¿Qué se ha dicho de la gestión directa y democrática?

• Que mas de 70 empresas que se han expropiado han pasado a control obrero y han fracasado.
• Que son miserables todos aquellos quienes piensen que la Clase Trabajadora tiene capacidad de dirección.
• No hay preparación para dirigir los proceso sociales de las entidades publicas.

La Clase Trabajadora en la revolución ha sido menospreciada y hoy, atropellada en el momento en que se le da mayor prioridad al resguardo del amiguismo institucional sobre el cumplimiento del entramado legal que prioriza al débil jurídico como lo es la trabajadora y el trabajador en base a la Constitución de la Republica y la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores.

Ud. dirá ¿Pero no ha sido en REVOLUCION que se ha reivindicado más a la Clase Trabajadora? Sí, es cierto, no ha existido en nuestro país un hecho político que reconozca más a nuestro complejo universo como lo es nuestro proceso de inclusión al capitalismo en Venezuela, sin embargo, es necesario recalcar que luego del manifiesto de Hugo Chávez en función de construir el socialismo bolivariano, y que fue ratificado al momento de obtener la victoria del 2012 con una mayoría aplastante, es justo reconocer que ha sido la LOTTT y la LOPCYMAT las leyes más violentadas por los patronos institucionales del gobierno nacional, y es que estos, no comprenden el valor de la transición de las formas de gestión actual, del poder constituido, en una participación mayor del poder constituyente, es por ello que la denigración a la Clase se da, en el preciso momento en que se devela la miseria de quienes conocieron la fortaleza que existe en las leyes del poder popular que permea a la Clase Trabajadora de herramientas que le permiten asumir de forma directa las direcciones de las entidades de trabajo y dejar de lado aquellos ejercicios representativos que han sido ejercidos hasta el dia de hoy, equivocándose sin cuartel y dejando en evidencia que de existir errores profundos en nuestro proceso revolucionario, han sido cometidos bajo las formas de gestión existentes actualmente donde se prevé las practicas nepotistas, amiguistas y ampliamente neoliberales.

Nuestra Clase entiende hoy que su integridad y valor en la historia venezolana se ha ganado por las fuerzas en función de aumentar el respeto mas que las propias reivindicaciones materiales. Pero, ¿Por qué se violentan leyes del poder popular? Pues simplemente porque no se quieren perder las comodidades del poder constituido del estado burgués que otorga “posiciones” donde influye mayor relevancia de forma inconsulta sin debate alguno. Se han tomado entidades de trabajo que nunca han pasado de forma efectiva a las manos de la Clase Trabajadora, en muchos de los casos, las entidades son tomadas por designaciones políticas para ser dirigidas por fuerzas partidistas del Partido Socialista Unido de Venezuela o en sus mayores expresiones, participantes del cuerpo castrense de nuestra FANB, quienes han administrado de forma inadecuada los conglomerados productivos, negando la participación de las mayorías, dejando como resultado el desbarajuste operativo, pero no se ha permitido que la clase trabajadora asuma la dirección y mucho menos, se estimule de forma transitoria a sus participantes a atreverse a asumir de forma directa en sus casas de trabajo.

Desmeritar psicológicamente a la Clase es un paso importante para dividir a las trabajadoras y trabajadores por parte de la patronal, hacer creer que se es “brutx, ineptx, inservible, insuficiente” entre otros términos que se le signan a quienes mantienen más de cinco a seis años participando de forma activa en los proceso sociales de sus entidades de trabajo, y que “tiene capacidad plena” frente a una persona que es recién nombrada y que pisotea a las mayorías llegando a los espacios de trabajo “con su equipo de trabajo” que no son más que los “conchupancios” que se prestan para desvirtuar por completo las complejidades del Estado Burgués y sus facilidades al momento de doblarse para no partirse, permitiendo saquear de flagrantemente los recursos y potencialidades de las entidades de trabajo, somentiendolas a un desangramiento que puede terminar concluyendo la participación de las mayorias.

La práctica social nos llama a tomar las banderas de la producción, la diversificación, el encadenamiento productivo, el nacimiento de nuevas entidades de trabajo de inversiones mixtas con el fin de satisfacer las necesidades intelectuales, sociales y materiales de la sociedad desde la visión integral de relacionamiento pleno en función de sostener la Patria desde los principios de sustentabilidad con ejercicios soberanos desde el poder economicopolitico, dar el valor correspondiente a las leyes del poder popular pujando hacia la toma de los espacios de dirección que permita tener la vinculación necesaria y plena con el Gobierno nacional como parte de los ensayos para la transformación de la gestión del estado burgués, con la participación de las mayorías, pero sin quitar el financiamiento como se concibe desde las formas representativas o desprender de forma directa el suministro presupuestario desde el gobierno nacional como si no existieran los procesos transitorios en este complejo sistema capitalista donde paralelamente nos encontramos elevando propuestas concretas de un nuevo hecho de relacionamiento social llamado socialismo.

Es por esto que, desde la Corporación de Servicios del Distrito Capital, con toda la capacidad de dirección y gestión social de nuestra entidad de trabajo con sus compuestos gerenciales, levanta las banderas de respeto a las normas legales que ha impulsado la revolución bolivariana, desde las bases fundamentales de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela donde se impulsa la participación de la Clase Trabajadora como sujeto histórico de la revolución bolivariana del siglo veintiuno para una planificación popular, de gestión directa en las comunidades donde habita y aplica el proceso social de trabajo nuestra población, solicita LA GESTION DIRECTA Y DEMOCRATICA PARA LA GARANTIA DEL PROCESO SOCIAL DE TRABAJO DESDE LA ENTIDAD permitiendo su consistencia en el tiempo y el cumplimiento del valor social que nos impregna, para ello es fundamental, el reconcomiendo de los procesos sociales desde el hecho empírico como el teórico y su valor en la consistencia ideológica de lo público para lo público, alejando las prácticas de esclavismo moderno entorno al dinero y los vacíos teóricos que no permiten inventar en la construcción de nuestro propio modelo de relación politicoeconomico, propuestas concretas de avance sustancial para la soberanía de los servicios en el distrito capital con miras perfiladas hacia una organización del poder nacional desde las ciencias aplicadas al trabajo, y el trabajo como un hecho científico que permite desarrollar la formación como un proceso integral desde el trabajo aplicado.

POR LA DIGNIDAD DE LA CLASE TRABAJORA.
VAMOS POR LA GESTION DIGNA EN SOCIALISMO. LA DIRECTA Y PARTICIPATIVA, LA MAS DEMOCRATICA.

MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO DEL PROCESO SOCIAL DE TRABAJO.

luiscarrero235@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2647 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N Y ab = '0' /endogeno/a229396.htmlCd0NV CAC = Y co = US