Corralito con 2 conos monetarios

Dentro del menor tiempo posible, con la mayor brevedad, desde mediados del año pasado, desde que se aprobó el nuevo cono monetario, el Banco Central de Venezuela (?), en cuya presidencia , y crisis comercial inducida, ya van 2 (dos presidentes), les ha aprobado a la banca privada varios incrementos sustanciales de sus tarifas y, muy antagónicamente, es esa misma banca la que impertérrita sigue en sus trece, y lejos de mejorar sus servicios, los ha deteriorado, ante la mirada bizca y apagada mirada de Sudeban y del propio BCV.

Pensamos que ambos presidentes, aun actuando con la mejor buena fe, pero ignorando las características capitalistas de dicha banca, han creído que mediante ese empobrecimiento para millones de usuarios[1] y el correspondiente mayor enriquecimiento de esa banca, estas va a mejorar sus servicios.

Vemos con preocupación el pobre conocimiento que de las relaciones capitalistas se alberga todavía en Venezuela, y que evoca las conductas de los de la 4ta. República, pero con la diferencia de que estas últimas eran conscientes, y las de la presenta República deberían ser diferentes.

EL segundo aumento de esos servicios bancarias data de semanas, mientas tanto la banca sigue sin renovar sus máquinas dispensadoras de billetes y adquirir las dispensadoras de monedas, a pesar de que ahora dispone de dos (2) conos monetarios, pero cada vez que el Ejecutivo prorroga incesantemente la monetización del Billete de 100, la banca los recicla y se niega a poner en circulación el nuevo circulante.

Una de dos: el BCV no ha cumplido con el oportuno suministro de las nuevas monedas y billetes, y sus razones tendrá, o la banca sigue siendo auténticamente soberana.

Hoy, (domingo 23 corrientes) por ejemplo, los cajeros automáticos en Valencia no les sirven sino a sus clientes, y otros ni a estos ni a los de del resto de la red. Los pagos a servicios púbicos están restringidos-ignoramos si por culpa funcional o política de Cantv).

Es notoria la antimediática que silencia lo qué pasa con el nuevo cono en las actuales circunstancias cuando, por ejemplo: mientras más tarde el BCV en obligar el uso único del nuevo cono, más estarán subiendo los precios (¿?) y ese mismo BCV no dudamos que les vuelva a reconocer nuevos incrementos tarifarios, ignorando que para la banca no es rentable pagar con los nuevos billetes frente al billete de 100 por aquello del cobro a destajo: tantos cargos como retiros individuales que hagan "clic" en los cajeros automáticos, como si se tratara de precios en lugar de tarifas..

P. D.: Hablando de monedas, es frecuente decir: "Pago con la misma moneda". Podría decirse: Lo hice en la misma moneda, porque, además del barbarismo, la primera frase es también abiertamente draconiana.


[1] Más de tres millones de pensionados (> de 3 MM), y cientos de miles de docentes y burócratas en general.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1202 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: