Expertos de la ONU piden juzgar a militares de Myanmar por genocidio a los rohinyas

Credito: Web

27-08-18.-Expertos de la ONU pidieron este lunes en un informe que varios militares de Myanmar sean juzgados por crímenes contra la humanidad y consideran que en el estado de Rajine, de donde fueron expulsados cientos de miles de rohinyas, hay incluso indicios de genocidio.

Soldados birmanos llevaron a cabo asesinatos, violaciones en masa, esclavización, violencia contra niños y quemaron pueblos enteros, señala la Misión Internacional Independiente de la ONU para establecer los hechos en Myanmar, destacó DPA.

Estas actuaciones, que se remontan hasta 2011, equivalen "indudablemente a los crímenes más graves bajo la legislación internacional", apunta el informe. "Las necesidades militares nunca justificarían los asesinatos indiscriminados, las violaciones en grupo de mujeres, atacar a niños y quemar poblaciones enteras", denuncia.

Los expertos piden que un tribunal internacional juzgue al poderoso comandante en jefe del Ejército, Min Aung Hlaing, y a otros cinco comandantes. El Ejército de Myanmar, entregó el poder tras las elecciones de 2011 pero en realidad sigue ocupando cargos importantes en el Gobierno y no está sometido al control civil del Ejecutivo del país del sudeste asiático.

Los expertos también critican a la jefa "de facto" del Gobierno, la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, por no haber utilizado su autoridad moral para evitar esos crímenes.

La política ha recibido numerosas críticas desde que hace un año casi 700.000 miembros de la minoría musulmana rohinya huyeron a la vecina Bangladesh debido a la fuerte represión del Ejército en el estado de Rajine, en el suroeste del país. Las fuerzas de seguridad respondieron entonces a un ataque de insurgentes rohinya contra puestos policiales y del Ejército en Rajine.

Pero según el informe de la ONU, esa respuesta del Ejército fue "brutal y extremadamente desproporcionada". Los rohinya forman una minoría étnica en Myanmar, de mayoría budista. En 1982 se les retiró la nacionalidad birmana y son perseguidos desde hace décadas en Rajine, donde vive la mayoría.

El Ejército, las autoridades y la población se refieren a ellos como "bengalíes". Con ello quieren dar a entender que proceden de la vecina Bangladesh, aunque muchos de ellos llegaron a Myanmar en el siglo XIX y viven allí desde hace generaciones.

Tras la presentación del informe de la ONU, Facebook bloqueó la cuenta de Min Aung Hlaing y otras 17 personas, así como 52 páginas de su red social y una cuenta de Instagram, con un total de casi 12 millones de seguidores en conjunto. Los expertos de Naciones Unidas criticaron con dureza la difusión de comentarios de odio en las redes sociales que abonan el terreno para la persecución de los rohinyas.

"La comisión de la ONU hizo lo que nadie se había atrevido a hacer en Myanmar, incluida Suu Kyi y el Gobierno civil: acusar al comandante en jefe, Min AuHlaing, y a sus principales generales de los peores crímenes contra los derechos humanos", dijo Phil Robertson, de Human Rights Watch.

"Nosotros no somos un tribunal", subrayó el abogado australiano por los derechos humanos Christopher Sidoti, uno de los tres responsables de la comisión de investigación. "No anulamos la presunción de inocencia. Pero encontramos suficientes pruebas de indicios de un genocidio como para recomendar investigaciones y acusaciones ante un tribunal", señaló.

Myanmar no permitió la entrada a los expertos de la ONU pero estos hablaron con 875 testigos y víctimas y analizaron documentos, imágenes de satélite y fotografías.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2044 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/n330473.htmlCd0NV CAC = Y co = US