Cuando los rectores universitarios escupen hacia arriba

Hace una semana algunos estudiantes chavistas ocuparon el edificio del rectorado de la Universidad de Oriente, en Cumaná. En rigor, no fue a la fuerza; sencillamente avanzaron en horas nocturnas y se asentaron en las instalaciones para llamar la atención exigiendo la rendición de cuentas sobre el manejo de recursos asignados a la UDO, con especial énfasis en las providencias estudiantiles, además de reclamar elecciones para renovar Rector o Rectora y el resto del Consejo Universitario. Para eso grabaron cortos videos en los que se observa cómo deponen un cuadro con la imagen de la Rectora Milena Bravo de Romero, pintado a mano, encargado a algún artista de España, según lo relatado por el vocero que toma la palabra, y en su lugar coloca el de Hugo Chávez,aduciendo que es el primer venezolano en reivindicar el derecho al estudio universitario. Aprovechan, además, de imitar las acciones de Ramos Allup cuando sacó de la Asamblea Nacional los cuadros gigantes de Chávez, pero sin ser tan ofensivos. A partir de estos hechos hemos visto y oído muchas cosas, de lo que una buena parte luce incongruente entre los defensores de las autoridades de la UDO. A continuación, algunas cosas que hacen el "mar de fondo":

  1. La máxima autoridad de una universidad no es el rector o rectora, sino el Consejo Universitario. Se trata de un co-gobierno, figura que se trata de ocultar y olvidar a como de lugar. Al respecto, resulta interesante de observar que el comunicado del "Consejo Universitario" de la UDO que desconoce a Nicolás Maduro como Jefe del Poder Ejecutivo de la Nación y en lugar coloca a Guaidó, está firmado sólo por Milena Bravo y el Secretario, lo que hace énfasis en que la "Máxima autoridad" de la UDO es la rectora y no el Consejo Universitario en pleno. Ya que desconocen la Ley Orgánica de Educación de 2009, que recoge las ideas de la Renovación Universitaria de 1969 y el espíritu de la Constitución de 1999, al menos Milena Bravo debería permitir que en su interpretación antigua de la Ley de Universidades, participaran en las decisiones los representantes estudiantiles y los decanos de las facultades. Así que la primera persona que desconoce la Autonomía universitaria es Milena Bravo.

  2. Más de 40 organizaciones de la sociedad civil, según reseñan algunos medios como Efecto Cocuyo, suscribieron un comunicado que condena la ocupación del Rectorado de la UDO. Lo risible es que exigen al MPPEU "restituir la posesión del edificio perteneciente al rectorado a la Dra. Milena Bravo, en su condición de legítima rectora y máxima autoridad de la Universidad de Oriente". A veces uno no puede con esto... Resulta que Milena Bravo es la legítima poseedora del edificio del rectorado, definición más importante que su condición de rectora; además de ignorar a la máxima autoridad, que es el Consejo Universitario (por cierto, parece una figura ausente, un papel que nadie ocupa en esa universidad). No culpemos a la sociedad civil de no saber que el MPPEU no tiene como papel restituir posesiones, sino dictar políticas nacionales como órgano rector en materia universitaria.

  3. También esa Sociedad Civil exige a las autoridades correspondientes (suponemos que se refieren al MPPEU, aunque no lo dicen), "investigar y sancionar a los responsables de posibles daños a las instalaciones de la UDO ocasionadas por esta situación irregular". Tampoco culpemos a la sociedad civil por ignorar que eso corresponde a las autoridades universitarias, pues los acupantes son sus estudiantes. Se deduce de lo anterior, que por tratarse de personas chavistas están suspendidas de su condición de estudiantes, y particularmente de su condición de udistas, por lo que las autoridades se lavan las manos al respecto de arrostrar el diálogo procedente, por muy largo y difícil que sea. Pudieran tomar un curso con Nicolás Maduro en materia de resitencia de asedio y negociación en crisis, en vez de asumir el papel de princesas ofendidas.

  4. Un cúmulo de ignoracia supina se puede leer en las declaraciones de Tirso González, dirigente de la Asociación de Profesores de la UDO, quien dijo que "la comunidad universitaria exige el cese de la ocupación porque viola la autonomía universitaria y el derecho a la educación libre y plural de miles de estudiantes". De verdad impresiona creer que unos estudiantes estén violando la autonomía de la universidad, porque no están en el ejercicio de funciones de gobierno; sobre todo llama la atención que unos jóvenes que pierden su derecho a ser estudiantes y udistas por el sólo hecho de ser chavistas, estén violando el derecho a la "educación libre y plural" si su corriente de pensamiento está condenada per se. Y esto es independiente de su acción, legítima o no, de estar ocupando el edifico del Rectorado.

  5. Resulta extraño que la rectora de la UDO tenga que esperar la solución del problema de manos del gobierno que desconoce, una vez que esperó a que llegara la Viceministra para el Bien Vivir Estudiantil se presentara a conversar con los tomistas. Es absolutamente contradictorio que Milena Bravo, extrema defensora de la autonomía universitaria, haya solicitado a los organismos competentes que intervengan para salvaguardar la integridad de quienes laboran en el rectorado y de la instalación universitaria, "pero hasta ahora ni el gobierno municipal ni el regional ... han hecho nada". Como dice un buen amigo mío, "¡Me meo!", pero de la risa. Pareciera que para Milena Bravo todo esto se trata, no de un problema universitario, sino de acabar con una plaga de zancudos, ratones o gatos, para lo cual basta que entren las autoridades competentes (porque ella aduce subrepticiamente que no lo es) en materia de salud ambiental y resuelvan el problema.

  6. La ausencia de reflexión permanente entre los estudiantes de la UDO, hace que protesten por "el restablecimiento de la autonomía", que está herida de muerte en el edifico del rectorado en Cumaná, y por eso ellos no asisten a clases en Anzoátegui, Monagas, Bolívar y Nueva Esparta.

  7. La más reciente de las corrientes entre las protestas estudiantiles, que llegó en refuerzo desde la UCV, La UC y otras universidades con representantes estudiantiles derechistas, es que los tomistas son "usurpadores". Uno se pregunta dónde están estos muchachos dirigentes a la hora de clases, porque en los salones no parece ser. Cuál de esos estudiantes chavistas se autoproclamó Rector de la UDO?

  8. En la marcha del 1° de mayo, a la que asistió Milena Bravo en condición de convocada "por el Presidente Juan Guaidó, aseguró que estaba "dispuesta a dialogar sobre temas universitarios y no sobre temas políticos, como otros pretenden". La nota de prensa resalta palabras de la rectora: "la UDO (...) es patrimonio de la nación y no está al servicio de ningún gobierno". De verdad... no es fácil...

¡¡N O V O L V E R Á N!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 749 veces.



Carolina Villegas

Investigadora. Especialista en educación universitaria

 saracolinavilleg@gmail.com

Visite el perfil de Carolina Villegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a278624.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO