Respuesta al profesor Gustavo Fernández Colón

El pasado martes 27 de Mayo del 2008, apareció publicado en los sitios Web APORREA y REBELION (www.aporrea.org y www.rebelión.org), un escrito firmado por Gustavo Fernández Colón (quien se desempeña como docente en la Universidad de Carabobo) y que tiene por título “Un Buda que lanza bombas en Irak” (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67940; http://www.aporrea.org/educacion/a57600.html ), en el cual hace uso de la libertad de pensamiento y expresión (como debe ser) y emite algunas opiniones y valoraciones personales acerca de la organización religiosa LAICA denominada Soka Gakkai Internacional, de la cual soy integrante y que agrupa a personas de todos los estratos sociales que practicamos el Budismo Japonés de Nichiren Daishonin. (Soka Gakkai Internacional www.sgispanish.org).

En el mismo artículo el Sr. Fernández Colón también emite opinión y valoración sobre el Dr. Daisaku Ikeda quien preside esta organización a escala internacional.

En mi condición de venezolano, y miembro de la SGI y SGIV (Soka Gakkai Internacional de Venezuela www.sgiv.org) desde 1976, hago uso de mi derecho a responder, a título personal, al escrito del Sr. Fernández Colón, con la finalidad de aclarar, a él y a la opinión pública usuaria de los sitios donde ha sido publicado, algunos conceptos equivocados y/o mal entendidos.

Antes de analizar el artículo, quiero destacar que no existe ninguna explicación aceptable, para que el Sr. Fernández Colón, deba apoyarse en expresiones y palabras descalificadoras, para expresar su desacuerdo o disgusto con algo. Se puede disentir sin ofender ni descalificar.

Para iniciar, el Sr Fernández Colon afirma refiriéndose a la publicación del libro "Por la Paz, Siete Caminos hacia la Armonía Global" del Dr. Daisaku Ikeda, presidente de la Soka Gakkai Internacional. …”Lo más llamativo del artículo no es la noticia de que un libro de espiritualidad de pacotilla como el mencionado se publique ni que Emeterio Gómez lo alabe, puesto que ya son ampliamente conocidos sus malos gustos esotéricos. Lo más relevante de su nota es el hecho de que el texto haya sido "bellamente editado por las Ediciones de la Biblioteca de la Universidad Central de Venezuela". Lo que a fin de cuentas tampoco nos sorprende, puesto que hace tiempo que nuestras universidades autónomas se han convertido en meras cajas de resonancia de la pseudo-ciencia neoliberal y las fórmulas baratas para la felicidad de la literatura de autoayuda.”

Con todo respeto al profesor, destaco su ligereza al afirmar que el libro "Por la Paz, Siete Caminos hacia la Armonía Global", es “un libro de espiritualidad de pacotilla”. Lamento profundamente, y con indignación, que un profesor, un investigador, un académico, se exprese así de un libro que aporta ideas y soluciones reales, en el establecimiento de una verdadera Paz., al alcance de todos. (por cierto es más lamentable, cuando con seguridad, no había leído el libro al escribir el artículo, pues no estaba aún al alcance del público). Y reafirmo que aunque se sostengan diferencias, no se tiene que ser descalificador en el lenguaje.

Me pregunto a mí mismo si la expresión “espiritualidad de pacotilla” puede aplicarse a un libro que promueve la reflexión: No puede ser pacotilla, la creación intelectual de un ser humano, dirigida a promover en otros preguntas y temas como los del libro, y que cito aquí, tomados del índice del mismo: ¿Es posible la paz?, El camino del dominio de sí mismo, El camino del diálogo y la tolerancia, El camino de la comunidad, El camino de la cultura, El camino de las naciones, El camino de la conciencia global, El camino del desarme.

He buscado e investigado en la Internet, si existe algún método que permita hacer una taxonomía de las espiritualidades y concluir que determinada espiritualidad es del tipo “pacotilla” pero no he tenido éxito.

En el mismo párrafo antes mencionado por el profesor, igualmente da a entender que la aparición del libro está enmarcada en que…“nuestras universidades autónomas se han convertido en meras cajas de resonancia de la pseudo-ciencia neoliberal y las fórmulas baratas para la felicidad de la literatura de autoayuda.”. No discutiré aquí de Política o sobre las Universidades, pues no es mi motivo ni intención, pero si discutiré el que de forma ligera, se descalifique al libro "Por la Paz, Siete Caminos hacia la Armonía Global", como…“fórmulas baratas para la felicidad de la literatura de auto-ayuda” Tiene razón Fernández Colón en que la fórmula para la Paz, no es barata, pues exige de cada uno de nosotros reconocernos como parte del otro, respetando y tolerando activamente las diferencias, pero muestra su equivocación y desconocimiento, cuando tilda de literatura de autoayuda a la obra de Daisaku Ikeda. Cualquier académico e investigador al leer la obra de Daisaku Ikeda, reconocerá de inmediato y de forma objetiva, que los escritos de Ikeda no califican como literatura de autoayuda y no tienen tendencia política alguna. La definición dada por Wikipedia no permite que alguien confunda tales términos. (http://es.wikipedia.org/wiki/Autoayuda) y llegue a esa conclusión.

Sería extender en demasía mi respuesta, detallar aquí el Curriculum Vitae del Dr. Daisaku Ikeda, quien por cierto recibió en 1983 el Premio de la Paz de la ONU, como reconocimiento a sus valiosas contribuciones, esfuerzos y diálogos por la Paz del Mundo. Cada 26 de enero, desde 1983, el Dr Ikeda, ha redactado y entregado, Propuestas de Paz a la ONU. Si desea conocer el detalle del CV de Ikeda puede visitar el sitio Web en inglés http://www.daisakuikeda.org/index.php?mid=profile&sub=cv

Otro elemento mencionado por el señor Fernández Colón, y del que disiento es donde afirma:…” Pero, ¿quién es este "gurú" tan admirado por Emeterio Gómez y todo un rebaño de incautos universitarios? Daisaku Ikeda es un hábil predicador y político japonés que se autopromociona como benefactor de la humanidad y defensor de la paz mundial. A través de recurrentes campañas publicitarias, realizadas en diversos países con el patrocinio de empresas privadas, organismos públicos e instituciones universitarias, su organización se ha dado a la tarea de vender su imagen como la de un filósofo, pedagogo y maestro espiritual comparable a figuras de la talla moral de Mahatma Gandhi y Martín Luther King.

Al respecto del párrafo anterior, deseo responder que nuevamente el verbo descalificador del profesor se hace presente, pero esta vez agravado por el desconocimiento de la ética del investigador. He sabido que el profesor se basó en fuentes como el periódico New York Times y la Revista Times, para hacer esta aseveración, pero no logró reconocer que estaba haciéndose eco de infundios, es decir, publicaciones que no aportaron pruebas ni hechos concretos que respaldaran inequívocamente lo que dicen. Es más, esas fuentes son artículos de los años 1995 (Time) y 1999 (NYT), y fueron desmentidas legalmente en su oportunidad. Invito al profesor a que realice una seria y profunda investigación, totalmente independiente de posiciones pre-concebidas, sobre lo que dicen investigadores renombrados e independientes y concluirá como lo han hecho estos investigadores, que la SG, la SGI y el Dr Daisaku Ikeda, han sido victimas de una política informativa goebbeliana, muy de moda hoy día por cierto.

De igual forma, para no extenderme más en este punto, invito a visitar el Web http://www.sokaissues.info/ el cual contiene una excelente explicación e información, de algunas de las sentencias ganadas FIRMEMENTE por la SGI en varias cortes judiciales, contra alegatos como los descritos en el artículo del profesor. Igualmente esclarece los factores que están detrás de la controversial reputación de la Soka Gakkai en Japón, y la ocasional cobertura negativa y engañosa en medios de comunicación.

Debo señalar al profesor, que ni mi persona, ni los 12 millones de ciudadanos del mundo, que formamos parte de la SGI, somos rebaño de incautos, sean universitarios o no. Ese tono descalificador, para referirse a alguien que sigue a otra persona de la cual se difiere, es evidente que es ofensiva y que no resistiría la lupa, del escrutinio de las vivencias e historias de miles de venezolanos que formamos esta organización.

Acerca de la mención de Mahatma Ghandi y Martin Luther King, le informo al profesor que la Exposición "Gandhi, King e Ikeda: Un Legado en la Construcción de la Paz", no es de la SGI. Esta exposición fue diseñada y realizada por la Capilla Internacional "Martin Luther King Jr." de la Universidad MoreHouse, Atlanta, Georgia, Alma Mater del Dr. King. El Decano de esta capilla, el Dr. Lawrence Carter, manifestó que la intención al vincular a estos tres personajes de distintas culturas, de distintas religiones, que vivieron en distintas épocas, fue mostrar cómo tres personas que provinieron de hogares humildes, ciudadanos comunes, vencieron sus temores y lucharon con métodos pacíficos para reivindicar al ser humano y producir cambios ansiados en sus respectivas sociedades; cambios que en el imaginario común se consideran sólo alcanzables mediante el uso de la violencia.

Fernández Colón, en un afán desconocido, afirma que: En realidad, Ikeda es el fundador y líder de la secta budista japonesa Soka Gakkai, hoy extendida a numerosos países del mundo (incluyendo a Venezuela) y fuertemente asentada, en el continente americano, en Estados Unidos y Panamá. Esta organización es la plataforma ideológica y religiosa de un movimiento fundamentalista ligado a poderosos intereses empresariales, cuyo brazo político en Japón es el Partido Nuevo Komeito. El Nuevo Komeito ha llegado a convertirse, en años recientes, en el tercer partido político de Japón y ha formado parte del gobierno nipón en alianza con el también derechista Partido Liberal Democrático, que controla el país desde 1955. A pesar de proclamar a los cuatro vientos una supuesta filosofía pacifista, el Nuevo Komeito apoyó la participación de Japón en la ocupación militar de Irak promovida por los Estados Unidos. En sus inicios, en la década de los sesenta, el Komeito se publicitó como un partido de centro-izquierda; sin embargo, su actuación pública ha sido la típica de un partido fundamentalista de extrema derecha. De acuerdo con el diario New York Times (1999, Noviembre 14), tanto la secta Soka Gakkai como su brazo político el partido Komeito, han sido acusados en reiteradas oportunidades por tráfico de influencias para el otorgamiento de contratos gubernamentales a sus partidarios, quema de templos de sectas rivales budistas y shintoístas, persecución y espionaje telefónico contra miembros del Partido Comunista Japonés y sabotaje a la distribución de los libros donde sus detractores han intentado denunciar sus abusos. Además, Daisaku Ikeda se ha visto envuelto en varios escándalos financieros, como el caso del millonario "donativo" recibido de manos de la empresa Mitsubishi para financiar sus labores de lobby "espiritual" ante el gobierno de Gorbachov; y ha sido objeto de denuncias por el abuso sexual de jovencitas reclutadas por su secta.

Referente al extenso, repetido y craso error cometido por el profesor, al hacerse eco de las mentiras expuestas en el párrafo anterior, debo señalar que todas esas acusaciones han sido igualmente desmentidas y comprobadas su falsedad, mediante acciones legales. Incluso la revista Forbes en el año 2004, debió publicar un derecho doble a réplica, pues cometió el mismo error de ligereza informativa del profesor Colón.

La Soka Gakkai no es considerada secta sino NMR, Nuevo Movimiento Religioso, según la nueva concepción diferenciadora de cultos utilizada http://es.wikipedia.org/wiki/Nuevos_movimientos_religiosos . Investigadores latinos como Román Alves Pereira de Brasil. http://www.iias.nl/nl/47/IIAS_NL47_0809.pdf y http://ieas.berkeley.edu/publications/jrm15.html , o Silvia Ogura de Argentina http://ceaa.colmex.mx/aladaa/imagesmemoria/silviaogura.pdf , así lo afirman. En el caso de Venezuela, le informo al profesor que somos una Asociación debidamente inscrita en la Dirección de Cultos del Ministerio para el Poder Popular del Interior y Justicia, en el Seniat, en la Alcaldía de Chacao, y hasta nuestro periódico interno Seikyo Criollo, tiene desde hace muchos años asignado su IBN de la Biblioteca Nacional. No hay nada que ocultar. Sugiero leer y revisar el Libro “A Public Betrayed” de Adam Gamble y Takesato Watanabe (2004. http://books.google.co.ve/books?id=gKUUuK0ym_oC&q=Daisaku+Ikeda&dq=a+public+betrayed&source=gbs_keywords_r&hl=es ) Este libro reseña como una revista japonesa reconoce su participación en el montaje de un caso ficticio de abuso por parte del Dr. Ikeda.

Acerca del Partido Komeito (partido del gobierno limpio), es posible que el profesor, debido al uso de información obsoleta y/o contaminada, desconozca que, si bien es cierto que el Partido fue establecido por el Dr. Daisaku Ikeda en 1964 http://www.daisakuikeda.org/index.php?mid=profile&dimchar=normal&sub=bio&sec=bio-10 , http://www.komei.or.jp/en/about/view.html , que recibe soporte de votos de los miembros (más no financiero ni de lineamientos) también es cierto que en 1970 se estableció una separación e independencia total entre ambas organizaciones, al punto que nadie del partido puede tener responsabilidades en la Soka Gakkai e incluso los políticos se abstienen de asistir a reuniones. El Komeito, es desde noviembre de 1998 un nuevo Partido, denominado El Nuevo Komeito. En sus filas militan políticos que profesan la religión budista, pero cuya profesión principal de vida es ser políticos. Así como han sido abundantes el uso negativo y oportunista, en los medios de comunicación, de esta relación entre ambas organizaciones, también son abundantes las evidencias destacando el aspecto independiente de sus miembros, con respecto a la Soka Gakkai. Incluso en el hecho mencionado por el profesor, donde se hace una manipulación del vínculo de respaldo, queriendo hacer ver que la Soka Gakkai apoyó el envío de tropas, hay evidencias de los listados de firmas de mas de 2.000 miembros, que fueron recogidas en Japón, para solicitar a los independientes políticos del Nuevo Komeito, que no apoyaran la moción del Primer Ministro de enviar Tropas No Armadas a Irak. Aunque no iban a matar, iban a una guerra y eso ya es un atentado contra la dignidad de la vida y está contra los principios de la Soka Gakkai. http://www.rickross.com/reference/gakkai/gakkai20.html

Al final, la Dieta Japonesa (equivalente a asamblea o congreso) envió en labores de apoyo humanitario a unos 1.000 soldados ingenieros y similares, para trabajar en las tareas de reconstrucción física. El Partido es responsable de sus decisiones y en ellas nada tiene que ver la Soka Gakkai.

Quiero terminar refutando la afirmación del profesor que sigue a continuación: Casos como los mencionados nos llevan a preguntarnos: ¿Qué sucede con las "clases educadas" de la sociedad venezolana que instituciones públicas de tanta trascendencia cultural como las Universidades Autónomas y el Ministerio de Educación han llegado a convertirse en canales de promoción de la ideología de organizaciones de lavado de cerebros como la Soka Gakkai o la Cienciología? ¿Será que tanto en las instituciones dirigidas por la oposición como en las controladas por el gobierno revolucionario han logrado arraigarse tan profundamente los tentáculos ideológicos de la más retorcida derecha internacional? ¿O es que nuestras autoridades académicas y gubernamentales no están conscientes de que estas pseudo-religiones de la nueva era, con sus recetas engañosas de felicidad individual, no son otra cosa que el software mental diseñado por el capitalismo globalizado para anestesiar la voluntad de los pueblos y convertirlos en consumidores apáticos y robotizados?

Al profesor Fernández Colón, por este medio me pongo a sus órdenes para que demuestre al público lector, que durante mis 31 años que tengo practicando el Budismo en la SGIV, me han lavado el cerebro, pues esa es su “calificada” opinión (sin una sola evidencia real) de lo que hace esta organización en Venezuela. Sin olvidar la interesante y ligera interpretación de que la Soka Gakkai es representante de “la más retorcida derecha internacional”. Nuevamente, el descalificador lenguaje, le hace afirmar que nosotros somos parte del…“software mental diseñado por el capitalismo globalizado para anestesiar la voluntad de los pueblos”…

Como no pretendo politizar el debate, solo deseo hacer una invitación al profesor para que converse con nuestros amigos practicantes de este budismo, en todas las regiones del país, acerca de lo anestesiada que ha estado la voluntad de ellos cuando han enfrentado problemas y circunstancias de desempleo, enfermedad, relaciones humanas, hambre, muerte, etc. En fin, los sufrimientos que enfrenta todo ser humano. El profesor y yo no somos excepciones.

Deseo regalarle un pensamiento del Dr Daisaku Ikeda que expresa la lucha diaria que nos anima a quienes practicamos este budismo, y decida por sí mismo si eso lava el cerebro y anestesia la voluntad:

"Si cambia el corazón, cambia la acción; si cambia la acción, cambia el medio ambiente, si cambia el medio ambiente, cambia la personalidad si cambia la personalidad, cambia la vida cotidiana. Si hay rectitud, habrá belleza en el corazón; Si hay belleza en el corazón, habrá armonía de hogar; Si hay armonía de hogar, habrá orden en la nación, Si hay orden en la nación, habrá paz en el mundo; Depende de mí"

Daisaku Ikeda

 


rdelrio@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6434 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter