables" y su presidente electo Pedro Castillo interfieran con sus ganancias. Similares puntos de contención han surgido en Ecuador con la exploración petrolífera que se realiza en terrenos habitados por la población nativa y respecto de la extracción y mercadeo del litio de Bolivia. Al resolver estas disputas a favor de los nativos, los presidentes Correa y Morales respectivamente, sellaron definitivamente sus destinos políticos.

Aparentemente, Castillo está asumiendo un enfoque similar hacia la industria minera del Perú cuando señaló que él vetaría los megaproyectos planteados por las empresas transnacionales extranjeras a menos que ellas consigan el apoyo de las poblaciones indígenas cuyo hábitat podría ser perjudicado por su implementación. De manera ominosa Castillo también ha invocado el concepto de la "utilidad social" como un criterio para aprobar futuros proyectos industriales mineros, filosofía retrógrada que a él no le agrada ni a su crítico neoliberal Llosa ni a las rapaces transnacionales que están ansiosas por extraer los recursos naturales del Perú y huir con las ganancias.

Concomitantemente con las críticas neoliberales de Llosa, el nuevo y claramente poco colaborador gobierno de Castillo está siendo objeto de una serie de emboscadas políticas diseñadas para que desvaríe. Se han diseminado insinuaciones que el verdadero poder detrás del trono de Castillo es un operativo político de nombre Vladimir Cerrón y que el "inepto" de Castillo solo sirve como fachada. Un senador alineado con el bloque oligárquico está denostando públicamente al primer ministro Guido Belido Ugarte….

https://www.infobae.com/america/per/2021/09/29/patricia-chirinos-sobre-guido-belido-el-presidente-castillo-deberia-sacarlo-su-propio-gabinete-se-burla-de-el/

aduciendo que él es incompetente y el hazmerreir de los miembros de su propio gabinete. La "aprobada" agencia de sondeos Ipsos, favorita del imperio profundo como propagadora de sondeos públicos y desinformación ha anunciado que el 61 por ciento de la población peruana cree que Castillo carece de capacidad de liderazgo.

https://www.infobae.com/america/peru/2021/09/29/61-de-peruanos-considera-que-pedro-castillo-no-tiene-capacidad-de-liderazgo-para-resolver-los-problemas-del-pais/

y que es incapaz de resolver los problemas del país. Esto hace que uno se pregunte si en realidad alguien votó por Castillo hace unos pocos meses atrás.

Existen también algunas insinuaciones que Llosa, el confiable peón del imperio, estaría siendo preparado como el nuevo "anciano estadista" de América Latina a quien se le encargaría castigar a los colegas que se desvíen y se salgan de la línea. El dudosamente elegido gobierno del Ecuador justamente la semana pasada condecoró a su pariente espiritual peruano con la Orden del Mérito de la Gran Cruz. Armado con tales vistosos galardones, Vargas Llosa lanzó otra de sus diatribas bastante más allá de los límites territoriales de su territorio andino contra el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, acusándolo de complotar su reelección por un segundo período presidencial. No se trataría de una especie muy velada contra López Obrador puesto que él ha estado en la mira del imperio durante algún tiempo.

Los estudiantes de historia de México saben muy bien que el intento de forjar otro período en el poder fue lo que provocó la caída del presidente Porfirio Díaz a comienzos del siglo veinte.

Queda por verse cuánto tiempo más Vargas Llosa estará haciendo el payaso, obedeciendo la voz de su patrón y lanzando piedras contra otros. Su nombre figura en la larga lista de "inversionistas" corruptos que fueron expulsados luego que reventó el escándalo de los Papeles de Pandora.

Nota.- Sus comentarios opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org

















 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 662 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter